jueves, 7 de diciembre de 2017

CINTA DE LOMO MECHADO

Ya nos queda bien poco para disfrutar de los días festivos de esta Navidad en familia y amigos...
todos andamos ya buscando y comprando los preparativos para las comidas y cenas de estos días...
Como todos vosotros ya tengo en mente lo que voy a preparar, y como siempre... son numerosos los platos que elaboramos y que al final nos queda cantidad de ellos sin comer... por lo menos en mi caso.
Lo bueno de ello, es que al día siguiente tenemos resuelta la comida....
Entre todos los platos que preparamos sin duda no pueden faltar una ensalada o cóctel, los aperitivos, que me encantan, y será que como es lo primero que ponemos en la mesa, me sientan estupendamente, también en estos días contamos en nuestro menú navideño, de un plato de carne o de pescado, y por supuesto de un postre y los típicos dulces navideños...
sin duda un menú muy...pero que muy completo y que no hay cuerpo que pueda con todo.
La propuesta que os dejo hoy, bien puede ser uno de los platos a preparar en estos días... nosotros solemos ser muy tradicionales y el menú normalmente no lo solemos cambiar mucho... por lo de que siempre tengamos en el recuerdo aquellos platos que nos acompañaron es estas fechas...
y la verdad que a la hora de diseñar el menú, al final siempre decidimos que debemos conservar nuestros platos tradicionales.
En vísperas de Navidad y como siempre andamos buscado nuevas propuesta, la de hoy bien puede ser una de ellas... Cinta de Lomo Mechado.
La receta la tenía en pendientes desde que la vi cocinar en el programa del chef Enrique Sanchez, y la verdad que nos ha gustado mucho, no es nada complicada, aunque un poco entretenida al principio.
La salsa queda de lo más rica y la carne tierna a pesar de ser cinta de lomo...
si os apetece, como me ha pasado a mí, aquí tenéis la receta para degustarla, tanto en estos días como en cualquier momento.
Una ventaja es que la podemos tener preparada con antelación, y esos en estos días se agradece muchísimo...
Feliz puente de la Constitución y Concepción a aquellos que lo estáis disfrutando... !!!


Os dejo una foto de los pasos a seguir para elaborar esta cinta de lomo mechada


Ingredientes

1 kilo y medio de cinta de lomo
200 g. de carne picada de cerdo
100 de jamón curado, mejor ibérico
1 huevo cocido
un puñado de ciruelas pasas
4 ó 5 dientes de ajo
perejil fresco
1 cebolla grande
2 zanahorias
2 naranjas
1 copa de brandy
aceite de oliva
azafrán en hebra
1 ó 2 clavos de olor
1 hoja de laurel
sal
pimienta molida


Elaboración

En primer lugar cocemos el huevo, unos diez minutos en un cazo. Sacamos del agua y dejamos enfriar. Lo pelamos y lo cortamos en trocitos pequeños.
En un cuenco mezclamos la carne picada con 3 dientes de ajo muy picaditos, el huevo cocido partido y perejil picado. Removemos todo bien y añadimos un poco de sal y de pimienta.
Reservamos.
A la cinta de lomo le retiramos el exceso de grasa y le hacemos cortes longitudinales para que nos quede en forma de libro, sin llegar a cortar del todo la carne para que no se nos salga el relleno.
A diferencia del corte de libro, éste nos tiene que quedar como si fuesen hojas de un libro, como vemos en la foto.
Rellenamos con el jamón curado cada corte y ponemos mezcla de la carne picada que teníamos reservada.
Intercalamos con ciruelas pasas.
Bridamos la cinta de lomo rellena, salpimentamos un poco y sellamos en una cazuela amplia con aceite de oliva caliente. Primero por el lado del relleno un par de minutos y luego por el lado opuesto otros dos minutos más.
Sacamos la carne y la reservamos.
En ese mismo aceite echamos la cebolla cortada, dos dientes de ajo y las zanahorias en rodajas.
Dejamos unos minutos hasta que comience a pocharse la cebolla y añadimos el brandy.
Flambeamos o dejamos reducir el alcohol y echamos un vaso de agua.
Removemos para que se despeguen los jugos que ha soltado la carne.
A continuación añadimos unas hebras de azafrán, el laurel, el clavo y el zumo de las naranjas.
Removemos todo e incorporamos la cinta de lomo rellena.
Cocinamos una hora a fuego suave, o hasta que la carne esté tierna y dándole la vuelta a la carne de vez en cuando.
Una vez que la carne esté tierna, la dejamos enfriar.
Sacamos la carne de la cazuela y trituramos la salsa.
Quitamos el hilo de cocinar y cortamos en lonchas el lomo relleno.
Calentamos todo y servimos la carne acompañada de la salsa. Deliciosa...!!!

domingo, 19 de noviembre de 2017

POLLO EN PEPITORIA

Le tenía ganas ya a este plato que queda de lo más rico...
Y aunque lo he preparado en numerosas ocasiones todavía no estaba entre las recetas de este blog.

El pollo en pepitoria es uno de los guisos españoles más tradicionales... un gran clásico entre los guisos caseros y sencillos de pollo, la salsa se enriquece con un majado de yema de huevo duro, pan tostado, almendras fritas y azafrán.
Cuando se hace así, el plato recibe el apelativo "en pepitoria".
Tradicionalmente la pepitoria se preparaba con gallina pero hoy en día es más habitual preparar este plato con pollo.
La creencia popular menciona que es originaria de la cocina árabe y que dejó esta influencia en la preparación de algunos platos de aves.

La mejor guarnición para mí son unas buenas patatas fritas...
aunque cada cual puede acompañarlo con lo que más le guste. El reposado le va divino.
Feliz semana a tod@s !!!
El plato se decora con un poco de perejil picado y la clara de huevo cocido también picadita...


Perdonar la ausencia en mi blog y en los vuestros, pero estoy con un proyecto que pronto verá la luz y que lo contaré también en este blog, para haceros participes de él... 
espero que lo disfrutéis como lo estoy haciendo yo... muy pronto lo veréis.

       Y ahora os dejo con la receta... tomad buena nota y disfrutar de ella...

Ingredientes

1 pollo troceado
1 cebolla grande
2 ó 3 dientes de ajo
2 huevos
un puñado de almendras crudas
unas hebras de azafrán
2 rebanadas de pan
150 ml de vino blanco
1 vaso de caldo de pollo
aceite de oliva
sal
pimienta molida

Elaboración

Cocemos los huevos unos 12 minutos en agua. Quitamos del fuego, sacamos del agua y reservamos.
Si optamos por hacer caldo de pollo...
Para hacer el caldo...
En una cazuela ponemos un par de cucharadas de aceite de oliva, sofreímos unas carcasas de pollo y un puerro troceado. Una vez que esté tostado todo, sin tostarlo mucho, echamos agua hasta cubrir todo y cocemos unos 35 minutos, primero a fuego fuerte y a los cinco minutos a fuego suave.
Quitamos la espuma que se hace al principio del cocinado.
Dejamos reposar el caldo tapado mientras preparamos el pollo frito y las verduras.

En una sartén con fondo ponemos un par de cucharadas de aceite de oliva, allí sofreímos las dos rebanadas de pan, las almendras y el azafrán.
Las almendras las podemos tostar sin aceite también... yo en mi caso las he puesto en el aceite.
Sacamos y las ponemos en el mortero o vaso de la batidora junto al pan, y el azafrán tostado, agregamos las yemas de huevo duro y trituramos todo, con ello ya tenemos el majado para nuestra salsa.
Troceamos el pollo y le quitamos la piel, no hay que dejar los trozos demasiado pequeños, lo salpimentamos y lo freímos por todos lados.
Sacamos la carne de la sartén y la reservamos.
Troceamos la cebolla pequeñita.
Añadimos los dientes de ajo aplastados a la cazuela con un poco de aceite de freír el pollo.
Echamos la cebolla troceada junto a los ajos y sofreímos a fuego suave unos diez minutos o hasta que la cebolla este bien pochada y blandita.
Añadimos el pollo, el majado que teníamos reservado y el vaso de vino a la cazuela.
Cocinamos unos 5 minutos hasta que se evapore el alcohol del vino.
Añadimos el caldo de pollo o en su caso agua a la cazuela, la cantidad hasta cubrir el pollo, pero sin pasarnos.
Cocinamos unos 30 ó 40 minutos o hasta que la carne quede tierna y la salsa espesa.
Dejamos reposar un par de minutos y listo para degustar este sabrosísimo plato de Pollo en Pepitoria.
Emplatamos poniendo por encima un poco de clara troceada y perejil picado.
Podemos acompañarlo con patatas fritas. 
Espero que lo disfrutéis...

lunes, 30 de octubre de 2017

QUICHE DE CHAMPIÑONES Y BEICON

Hoy os traigo una quiche de lo más deliciosa... rellena con champiñones naturales y beicon.

Para quien no conozca la quiche, os diré que es una tarta salada elaborada sobre una masa quebrada, a la que se vierte una mezcla batida de lácteos, normalmente nata, y huevo, aromatizada con pimienta y nuez moscada y normalmente se le incluye también queso.
El origen de la quiche se encuentra en la región de Lorena, en el noreste de Francia, de donde proviene la más famosa de todas las variedades... la quiche Lorraine.
La receta original solo lleva huevo y nata, aunque hoy en día es común incorporar queso y beicon...considerándola igualmente quiche Lorranine.

La quiche admite infinidad de ingredientes... salmón, espinacas, calabacín, jamón, setas, champiñones, cebolla, puerros, y muchísimos ingredientes más....cada uno aportará un toque distinto a nuestra quiche.
Importante es cocinar el ingrediente y escurrirlo bien de todo líquido surgido de ese cocinado.
La proporción más adecuada es usar 3 huevos por 200 ml de nata líquida para cocinar.
Si ponemos queso, éste debe fundir bien, yo le he puesto una mezcla de 4 quesos.
Para que nos quede una quiche jugosa  debemos tener en cuenta no poner demasiada alta la temperatura al hornearla.
Si preparáis la base en casa, o sea la masa quebrada, ya la bordáis...
la mía era comprada y el sabor varía un poco, pero para ir con un poco de prisa va bastante bien.
Mi molde era demasiado grande por lo que no tiene demasiada altura la quiche... aún así he de deciros que estaba deliciosa.
Feliz Semana !!!
En esta ocasión hemos disfrutado de un relleno sencillo pero que aporta un sabor riquísimo...
Si no habéis elaborado ninguna vez quiche, ahora es el momento.

Ingredientes

1 masa brisa
media cebolla
puerro, la parte blanca
1 bandeja de champiñones, unos 200 g
1 brik de beicon en tiras, unos 100 g
aceite de oliva
3 huevos, los míos caseros
200 ml de nata liquida
queso rallado 4 quesos, unos 150 g
sal
pimienta molida
una pizca de nuez moscada

Elaboración

En primer lugar encendemos el horno a 180º.
Ponemos la masa brisa bien acoplada y con su papel de hornear en el molde elegido.
Subir bien los lados, para que no se os bajen, a mí se me fueron un poco.
Pinchar un poco la base y los lados con la punta de un tenedor.
Poner papel de hornear sobre la masa y colocar algo de peso para que no suba, unas legumbres.
Una vez el horno caliente, unos diez minutos, metemos el molde con la masa brisa.
Horneamos diez minutos. Sacamos y dejamos enfriar. Reservamos.
En una sartén ponemos un pco de aceite y pochamos la cebolla y el puerro, que tendremos cortadito.
Salpimentamos un poco.
Limpiamos bien los champiñones y los cortamos en laminas.
Echamos los champiñones en la sartén y los cocinamos unos 4 minutos.
Agregamos el beicon y cocinamos unos minutos más.
Apartamos del fuego la sartén.
En un bol ponemos los huevos y los batimos bien, incorporamos la nata y salpimentamos ligeramente, añadimos un poco de nuez moscada.
Vertemos el batido a la sartén con el sofrito y mezclamos todo bien.
Echamos la mezcla sobre la masa horneada y cubrimos con el queso rallado.
Metemos el molde al horno y cocinamos unos 40 minutos, según horno y hasta que veamos que está doradita la quiche.
Sacamos y dejamos unos 5 minutos reposar antes de servir.
Podemos comerla caliente o fría, está riquísima de cualquier manera.

domingo, 22 de octubre de 2017

GACHAMIGA Y LAS SIERRAS DE CAZORLA, SEGURA Y LAS VILLAS

Como añoro esos momentos al mirar las fotos que os muestro hoy.
Bueno, tan poco ha pasado tanto tiempo...pero añorarlos los añoro.
En nuestros viajes compartidos con los niños pudimos disfrutar de un fin de semana al aire libre, respirando aire limpio en plena naturaleza... levantándonos sin prisas,.. comiendo sin tener que mirar el reloj... visitando  lugares maravillosos... disfrutando con buenos amigos y viviendo lo que algún día nuestros hijos, al igual que nosotros recordaremos con gran emoción.
Nuestro viaje dio para mucho... el lugar elegido nuevamente...
Arroyo Frío, una pedanía de la Iruela , ubicada dentro de la Sierra de Cazorla.

El Parque natural de la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas....
es un espacio natural situado en la provincia de Jaén, el mayor espacio protegido de España y el segundo de Europa.
Está declarado como Reserva de la Biosfera por la UNESCO desde 1983, como Parque natural desde 1986, así como Zona Especial Protección para las Aves desde 1987.
Toda su belleza paisajistica y riqueza biológica se unen haciendo de su entorno una de las zonas naturales más visitadas de toda España.

La gastronomía de esta zona es variada y ofrece una serie de comidas típicas en las que podemos destacar la Gachamiga, que son a base de harina con agua, un poco de aceite, sal y unos ajos,  algunos les ponen patata a la elaboración . Se suelen comer en la propia sartén y siempre acompañadas de diversos productos al gusto, pimientos secos y fritos, chorizo, tocinillo, morcilla, aceitunas, rábanos y dependiendo la temporada de melón, cerezas, granadas, uvas y otras frutas de la zona.
Otros platos de la zona son ajoharina,un plato realizado a base de harina, ajos, pimientos, patatas, tomates, agua, sal y pimentón; talarines o andrajos, que son finas tortas de masa de harina con agua y sal y se guisan con carne de liebre, conejo y níscalos, con aroma de la hierbabuena.
El Rin_Ran que es un puré frío de patata y pimientos rojos secos con aceitunas y aderezado con cominos.
Y comidas más especificas locales como el ajo-pan, ajo-papas, y ajo-aserraores.
Cabrito al ajo cabañil y ciervo guisado...
En cuanto a su repostería destacar los roscos de baño, roscos fritos, borrachuelos, merengue, gachas dulces, pestiños, flores de lis...
Cabe destacar de la tierra su excelente aceite de oliva virgen extra y la gran selección de miel de la zona.
Estos son algunos de los platos que hacen rica la gastronomía de esta sierra.

Si os gusta viajar y conocer los rincones tan bonitos que tenemos en Andalucía apuntaros a este viaje porque no solo vais a conocer un maravilloso lugar sino también su deliciosa gastronomía... carne de monte... gente hospitalaria, agradable y cariñosa, costumbres y todas las rutas que nos ofrecen estas Sierras.
Una excursión altamente recomendable para disfrutar al máximo de la naturaleza y tener contacto visual con  su fauna y flora...
     "La Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas... un auténtico paraíso interior."

La jornada comenzó con un paseo en tren...en el Parque Cinegético,  que se visita mediante visita guiada en tren turístico por un recorrido de 5 km. donde pudimos ver animales en semilibertad dentro de un paraje natural.
El último vagón era el nuestro, y la verdad que se notaba...pues además de completarlo con todos los que eramos no parábamos de reír... vamos que llevábamos a todos los pasajeros bien entretenidos.... sobretodo cuando comenzamos a comentar todos los platos que teníamos preparados en la casa para cuando volviéramos a la hora de comer... a algunos pasajeros les pusimos los dientes largos, como se suele decir, y no dudaron en comentar pues se les hacía la boca agua... fue una ruta de lo más divertida.

Además de conocer toda la fauna y flora del lugar también tuvimos la oportunidad de ver gran cantidad de ciervos, gamos, muflones, cabras montesas, ardillas, jabalis ... y conocer de primera mano el hábitat donde viven.

Un recorrido donde disfrutamos muchísimo de todos los animales que pudimos ver... y que teníamos a tan solo unos centímetros de distancia... algunos incluso se nos acercaban al tren.


Increíble estar en plena naturaleza y en el corazón de esta sierra...
                   "la Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas"


Nada más agradable para la vista que recorrer  y conocer la zona... desde este mirador se podía ver el Embalse del Tranco.
Un paisaje maravilloso....

Cualquier rincón enamora la vista...


No hay lugar por donde pasáramos que no mereciera la pena parar para disfrutar de todo lo que nos ofrecía la naturaleza....
Dirección al Pantano del Tranco visitamos La Torre del Vinagre, un museo de caza con varias salas donde podemos documentarnos sobre el ecosistema del Parque, cada sala tiene una temática distinta.

A lo largo de la mañana además de visitar parte de la zona, no faltaron los paseos a caballo otra de las actividades practicadas por los más jóvenes..


Seguimos disfrutando en grupo de otra actividad en plena naturaleza y al aire libre...  la tirolina

     ... y es que esta Sierra ofrece grandes posibilidades para practicar todo tipo de deporte....
dirigidos a grupos de amigos o familia...

Después de una gran mañana de aventuras al aire libre y al llegar de nuevo a la casa que teníamos en Arroyo Frío, bueno si se puede llamar así... una Casa Rural  o casona de lo más confortable, grande y con todas las comodidades para pasar un fin de semana o unas vacaciones en plena naturaleza, cuenta además con gran espacio alrededor de la finca por lo que nosotros al tener la suerte de disfrutar de buen tiempo lo utilizamos para comer fuera... todo un lujo... sonidos de algunos animales que se oían y veían por allí...si queréis más detalles de esta Casa Rural solamente tenéis que pedírmela... os va a encantar... y vais a disfrutar muchísimo...

En el centro del pueblo todo estaba preparado para el concurso de Gachamiga, era su segunda edición y casualidad que la celebración se llevara a cabo el fin de semana que habíamos escogido...
Yo, claro está, derechita a ver lo que allí se cocía....que fue mucho...y aquí os lo muestro.

Todo comenzaba a primera hora de la mañana...
Las pequeñas hogueras se encendían para la elaboración de este plato que lleva su buen rato... no solo hay que hacer la Gachamiga, sino que hay que freír y preparar todo el acompañamiento.
A ritmo ya de música se ponían esas grandes sartenes sobre el fuego.
Las tajas que se preparaban para acompañar estas Gachamigas se cortaban y era lo primero que se preparó... las mesas para el concurso comenzaban a llenarse de deliciosos productos típicos de la zona...
madre mía que pinta tenían esas mesas... y a esa hora, se hacía la boca agua...
Una vez elaborado todo el acompañamiento... comenzaba la preparación de dicho plato.... protagonista en este concurso. Mas abajo os dejo la receta.
Una vez estuvo todo preparado el jurado pasó a valorar no solo el sabor de estas Gachamiga sino de todo el acompañamiento y la exposición del conjunto...
Después de saber el nombre del ganador, comenzó lo mejor, degustar todo lo que allí se preparó...
una vez terminada la comida...a bailar al ritmo de la buena música, comer uno que otro dulce de la zona y tomar alguna que otra copita...
Durante la tarde-noche se preparó una gran hoguera, se asaron castañas y se pudo comer carne a la brasa...todo amenizado con buena música y con algún que otro concurso como fue la berrea de ciervo... lo que pudimos reír...

Agradezco a todas las personas que allí estaban y que me acogieron como si fuese una más del lugar,
estuve moviendo esas migas, ví como las personas mayores preparaban sus sartenes y volteaban sus migas además de todo el acompañamiento que allí pusieron, y como no...degusté esas deliciosas Gachamiga que prepararon con tanto cariño y que para mí hubiera sido de lo más difícil decidir quien hubiera ganado porque realmente todas estaban deliciosas.

Mirar que mesas preparadas con todo tipo de acompañamiento de productos de la zona y vestidos con sus trajes típicos...ahí podemos ver toda una generación... madre, hija, nietas y biznieta... el abuelo estaba con la sartén terminando de preparar el plato principal y con el que participaban en este concurso...


Lo que se monta allí en este concurso... no falta detalle... comida...baile...concursos...
hoguera durante la noche... una fiesta para disfrutar junto a los vecinos de Arroyo Frío...
que acogen al turismo de lo más cariñosamente... Gracias a tod@s !!!

Y aquí os dejo una receta de Gachamiga que me dio uno de los participantes, eso sí, a escala de casa.

Ingredientes

2 cucharadas de harina de trigo
1 vaso de agua templada
2 cucharadas soperas de aceite de oliva
2 dientes de ajo
sal
2 patatas, opcional

Elaboración

En un recipiente mezclamos la harina, el agua y la sal.
Debe quedarnos una masa algo líquida.
Ponemos el aceite a calentar y sofreímos los ajos pelados y cortados en dos.
Cuando estén doraditos os sacamos de la sartén y echamos la masa que teníamos preparada.
Con una rasera o cuchara de madera movemos la masa en forma de círculos, si vemos que se nos pega en el fondo añadimos un poquito más de aceite.
Vamos removiendo hasta que veamos que se han dorado las migas.
Con esta cantidad no será mucho más de media hora.
Si decidimos poner patatas las freímos al principio, cortado tipo panaderas, las pochamos y sin que se nos doren demasiado, a continuación, echamos la masa de la Gachamiga... lo demás siguiendo los pasos anteriores.
Al mezclar las patatas e ir haciéndolas con la Gachamiga se van rompiendo hasta que se integran por completo y no se aprecian a la vista, pero le da un sabor riquísimo a la preparación.
Para la guarnición podemos poner chorizo y morcilla cortada en rodajas gruesas y fritas, pimientos verdes fritos, panceta cortada en taquitos frita, pimientos rojos secos fritos, chistorras, queso curado, boquerones fritos, aceitunas, uvas, melón...
                                               -----------------------------------
                                                       Y hasta aquí todo contado.
               Hicimos un viaje, que tanto nosotros como nuestros hijos no olvidaremos...

Espero que os haya gustado y que visitéis algún día, si no lo habéis hecho ya, esta Sierra...
                             La Sierra de Cazorla, Segura y Las Villas.

lunes, 16 de octubre de 2017

PECHUGA SOBRE PIQUILLOS CARAMELIZADOS Y BECHAMEL

Quien dijo que comer pollo es aburrido.
Todo es cuestión de combinarlo con productos diferentes y de acorde a nuestros gustos.
Hay infinidad de recetas preparadas con este tipo de carne, que es de lo más versátil  y elaborada de cualquier forma siempre tendremos un buen resultado.
Bien podemos preparar un plato con pollo cualquier día de la semana o del año, y si añadimos un ingrediente tan rico como son los pimientos del piquillo el resultado será de lujo, digno para sorprender a tus invitados....
Este plato lo podemos elaborar y quedar bien en cualquier celebración, delicioso resultado y poca dificultad... que más se puede pedir.
Una receta exquisita  y un sabor exquisito aportado por los pimientos del piquillo caramelizados y una suave, sabrosa y ligera bechamel.
Si os animáis contármelo.... e incluso mandarme una foto y la pondremos en esta entrada también.
Feliz semana !!!

Si te gusta el sabor de los pimientos del piquillo, entonces tienes que degustar este sabrosisimo plato donde los sabores se funden, obteniendo un resultado de lujo para el paladar.


En la foto podemos ver alguno de los pasos de esta elaboración.


Esta receta la vi en una revista, no recuerdo el nombre, en su sección dedicada a la gastronomía sencilla y con pollo.

Ingredientes

1 bote de pimientos del piquillo de calidad
2 pechugas de pollo, o lo que es lo mismo, una pechuga entera
aceite de oliva
sal
pimienta molida
2 cucharadas de azúcar blanca
medio vaso de vino dulce

Bechamel

2 cucharadas soperas de mantequilla o aceite de oliva
2 cucharadas soperas de harina de trigo
600 ml de leche o un poco más
sal
una pizca de pimienta molida
una pizca de nuez moscada

Elaboración

Si no tenemos las pechugas fileteadas lo hacemos, pero sin dejarlas demasiado finas. Reservamos.
Preparamos la bechamel.
En una sartén ponemos la mantequilla para que se funda, una vez caliente echamos la harina y la tostamos un poco, salpimentamos un poco, cuando veamos que toma color vamos incorporando la leche templada poco a poco y sin parar de remover.
Vamos añadiendo la leche poco a poco y seguimos removiendo hasta que obtengamos una bechamel ligera, salpimentamos de nuevo si vemos que es necesario y ponemos una pizca de nuez moscada.
Reservamos.
A continuación preparamos los pimientos caramelizados.
En una sartén ponemos los pimientos del piquillo cortaditos, el vino dulce y el azúcar.
Dejamos a fuego suave hasta que se caramelicen. Removemos de vez en cuando.
Colocamos los pimientos caramelizados como base en una fuente de horno. Reservamos.
En otra sartén ponemos una cucharada de aceite y sellamos las pechugas, vuelta y vuelta con un poco de sal y de pimienta molida.
Una vez sacadas de la sartén las vamos colocando sobre la base de pimientos, procurar no montar unos filetes sobre otros.
Cubrimos con la bechamel toda la carne y echamos un poco de pimienta molida por encima.
Metemos la fuente al horno y cocinamos unos 20 minutos, hasta que quede con colorcito dorado.
Sacamos del horno y listo para degustar este sencillo pero sabroso plato.

lunes, 9 de octubre de 2017

PATATAS CON GULAS Y HUEVOS

A quien no les gustan unas patatas con huevos ?
Pocos habrá que un manjar tan sencillo y económico no les agrade... en mi casa les encanta y si además estos ingredientes son de calidad ya ni os cuento... los huevos si son de gallinas felices mucho mejor... la yema deslizandose sobre las patatas...uhmmm.... una delicia...
Esta preparación en mi familia y mis amigos la compartimos hace ya unos cuantos años.
Recuerdo la primera vez que la degustamos fue en un restaurante de mi comarca y a partir de ese momento paso a formar parte de las preparaciones de mi cocina, aún este blog no estaba abierto.
Os lo recomiendo si aún lo habéis probado...
Es un placer gastronómico comer un plato tan sencillo como éste...no necesitamos demasiado tiempo para prepararlo y mucho menos para degustarlo.
Las patatas se hacen confitadas y ese es el tiempo que más tardamos en preparar el plato.
Eso sí... mejor comerlo nada más hacerlo, bien caliente y si es para compartir con la gente que queréis mucho mejor, le va ideal una cerveza bien fresquita o un buen vino tinto... admite todo y como no un buen pan casero.
Si no las conocéis bien estas gulas se elaboran a base de surimi, una técnica de origen japonés que consiste en extraer del pescado parte de su sabor a mar.
Animaros y prepararlo... os va a encantar.
Feliz semana !!!.
Un verdadero manjar disfrutar comiendo este plato... que enriquecido con unas gulas lo hacen más sabroso...

Además podemos acompañarlo con unas lonchas de jamón serrano por encima que le queda de lujo, o unas setas salteadas, pimientos verdes pequeños fritos, o lo que más os guste, todo le queda de lo más sabroso.

Ingredientes

2 paquetes de gulas congeladas
3 ó 4 patatas, que sean de calidad
3 ó 5 huevos, depende los comensales, caseros mejor
aceite de oliva
3 ó 4 dientes de ajo
sal

Elaboración

Lo primero que hacemos es pelar las patatas, si son de calidad mucho más sabroso nos saldrá este plato o cazuela.
Dejamos descongelar mientras las gulas.
Los huevos si están en el frigorífico los sacamos y dejamos a temperatura ambiente.
Una vez peladas las cortamos a lo largo de medio centímetro de grosor y a la vez cada rodaja en bastones finos.
Ponemos una sartén al fuego con aceite de oliva y echamos los bastones de patatas, la temperatura del aceite tiene que ser mas bien baja para que se vayan confitando las patatas.
Echamos un poco de sal, cuando están unos minutos al fuego lo subimos un poco.
Sacamos las patatas y las ponemos a escurrir en un colador.
En ese mismo aceite freímos los huevos uno a uno y les ponemos encima de la yema un poco de sal.
Las yemas deben de quedar poco hechas.
Mientras en otra sartén ponemos dos cucharadas de aceite de oliva e incorporamos los dientes de ajo pelados y laminados.
Una vez el aceite haya tomado sabor y los dientes de ajo tengan algo de color incorporamos las dos guindillas, removemos y agregamos las gulas.
Cocinamos un par de minutos removiendo para que tomen el sabor y apartamos.
En una fuente de servir o como en mi caso en una cazuelita, ponemos las patatas con las gulas envueltas, encima colocamos los huevos fritos y llevamos a la mesa.
Una vez que vayamos a comer rompemos los huevos con el cuchillo y tenedor y envolvemos un poco todos los ingredientes.
Listas para comer estas patatas con gulas que son toda una delicia.

lunes, 2 de octubre de 2017

BERENJENAS CON GAMBAS A LA CREMA .UNA RECETA DE NOVELA

Al final la vuelta se alargado más de lo que creía, las cosas se complican y la salud es lo primero...
así que un  día por otro ya ha pasado el verano y estamos metidos en otoño...
Realmente este mes me gusta, deja ya de hacer calor, que menuda hemos tenido estos meses.. colores marrones y anaranjados cubren las copas de los árboles, llegan al mercado nuevas frutas y verduras... los platos de cuchara apetecen más y sientan de maravilla.... en fin... que esta estación me gusta...

El plato de hoy es una receta literaria, puede leerse en la novela más culinaria de la serie Carvalho "Los mares del Sur ", premio Planeta en 1979.
Amante y conocedor de la buena cocina, Carvalho viaja en Los mares del Sur a la ciudad de Murcia, para darse un homenaje en el restaurante El Rincón de Pepe, un restaurante real muy famoso en los años setenta y ochenta.
Allí Raimundo González le ofrece embutidos de la región murciana, berenjenas con gambas a la crema, perdices a la tía Josefa y leche frita..." Bebió cuatro jarras de Jumilla de la casa y pidió la receta de las berenjenas a la crema".
Este plato es una especie de lasaña pero con berenjena, jamón, gambas y bechamel. Todo un lujo para el paladar.
En la elaboración Montalban introduce la novedad de aprovechar las cáscaras y cabezas de las gambas para realzar el sabor a la salsa, yo en este caso he preparado una bechamel normal, solo con leche, él preparaba un caldo con las cabezas y cáscaras de los crustáceos y lo echaba colado junto con la leche para preparar y potenciar el sabor en la bechamel, vosotros podéis prepararlo a vuestro gusto, en mi caso y al no gustar demasiado el sabor fuerte a gambas he preferido no hacer este paso.
El resultado es realmente delicioso y aunque lleva su ratito, bien merece la pena elaborarlas.

Feliz mes de octubre y semana a tod@s, espero que me hayáis echado un poquito de menos, yo a vosotr@s sí, 
voy a ponerme al día, que me habéis dejado tarea.... Un besazooooo !!!


Si tenéis ocasión prepararla y si tenéis invitados os aseguro que quedarán encantados con el sabor de estas berenjenas con gambas y jamón a la crema.

Parecida a esta receta me la había dado Marta, una chica que trabaja en Mercadona, en otra ocasión tuve la suerte de preparar otra de sus recetas,que también os la he dejado en el blog, y pendiente tiene de pasarme alguna más, 
leyendo el libro Los mares del Sur, vi que las recetas eran semejantes y viniendo de Marta y de la gastronomía murciana el éxito estaba asegurado, así pudieron comprobarlo mis amigos que dieron fe de tan exquisita elaboración, no hay nada mejor que compartir suculentos platos con las personas que quieres.

Ingredientes

2 berenjenas grandes
2 dientes de ajo
1 cebolleta mediana
400 g de gambas
100 g de jamón cortado finamente y en trocitos
2 cucharadas soperas de harina de trigo
medio litro de leche entera
2 cucharadas de mantequilla
aceite de oliva
sal
pimienta molida
nuez moscada
queso rallado para gratinar, yo 4 quesos y emmental

Elaboración

En primer lugar cortamos en rodajas las berenjenas, las ponemos en una fuente y le echamos sal por encima, las dejamos unos 30 minutos para que suelten el agua y pierdan así el amargor.
Lavarlas bien y escurrirlas, ponerlas sobre papel absorbente.
Cortamos el jamón en trocitos.
En una sartén poner aceite suficiente para freír las berenjenas. Echar dos dientes de ajo enteros y sacarlos, con ello aromatizamos el aceite.
Enharinar las berenjenas ligeramente y freírlas, no demasiado, sacarlas sobre papel para que pierdan el exceso de aceite.
Con un par de cucharadas de ese aceite y otras dos de mantequilla preparamos la bechamel.
En primer lugar echamos las gambas, si no están peladas las pelamos y troceamos y las pasamos por el aceite ligeramente, así además tomará un poco de sabor la salsa bechamel.
Cortamos muy pequeñita la cebolleta y la pochamos a fuego lento en el aceite. Salpimentamos.
No nos pasemos en la sal, ya que el jamón aporta sabor salado al plato.
Una vez pochada ponemos las dos cucharadas de harina y las tostamos un poco.
Añadimos poco a poco la leche templada y no dejamos de remover para que no se formen grumos en la salsa. Echamos un poco de nuez moscada.
Cocinamos hasta espesar la salsa, aunque no debe de quedar demasiado espesa, si vemos que está muy espesa añadimos un poco de leche para aligerarla.
Encendemos el horno a 190º.
En una fuente de horno ponemos una base de berenjenas fritas, encima echamos la mitad de las gambas troceadas y la mitad del jamón cortado, ponemos unas cucharadas de bechamel y volvemos a cubrir con otra base de berenjenas, el resto de gambas y jamón.
Cubrimos con la salsa bechamel y ponemos el queso rallado encima.
Metemos la fuente al horno y cocinamos unos 25 minutos o hasta que el queso haya fundido y quede gratinado.
Solo queda sacarlas y darnos un buen homenaje, si acompañamos con un buen vino... el plato es más que delicioso.

sábado, 19 de agosto de 2017

BIZCOCHO CON PEPITAS DE CHOCOLATE

Hola  de nuevo a tod@s... no he vuelto todavía con total normalidad, pero me apetecía saludaros, ya veo que la mayoría de nuestros compañer@s están de descanso, pero hay otros que siguen aportando deliciosos platos, y que poco a poco me pondré al día...
Menudo verano estamos pasando de calor...
No apetece demasiado meterse en la cocina y menos encender el horno, pero como comer hay que comer... pues aprovechamos algún momento de nuestro descanso para preparar algo bien sea dulce o salado...
Hoy os traigo un dulce que preparé antes de que empezara el calor... ya lo he elaborado varias veces, y es que además de sencillo está riquísimo....

Lo bueno que tiene trabajar en un lugar donde compartes tantas horas con personas que también comparten tu misma afición es una suerte, porque al final siempre acabas con alguna receta nueva
y encima si ya está probada, garantía absoluta para un delicioso resultado.
Y eso es lo que ha pasado con la receta que os traigo hoy.
Mi compañera Paqui que es también otra cocinitas como nosotros me ha pasado esta receta, que además de sencilla tiene un sabor muy rico.
Se trata de un bizcocho tradicional elaborado en forma de rosco y relleno con pepitas de chocolate...
una delicia.
Un saludo para tod@s !!! Disfrutar si podéis del descanso estival con la familia y con unas cervecitas bien fresquitas....

El sabor de este bizcocho es riquísimo, ideal para desayuno, merienda o para picar en esos momentos que nos apetece algo dulce....



Ingredientes

3 huevos
la ralladura de un limón
150 g de azúcar
120 de  aceite de girasol
130 de leche semidesnatada
250 g de harina de repostería
1 sobre de levadura
pizca de sal
pepitas de chocolate

Elaboración

Encender el horno a 180 º, calor arriba y abajo.
Forrar un molde, capacidad de 1 litro, con papel de hornear, si es de silicona no es necesario.

Si lo preparamos de forma tradicional
Rallamos la piel de limón y la ponemos en un bol amplio.
Echamos los huevos, azúcar y batimos, añadimos la leche y el aceite y batimos de nuevo.
Agregamos a la mezcla la harina tamizada con la levadura y la pizca de sal.
Mezclamos todo bien e incorporamos las pepitas de chocolate, envolvemos con movimientos envolventes y lo echamos en el molde que tenemos preparado con papel de hornear.
Metemos al horno precalentado y horneamos unos 35 minutos a 180º.
Sacamos una vez cocido el bizcocho del horno y dejamos enfriar.
Listo para disfrutar.

Con la thermomix
Poner en el vaso de la thermomix la piel de limón y el azúcar y triturar 30 segundos a velocidad  5/10 progresivamente.
Añadimos los huevos, la leche y el aceite y 30 segundos velocidad 7
Incorporar la harina tamizada con la levadura y la sal, mezclar 6 segundos velocidad 4.
Poner las pepitas de chocolate y mezclar con una espátula.
Echar la mezcla en el molde sobre el papel de hornear.
Hornear 35 minutos a 180º, comprobar si está hecho.
Sacar del horno, dejar enfriar y delmoldar.

lunes, 17 de julio de 2017

TOSTA DE ESCALIVADA

Llegamos hasta tierras tarragonesas, concretamente a la ciudad de Reus, y allí no pueden faltar sus platos típicos, por supuesto...
son numerosas las propuestas que os dejaré y que he degustado in situ...
Quiero agradecer la cariñosa acogida familiar que tuvimos, no solo esta ocasión, sino todas las que ha habido, el viaje fue muy corto y poco tiempo tuvimos para conocer la ciudad.
Hay mucho que ver allí y con ganas me quede de ver el museo de Gaudí y el museo del Vermut...
eso lo dejaremos para la próxima vez.
Como en todas las ocasiones donde hay reuniones familiares o de amigos los platos típicos de la zona no suelen faltar... y allí degustamos unos cuantos... todo delicioso...
Gracias María, Fran, José, Josefa, Seba, Elvira, Cristobal...
y los amigos de María, Juani y Fran. tuvimos el placer de compartir mesa con todos ellos...
con platos de lo más ricos...
y hablando de comida y de platos que degustamos allí... comienzo con un entrante de lo más suculento... si sois de los que las verduras os gustan entonces vais a disfrutar tanto como yo...
para abrir boca empiezo con algo tan sencillo como una tosta de escalivada... conocida como espardenya, que en castellano sería alpargata...
La forma del pan con el que se prepara tiene forma alargada parecida a la suela de una alpargata, por lo de ahí su nombre.
Es una tosta de pan de hogaza de dimensiones algo grande, ideal para compartir.

La escalivada es un plato típico de la cocina catalana que consiste en asar ciertas verduras a la brasa, que es como se consigue un sabor mucho más delicioso, en caso de no poder asar las verduras sobre las brasas se pueden hacer en el horno, pero el sabor es mucho más sabroso en unas buenas brasas.

Las verduras utilizadas son los pimientos rojos y las berenjenas, también se les suele poner tomates,
todo una vez asado, se les retira la piel cortada en tiras y se aliña...importancia también tiene que en el aliño utilicemos un buen aceite de oliva extra.
En esta ocasión la escalivada la comimos sobre tostadas y acompañada con unas anchoas caseras que les va de maravilla.
La receta no tiene mayor complicación...y el resultado es verdaderamente delicioso.
Tengo que deciros que Fran nos preparó una escalivada que quita el sentio... pero que rica que estaba... elaborada por supuesto en unas buenas brasas al igual que toda la torrada... Muchas Gracias !!!
     !!! FELIZ SEMANA !!!


La receta es sencilla y seguro que la conocéis, pero habrá quien no sepa de este plato... y como no quiero que nadie se quede sin degustarlo os lo dejo también en mi blog...
si no tenéis pensado que cenar esta es una buena propuesta...


 Normalmente la escalivada se preparaba durante el verano que es cuando estas verduras estaban en su mejor momento, por suerte hoy en día las encontramos a lo largo de todo el año.... así no nos privaremos de degustar esta ensalada de verduras que bien podemos ponerla sobre pan o de acompañamiento para carne o pescado.

Los ingredientes de esta receta son muy básicos.

Pimientos rojos carnosos
pimiento verde (opcional)
berenjenas de piel firme
aceite de oliva
sal
anchoas caseras o filetes de anchoas de buena calidad
rebanadas de pan de pagés

hay quien le pone también cebolla o cebolleta asada y cortada como las demás verduras

Y elaborarlo es más sencillo todavía.

Limpiamos bien la verdura y si la hacemos en las brasas, solamente la colocamos sobre ellas, la berenjenas enteras y los pimientos también enteros,  le vamos dando la vuelta hasta que veamos la piel oscura por todos los lados, pero sin quemarla.
Quitamos las verduras de las brasas, los pimientos y la berenjena y las ponemos sobre una fuente, hay quien las tapa con papel de periodico o metidas en una bolsa y tapadas con un paño de cocina, y también hay quien las deja enfriar sin tapar, vosotros hacerlo a vuestro gusto.
Se les quita la piel una vez fría la verdura y con las manos vamos haciendo tiras largas.
Ponemos las tiras en un taper o fuente y las cubrimos con aceite de oliva y un poco de sal.

Si preparamos las verduras en el horno....
Ponemos sobre una fuente de horno las verduras limpias y enteras les ponemos por encima un chorrito de aceite de oliva y las metemos en el horno sin tapar, a unos 180º unos 35 ó 40 minutos o hasta que veamos que la piel está tostadita.

Sacamos del horno y hacemos la misma operación que a la brasa, las dejamos enfriar y las pelamos y cortamos a tiras. Dejamos en aceite de oliva y un poco de sal.

Cortamos el pan en rebanadas y las tostamos en el gril del horno, en las parrillas de las brasas o en una tostadora.
Encima de cada tostada se colocan tiras de verdura, berenjena, pimientos.... o sea la escalivada al gusto y sobre ésta unos filetes de anchoa.
Si no os gusta prescindir de ellos, pero os aseguro que queda de lo más delicioso.
Por encima le ponemos un poquito del aceite que tenemos con el aliño de la escalivada.
Y listo para comer como entrante en tus reuniones familiares o de amigos, 
en verano bien fresquita con una cerveza o una sangría especial que nos preparó Juani que estaba deliciosa y no dábamos la ida con la venida... y que ya os pondré otro día... divino todo.

lunes, 10 de julio de 2017

COCA DE TRAMPO

En estos días de verano y de mucha calor preparar platos de este tipo es de agradecer, quedan realmente riquísimos y bien los podemos degustar calientes o fríos.
Si os invitan a una barbacoa o cena informal no dudéis en prepararla pues vais a quedar maravillosamente bien.
El resultado de esta coca es una masa crujiente y con un sabor delicioso que le aportan las verduras.

La Isla de Mallorca ofrece unos platos riquísimos, esta Coca de trampó o Coca de verduras es una de las muestras gastronómicas que así lo demuestran.
Hace tiempo que preparo esta Coca en casa y allí donde la han probado siempre ha triunfado.

El trampó, es una ensalada típica de Mallorca. Su elaboración es a base de una mezcla de pimiento blanco, típico mallorquín,cebolla y tomate pelado y cortado en trocitos , todo ello aliñado con aceite de oliva y sal.
Con esta mezcla de verduras se cubren, entre otras elaboraciones, las tradicionales Cocas saladas mallorquinas, conocidas como Coca de trampó mallorquina.

Si os apetece disfrutar de una de las cocas más ricas, os invito a elaborar ésta.
Y si sois de verdura... ya ni que deciros...
Os animáis... ???
Feliz Semana, y a los que estáis de vacaciones disfrutarlas en familia todo lo que podáis. !!!

No tengo la foto del corte pero viendo las fotos os podéis imaginar como estaba.

La masa preparada para hornearla.


El trampó aliñado


Ingredientes

300 g. de Harina panadera, un poco más si hiciese falta a la masa
150 ml de agua templada
100 ml de aceite de oliva
un tercio del cubito de levadura fresca, levital, unos 10 g
pizca de sal

para el trampó
2 pimientos blancos mallorquines o pimientos italianos
3 ó 4 tomates maduros pera
1 cebolla tierna
aceite de oliva
pimentón molido
sal

Elaboración

Lo primero que hacemos es preparar la masa y mientras la dejamos reposar cortamos las verduras y las aliñamos.
Templamos el agua en un bol y echamos la levadura, disolvemos en el agua y ponemos el aceite y la sal. Mezclamos todos los ingredientes bien.
Añadimos la harina y amasamos hasta obtener una masa elástica y homogénea.
Si hiciese falta más harina le ponemos, pero no nos debe quedar una masa muy dura.
Dejamos reposar la masa tapada con un paño una media hora.

Partimos el pimiento a cuadraditos y lo echamos en un bol, cortamos la cebolla del mismo tamaño y los tomates también.
Mezclamos bien todas las verduras y le echamos un buen chorreón de aceite de oliva, pizca de sal y un poco de pimentón molido.
Volvemos a mezclar todos los ingredientes y los dejamos unos minutos para que tomen sabor.
Encendemos el horno a 190º.
Forramos una bandeja de horno con papel y extendemos la masa con las manos y el rodillo, nos tiene que quedar fina.
Sobre la masa cubrimos con las verduras, procurando no echar todo el líquido que han soltado.
Metemos en el horno la bandeja y horneamos una media hora, o hasta que veamos que la coca está hecha.
Sacamos y disfrutamos de ella caliente, si nos la comemos fría va a estar igual de rica.

miércoles, 5 de julio de 2017

SALSA DE QUESO CHEDDAR PARA NACHOS

Después de varios intentos he dado por fin con la salsa de queso cheddar que nos gusta.... bueno que nos encanta...especialmente para dipear con unos nachos, que si encima los metemos al horno con salsa  mejicana y guacamole hacen que este plato delicioso sea todo un éxito.
Esta salsa se toma caliente si se quiere que quede fluida.... el sabor es riquísimo y os aseguro que si os gusta el queso.... os va a encantar...
La verdad que no es un plato para comer todos los días, pero ahora que tenemos buen tiempo, para una cenita queda divina.... y si tenemos invitados vamos a quedar muy bien.
De todas las salsa de queso que he comido y probado me quedo con ésta... sin dudarlo.

Si nos queda salsa se guarda en el frigorífico bien tapada, pero al ser casera y no llevar conservantes, mejor no dejarla muchos días.
A la hora de volver a comerla simplemente meterla unos segundos al microondas.

No me diréis que no es un aperitivo de lujo para estos noches de verano...
Feliz jornada !!!



Esta salsa de queso cheddar es ideal para nuestros aperitivos o cenas informales.
Está realmente deliciosa y prepararla es de lo más sencillo.


Yo he utilizado esta salsa para ponerla sobre unos nachos con salsa mejicana y guacamole, pero hay muchísimas más recetas y platos donde podemos saborearla.
Sobre unas patatas fritas y beicon en tiras doraditos esta salsa queda también deliciosa.
O simplemente tomarla mojando unos nachos, o unas verduras cortadas en bastones...


Así quedó la bandeja recién salida del horno... con una cerveza bien fresca o algún refresco bien frío, ideal para estos días de calor....
                   os dejo que se enfría enseguida.... Besosssss !!!

Ingredientes

1 bolsa de nachos
1 tarro de salsa mejicana picante
1 tarro de guacamole
salsa de queso chedddar

Para la salsa de queso cheddar
200 g de queso cheddar
200 ml de nata liquida
30 g de mantequilla
5 g de maizena
50 g de queso crema, tipo philadelphia
2 cucharaditas de pimentón picante

Elaboración

Troceamos el queso cheddar y lo rallamos. Reservamos.
En el vaso de la batidora trituramos la leche, la nata, la mantequilla y maizena.
Tiene que quedar bien triturado.
Ponemos la mezcla en un cazo y lo llevamos al fuego, no debe de hervir solo calentar la mezcla.
Añadimos el queso cheddar rallado y el pimentón. Removemos hasta que funda el queso, todo a fuego suave.
El queso debe quedar totalmente fundido y sin grumos.

En una fuente de horno colocamos los nachos, sobre ellos echamos unas cucharadas de salsa mejicana y encima guacamole, a continuación ponemos salsa de queso por encima.
Metemos la fuente en el horno unos cinco o diez minutos a 180º, previamente caliente.
Sacamos y comemos caliente... están de vicio.

Si nos queda salsa de queso, para volver a comerla la metemos unos segundos al microondas.

Para hacer la salsa cheddar con thermomix.
Rallamos el queso troceado con tres golpes de turbo. Sacamos del vaso de la thermomix y reservamos.
No lavamos el vaso y echamos en él, la leche, la nata, la mantequilla y la maizena, programamos 10 seg. velocidad 5.
Después programamos 5 minutos, 90º, velocidad 3.
Añadimos el queso crema, el queso rallado cheddar y el pimentón. Programamos 2 minutos y medio, a temperatura 50º velocidad 3.
Sacamos del vaso y echamos la salsa en una salsera. Realmente delicioso.

lunes, 26 de junio de 2017

COCA DE SAN JUAN CON CREMA PASTELERA

La noche de San Juan es sin duda una noche mágica...
Nuestro amigo Juan cada año celebra esta festividad rodeado de familia y amigos, para nosotros es un placer asistir a la barbacoa que se prepara para tal ocasión, allí por supuesto no faltan sardinas a la brasa, típicas de esa noche y que saben deliciosamente bien, y es que no hay nada más rico que unos espetos de sardinas, por supuesto también hubo carnes a la brasa, setas con ajillos que estaban riquísimas, embutidos, patatillas, tomates raf, y muchas más cosas completaban mas ocho metros de mesa... todo ello regado con una sangría fresquita que sentó fenomenal y cerveza bien fresquita y que se agradecía, pues la noche estaba bastante calurosa...
para finalizar y antes del chapuzón en piscina unos cuantos postres, entre ellos preparé esta riquísima coca, que olía maravillosamente bien.
Si... ya se que el tiempo para preparar esta coca ya ha pasado, vamos por lo menos para celebrar esa noche de San Juan, pero no para prepararla en cualquier ocasión.... o bien dejarla anotada para el próximo año.
Necesita su tiempo pues son varios los levados que tiene que hacer... pero bien merece la pena.
y aunque la tarde que la prepare rondábamos los 38 grados... fue reconfortante ver que gustó a los comensales...
Os aconsejo dividir la masa en dos, pues sale grandísima para una sola, se me salía por todos lados cuando levó... y ya no os digo nada cuando creció dentro del horno...
Animaros ha prepararla... os va a encantar... el sabor es delicioso.
            Pasad una feliz semana !!!
y aunque un poquito tarde, aprovecho la ocasión para felicitar a todos los Juanes/as !!!


Me encanta como olía la casa al hornearla, igual que el roscón de reyes, pues los ingredientes que lleva se asemejan a ese dulce...

Así quedaba el antes y después de ponerle los adornos.



Ingredientes

Para la masa madre
100 g de harina
100 ml de leche tibia, a unos 37º, no más
30 g de levadura fresca, 1 cubito o cuadradito de levital

Para la masa de la coca

350 g de harina de fuerza o panadera
2 huevos L
130 g de azúcar
50 ml de leche
80 g de mantequilla
la ralladura de una naranja y la ralladura de un limón
unas gotas de vainilla líquida
unas gotas de agua de azahar
pizca de sal

crema pastelera, piñones, guindas en almibar y azúcar para espolvorear

Para la crema pastelera
500 ml de leche
3 yemas de huevo L
100 g de azúcar
40 g de maizena
la piel de limón
una cucharadita de azúcar avainillado
1 trozo de canela


Elaboración

Lo primero que haremos es la masa madre la noche anterior.
Mezclamos los tres ingredientes bien y dejamos reposar en un bol tapado toda la noche dentro del frigorífico.
La leche que esté solamente tibia a 37º, si la tenemos más caliente la levadura no hará su efecto.

También prepararemos la crema pastelera.
Calentamos la leche con la piel de limón y la canela.
Una vez caliente la dejamos unos minutos para que tome el sabor y retiramos la piel y la canela de la leche.
Ponemos la leche en el vaso de la thermomix, excepto medio vaso que lo dejamos para mezclarlo con la maizena.
Añadimos las yemas, el azúcar y la vainilla.
Programamos 2 minutos a 90º velocidad 4.
Añadimos la leche con la maizena y programamos 10 minutos 90º, velocidad 4.
Retiramos del vaso, echamos la crema en un bol y tapamos con film, pegándolo a la crema.
También la podemos meter en una manga pastelera en el frigo, así ya la tenemos preparada para rellenar la coca.
Dejamos enfriar y guardamos en el frigorífico.
Podemos hacer la crema pastelera como habitualmente la hacéis, de forma tradicional.

Al día siguiente mezclamos la leche con la pizca de sal, las ralladuras de naranja y limón, la esencia de vainilla y la mantequilla a temperatura ambiente junto con el azúcar.
Batimos todo junto.
Si tenemos thermomix batimos unos segundos a 50º , velocidad 2.
Añadimos los huevos y el agua de azahar, mezclamos unos segundos, en thermomix a vel. 3.
Incorporamos la harina y la masa madre y amasamos unos minutos, en thermomiz 4 minutos velocidad espiga.
Nos quedará una masa pegajosa. Si está demasiada blanda le ponemos un poco de harina más.
En el mármol o la superficie de trabajo echamos un poco de harina y amasamos ligeramente para darle forma ovalada a la mesa.
Aconsejo dividir la masa en dos, pues queda grande esta coca.
Colocamos la masa sobre papel de hornear y le pasamos el rodillo hasta dejarla de un centimetro y medio de grosor y con forma ovalada.
Dejamos la masa reposar hasta que doble su volumen una hora y media aproximadamente.
La tapamos con un paño.
Cuando la masa ha levado le hacemos unos cortes en diagonal sin llegar hasta el fondo.
Volvemos dejar reposar otra media hora.
Cubrimos con crema pastelera esos cortes y decoramos con piñones y guindas en almíbar, también espolvoreamos con azúcar a la que le ponemos unas gotas de agua.
Dejamos reposar unos 5 minutos y metemos al horno que tendremos caliente a 180º.
Horneamos unos 20 minutos, según horno.
Veremos que dentro del horno vuelve a doblar su tamaño.
Sacamos dejamos unos minutos y colocamos sobre una rejilla para que se enfríe bien.
Lista para degustar esta Coca de San Juan. Está realmente deliciosa.

lunes, 19 de junio de 2017

PULPO SECO DE ADRA CON PATATAS REVOLCONAS

Sin duda este es uno de los platos que nos gustaría encontrarlo preparado al llegar a casa y disfrutar con él... con los comensales elegidos y una buena copita de vino...
En estos días de calor...y para mí mejor durante el fin de semana... preparado y degustado durante la cena en la terraza a la luz de unas velas o luz tenue y bajo la luna y las estrellas es todo un placer gastronómico...

Conocido como el Jamón del mar, el pulpo seco de Adra se está abriendo camino en un mercado donde parece ser que ya está todo conseguido...
Este pulpo lo podemos encontrar en Adra, un pueblo de nuestra costa almeriense a unos 50 km. de la capital y pegado a la provincia de Granada.
Esta joven empresa emprendedora también lo vende vía online... pulpo seco Maresiccus 
el precio es de 12 euros cada bolsita envasada al vacío y contiene 250 gramos, unas 3 o 4 patas de pulpo seco.

La mejor forma de comerlo según la gerente de la empresa es al horno o a la brasa, sin necesidad de añadir ningún condimento más, pues así es como se consigue el sabor auténtico del pulpo.

Y así es como lo he preparado, está riquísimo.... tenéis que probarlo...os va a encantar.
    Feliz semana !!!

En mi caso lo he acompañado de unas patatas revolconas a las que no les he añadido los torreznos fritos, que se incluyen en este tipo de patatas, pues para el pulpo no me parecía apropiado ponerlos.


Así es como viene el pulpo una vez sacado del envase.



Ingredientes

250 g de pulpo seco de Adra, que es lo que contiene el envase

Para preparar el pulpo
Sacamos el pulpo del congelador y lo dejamos descongelar en el frigorífico el día de antes.
Quitamos el envasado de plástico y enjuagamos el pulpo y escurrimos bien.
Encendemos el horno a 200º
Ponemos el pulpo en una fuente de horno.
Metemos al horno las patas de pulpo seco, sin ningún aditivo y las horneamos unos 30 ó 35 minutos.
Sacamos, cortamos y servimos, o como en mi caso lo dejamos entero y una vez en la mesa lo cortamos.
Acompañamos el plato con unas patatas revolconas, un poco de aceite de oliva para decorar el plato, espolvoreamos con un poco de pimentón y unas escamas de sal negra.

Para las patatas revolconas...

2 ó 3 patatas de buen tamaño
3 ó 4 dientes de ajo
3 cucharadas soperas de aceite de oliva
1 cucharada de pimentón molido
sal

En una olla ponemos agua y añadimos las patatas troceadas. Ponemos un poco de sal.
Cocemos unos 20 minutos.
Una vez cocidas las escurrimos, reservamos un poco de agua por si nos hace falta para darle una textura más suave al puré.
Las volvemos a echar en la cazuela otra vez o en un bol amplio y las machacamos con un tenedor.
En una sartén con unas dos o tres cucharadas de aceite de oliva doramos los dientes de ajo laminados a fuego bajo, tenemos cuidado de que no se nos quemen..
Una vez que los ajos están hecho apartamos la sartén del fuego y echamos una cucharada de pimentón, removemos bien y rápido y este aceite se lo echamos a las patatas.
Mezclamos las patatas y el aceite con el pimentón y los dientes de ajo bien, hasta que tomen un colorcito dorado, si os gusta el sabor picante podemos ponerle un poco de pimentón picante también.

Ponemos en un plato un aro para decorar y lo rellenamos de la mezcla de patatas revolconas.
Quitamos el aro y ponemos un par de patas de pulpo horneadas, decoramos con aceite, pimentón y sal en escamas, o como más os guste.
Disfrutar de este jamón de mar y de las patatas revolconas.