martes, 20 de septiembre de 2016

GALICIA, SANTIAGO DE COMPOSTELA Y SUS PIMIENTOS DE PADRÓN

Antes de comenzar os cuento un poco....
El no poder escribir entrada e incluso visitaros ha sido consecuencia de un lumbago que me ha tenido casi tres semanas en cama... ya parece que la cosa va mejorando y poco a poco volveré a la normalidad, 
Me ha dado mucho ánimo sobretodo las más de 7.000 visitas que recibí entre el miércoles y  jueves, 
un compañero de trabajo compartió mi enlace de gachas con caldo y ha sido todo un éxito en la red, 6300 visitas lleva ya el plato...eso anima muchísimo.... Mil gracias Paco a ti y a todos los 
"me gustas" que se están recibiendo....
         Comienzo como en un principio tenía pensado.... relatando parte del verano....
Espero que os guste.... Me hubiera gustado ver alguna de las compañeras de allí, pero ya se sabe, en vacaciones todos salimos fuera, Esther me dijo alguno de los pueblos mas bonitos de la zona, gracias guapa... y ahora... Encantada de estar de nuevo por aquí... Feliz semana...!!!
                                             ------------------------------

Descansar, desconectar y disfrutar de la familia y amigos, además de hacer algún que otro viajecito... es lo que ha dado este mes de agosto.
Volver a Galicia después de tanto años ha sido fantástico, un lugar que me encanta y que tan buenos recuerdos me trae.... concretamente  Santiago de Compostela,
No os podéis imaginar la emoción que sentí cuando baje del coche y puse los pies en Santiago...
dejamos las maletas en el hotel  y salimos a tomarnos unas cervezas, justo después nos dirigimos hacia la Catedral, grandiosa, majestuosa, llena de peregrinos. turistas de todas las edades y de muchísimos lugares de dentro y fuera del país...
dificil describir lo que sentí en ese momento, solo con estar allí ya estaba más que emocionada... vivimos unos días maravillosos....

                 




Además de todos los rincones y lugares preciosos que tiene Galicia, su maravillosa gente, tan amables y tan cariñosas... no podemos olvidar su rica y deliciosa gastronomía....
El pulpo creo que ya lo he comido para todo el año, que plato más exquisito, no me cansaba de pedirlo, y las empanadas...que sabrosas,  he degustado casi todas las clases que preparan, deliciosas las almejas a la marinera, mejillones, calamares, paella, sus carnes, quesos, del pan, que bueno que estaba, que bien sabía, parecía bizcocho....
              y por supuesto de  los pimientos de Padrón.... cuantos nos comimos....
hoy os dejo la forma de prepararlos y que Lidia, la pementeira que me los vendió me dio unos cuantos consejos para que salieran sabrosos y en su punto, os los cuento más abajo y os dejo una foto con ella en el momento de la venta.
Una persona estupenda, con que cariño nos hablaba de los pimientos, que por cierto no son de Padrón sino de Herbón, una aldea que pertenece a Padrón...
aprovecho para saludar a Lidia desde aquí, por si en algún momento entra en el blog, ya le hablé de él, también le dije que en la primera entrada después del verano pondría sus pimientos que tan ricos estaban, vamos que me los escogió para que llegarán a casa estupendamente y así llegaron, tiernos y con un sabor y olor exquisito... y si ricos saben allí, aquí todavía los he saboreado mucho más.... un gustazo para el paladar,
Tengo que agradecerle el que se ofreciera personalmente para enviármelos a casa cuando me volvieran apetecer....
Gracias Lidia, por tu generosidad, amabilidad y por hacer tu trabajo con tanto cariño, estaremos en contacto y pronto podré tener de nuevo esos pimientos tan ricos en casa.
Gracias por ese ratito de charla y por explicarme con todo detalle la forma de preparar y conservar los pimientos de Padrón....  mil besosssss !!!
Como me gusta el acento gallego y la generosidad y simpatía de sus ciudadanos, te hacen sentir como en como en familia....

En Santiago también tuve la suerte de conocer a Don José, un caballero de 86 años y que hace 40 años llegó a ser y recibir una medalla por su trabajo, le llamaban el Rey del Bocadillo, según me contó cada día vendía unos mil bocadillos a estudiantes, peregrinos, turistas y ciudadanos,  su récord  lo tuvo con 2646 bocadillos en un día... casi nada....
Buena charla tuvimos subiendo una cuesta bastante empinada y que el caballero recorría cada día, en el trayecto hablamos y mucho, por cierto me dio tres de sus recetas que preparaba en su establecimiento, unos consejos para preparar algunos de los platos típicos de allí, una pena que no me hiciese una foto con él. Educado, cariñoso, amable, con porte elegante, su bastón le hacía todavía más interesante, un gusto haberle conocido y más sabiendo que la cocina en su juventud fue tan importante para él.... casualidades de la vida que le conociera y que se cruzara en mi camino,
gracias Don José por todos esos consejos que me dio y con el cariño que hablaba de su Ciudad y de todos los que por allí pasamos y que nos hacéis sentir como en casa... ha sido un placer conocerlo...

El Hotel en el que nos hospedamos estaba muy céntrico, andando a tan solo unos dos o tres minutos de la Catedral,

Hotel Pazo de Altamira,  un hotel urbano, pequeño, muy luminoso, con vistas de todas sus habitaciones a diferentes calles y plazas, pegadito a la Iglesia San Agustín y del Mercado de Abastos, para mí un lugar privilegiado.
Según he sabido, el Hotel era un antiguo Pazo que perteneció a los Condes de Altamira y donde hoy se encuentra el Mercado de Abastos formaba parte de ese pazo.
El personal estupendo, cariñosos y muy atento, tanto que nos hicieron sentir como en casa, muy profesionales.

Casualidades de la vida...,
nada más entrar al Hotel tanto el mostrador, escalera, como todo el recibidor era de mármol de mi tierra, incluso los baños de las habitaciones... el destino... jjj


Su directora María M. Moas, además de guapísima tuvo con nosotros varios detalles, nos dieron la habitación con esa galería saliente que se puede ver en la foto, que ilusión me hizo cuando uno de los días a nuestro regreso de una de las rutas nos encontramos  en la habitación una bandeja preciosa presentada, con una carta que la guardaré siempre,y tres mini tartas de Santiago, cubiertos y bebida... todo un detalle... Gracias María ... podéis verme con ella,
todo el personal estupendo, cariñoso, profesional, nos dieron referencias de sitios donde comer, tanto los que son para turistas como los que ellos frecuentan, que sin duda son mejores en cuanto a precio y comida de lo más tradicional....
Cuando vuelva de nuevo a Santiago sin duda se cual es el Hotel donde alojarme....
Gracias por vuestro cariño hacia nosotros, la atención y los detalles, ha sido un placer pasar por allí...
mil besos a María, Cristina, una de las recepcionistas(abajo con ella) y a todo el equipo humano que forma parte del Hotel.
Nos quedó cenar allí,  el día que elegimos para hacerlo  su cocina  cerraba por descanso, una pena pues la carta que ofrecía es de lo más deliciosa... al día siguiente volvíamos a nuestra tierra y ya era imposible degustar  tan suculentos platos, Mira que no preguntar antes...
si puedo decir que los desayunos eran deliciosos, todo sus productos caseros....


Hicimos varias rutas para conocer algunas de las rías gallegas... cada lugar tiene su encanto, pero sin duda lo que más visitamos fue su Catedral de Santiago de Compostela, grandiosa, elegante, que por cierto la están restaurando, una pena que la fachada principal no se vea lo bonita que es, pero en poco tiempo se podrá disfrutar de su belleza....
suerte tuvimos en esta ocasión la Puerta  Santa  estaba abierta, solo ocurre los años Xacobeos, o sea cuando el día del Apóstol Santiago cae en domingo, ese año tiran la tapia abajo y por ahí pasan los visitantes para abrazar al Apóstol, colas inmensas para poder hacerlo, pero la paciencia y las ganas hicieron posible que en varias ocasiones pudimos tocarlo.
Este año ha sido un Año Jubilar Extraordinario, después de que el Papa Francisco inaugurase el Jubileo Extraordinario de la Misericordia con la apertura de la Puerta Santa de la basílica de San Pedro.
El Jubileo Extraordinario de la Misericordia concluirá el próximo 20 de noviembre y de no ser por esta efemérides la Puerta Santa no volverá a abrirse hasta el próximo Año Xacabeo en 2021.

Creo que pocos rincones de la Catedral no vimos, hasta visitamos con guía las cubiertas de la Catedral, unas vistas maravillosas, os lo recomiendo si vais por allí...

Uno de los lugares que también me hacía ilusión visitar en Santiago, al lado del casco histórico, fue el Parque de la Alameda...
al inicio de él se encuentra una escultura de bronce de César Lombera (1994) conocida como
" Las Marías " o como "Las dos en punto ", muy preguntona que es una y así unas chicas de un comercio me lo explicaron...
Cornelia y Maruja Fandiño, dos personajes reales, profesoras y hermanas ellas muy populares en Santiago en la segunda mitad del siglo XX asiduas a pasear por dicho parque a las dos de la tarde en punto, justo cuando salían de clase, igual les daba hiciese calor, frío o lloviese, notables por su manera de vestir, no muy propia de su época,
Cada día hacían el mismo recorrido y a la misma hora y así quisieron dejarlas en el recuerdo de todos los que en aquellos años día tras día las vieron pasear.
Una escultura de lo más visitada y haciendo cola para poder posar con ellas...
Yo os la dejo solas y si visitáis el Parque de la Alameda no os olvidéis posar con ellas...


El los diferentes pueblos podíamos disfrutar de su música, que agradable y que sonido más maravilloso el de la gaita... por cualquier rincón te encontrabas alguna persona deleitándonos con la música y en muchas aldeas o municipios con trajes típicos del lugar paseaban y tocaban por sus calles  la música tradicional gallega, haciendo más acogedora a los visitantes el recorrido...




Tomar una cerveza en uno de los Restaurantes que hay pegados a alguna ría es un lujo, disfrutar del momento con un albariño, ribeiro, cerveza y un pulpo a la gallega, mejillones o unas almejas de Carril... una gustazo para el paladar... que bien sabe todo allí...






A escasos seis kilometros de la ciudad de Pontevedra se situa Combarro,  pintoresco pueblo marinero, con un encanto especial, su casco antiguo fue declarado conjunto histórico en 1972, pasear por su costa y ver todos sus hórreos y cruceiros... una maravilla, uno de los pueblos más bonitos de Galicia.
El hórreo, símbolo principal de Combarro tiene la peculiaridad de encontrarse prácticamente en todas sus viviendas orientadas al mar,
30 de los más de 60 hórreos que tiene actualmente se encuentran a orillas de la ría de Pontevedra.
Tomarte una cerveza y disfrutar de su gastronomía allí no tiene problema alguno, pues hay tabernas típicas por todo el pueblo, nosotros optamos por tomarnos unas cervezas y albariño en una terraza  sobre la ría... un privilegio, y un  placer, sobretodo por el calor que hacía.
También puedes comprar fácilmente y a buenos precios sus tradicionales licores y vinos, numerosos bajos de sus casas las tienen como souvenir.
Os recomiendo esta visita 100%. en un pueblo que te transporta en el tiempo.


Nuestra ruta también nos llevo hasta Lira y Carnota, dos municipios que se disputan cual es el hórreo más grande de Galicia, éste es el segundo de ellos, el de Carnota declarado Monumento Nacional, Majestuoso y elegante con unas dimensiones de 34,76 m. su dimensión como su antiguedad son dos de los factores que despiertan la admiración por este hórreo construido en 1768, bien merece la pena visitar los dos, cada uno tiene su encanto e incluso en el de Lira pudimos ver por dentro y fotografiarnos ya que sus puertas están abiertas al visitante.


La Isla de la Toja, conocida internacionalmente por su extraordinario Hotel Balneario la Toja,

Isla unida al pueblo de O Grove por un puente centenario, perteneciente a la provincia de Pontevedra. con su característica ermita recubierta totalmente de conchas de vieira, una de las más singulares de toda Galicia.



Visita obligada también a la Tienda del Balneario de la Toja, donde puedes encontrar y comprar todos sus productos, sus precios como en cualquier comercio.



Cambados, situado en la ría de Arousa, la más extensa de las rías gallegas, fue declarada Bien de Interés Cultural en 2001.
Un auténtico museo al aire libre esculpido en granito, con calles empedradas, cuenta con uno de los conjuntos históricos mejor conservados de Galicia.
Cambados es la capital del Albariño, en sus calles la cultura del vino es notoria. Puedes comprar a lo largo de sus calles sus vinos y licores con precios más asequibles.
Cuenta con 21 bodegas que pertenecen a la denominación de origen Rías Baixas.



Finisterre, en gallego Fisterra, último punto del Camino de Santiago,
Es un cabo situado en la costa atlántica española, declarado como Patrimonio europeo en 2007.
Cuenta con su potente faro, atractivo especial sobre visitantes y peregrinos del Camino de Santiago que dan por finalizado su viaje al llegar aquí.



Seguiría poniendo fotos y hablando de todo los lugares encantadores y preciosos que vimos, pero lo dejaré para otra ocasión... os recomiendo visitar cualquier rincón de Galicia, nosotros que venimos del sur y que en nuestra provincia apenas llueve... encantados de ver tanto árbol y todo tan verde...
El tiempo no fue habitual el que tuvimos, yo iba pensando en el fresquito ya que en mi tierra rondábamos en esos días los 40º y allí nos encontramos con treinta y tantos, cosa, según sus ciudadanos no ocurría desde hacía más de cuarenta años... está claro que las altas temperaturas se nos vinieron con nosotros, lo bueno fue que por las noches y sin lluvia todo estaba repleto de gente, ellos, los gallegos encantados, según me dijeron, ya que sus establecimientos, calles, plazas, restaurantes, cafeterías y demás estaban repletos.... la verdad que con buen tiempo siempre apetece salir más.

MERCADO DE ABASTOS SANTIAGO DE COMPOSTELA



Un día de mercado...
Teníamos la gran suerte, como os he comentado, de que nuestro Hotel estuviera muy céntrico, a pocos metros de la Catedral de Santiago y tan solo unos pasos del Mercado de Abastos, según los gallegos de la zona este Mercado es el segundo monumento más visitado después de la Catedral...
grandísimo, uno de los cinco más importantes de España. Fue construido en 1941


Así que en varias ocasiones lo visite y pude disfrutar de todo lo que allí se podía adquirir, productos de la tierra de lo más frescos, verduras, carnes, pescados, mariscos, quesos, vinos, licores... en fin que como no podía ser de otra forma disfrute a lo grande... además de adquirir algún que otro producto tradicional de allí,  a las vendedoras de los puestos donde compre les pregunté por alguna que otra receta para elaborar con esos productos, muy amables me dieron recetas familiares que prepararé con ellos.



Ademas de admirar su arquitectura y recorrer todos sus puestos con productos recién traídos del mar y de la huerta, se puede degustar de la famosa comida de diseño en miniatura en el mini bar
Abastos 2.0, que prepara sus platos en función de lo que ofrece el Mercado de Abastos.
Difícil encontrar sitio o mejor dicho hueco, siempre está repleto, pero bien merece la pena tomarse alguna de sus tapas de diseño.
Deciros que preparan uno de los pulpos más ricos de Galicia, bueno de los que yo degusté... o al ser el primero que deguste nada más llegar... me supo a gloria...!!!



Hace años, mi último viaje a Santiago, me dejo un gran recuerdo y sabor de boca, entonces comimos en varias ocasiones en Casa Sixto, un Restaurante familiar que ofrece en su carta raciones típicas gallegas, y como no, pues quise volver a recordar en sito la misma experiencia gastronómica... Todavía lo regenta la misma familia, aunque es su hijo el que se ha hecho cargo de él, los salude y les hable que ya había estado hacía años, muy amables como siempre, la verdad que les dio alegría ver que dichos comensales volvían de nuevo al restaurante, incluso la madre salió a saludarnos, nos hicimos una foto con él en la puerta de dicho restaurante.... me encantó recordar nuestra visita de algunos años atrás... el joven que nos atendió me dio una receta de uno de los postre que ofrecían esa noche... anotado está...


            Ahora toca hablar de Padrón y sus famosos pimientos.

Nada más llegar a Padrón y antes de entrar en el municipio nos encontramos con Lidia, una vendedora de pimientos de Padrón, cuya cesta además la tiene personalizada, una de tantas de las que te encuentras a lo largo de la carretera y que ofrecen tan delicioso producto, como son los famosos pimientos de Padrón,

Mientras me llegaba mi turno para la compra, ya que no era la única que hacia parada para ello, tuve la ocasión de  conversar  con ella y conocer algunos secretos para la conservación y preparación de tan delicioso producto, incluso alguno de sus clientes también me dieron alguna que otra receta para preparar con ellos.
Muy amable me contó como conservar tan exquisito bocado además de indicarme alguna visita que hacer en Padrón.
Uno de los lugares que visitamos fue su jardín Botánico que desde 1946 es Monumento Artístico Nacional, considerado uno de los jardines más antiguos de España, dispone de varias entradas, dentro podemos disfrutar de su amplia vegetación, como una gran Secuoya,  una verdadera joya natural, donde disfrutaba y escribía versos bajo este inmenso árbol la popular escritora Rosalía de Castro,
que por cierto cuando llegamos a visitar su casa ya habían cerrado sus puertas...
paz, tranquilidad, esculturas y varias fuentes invitan a recorrer este Jardín Botánico-Artístico al visitante.


Un maravilloso viaje para el recuerdo, he aprendido mucho de allí y me traigo además de las fotos en la cámara y en la retina, buen sabor de su gastronomía y muchas recetas tradicionales... os la iré dejando en el blog.





           !!! Os Pementos de Padrón uns pican e outros non !!!

Un dicho de los más cierto, aunque he de decir que la gracia está en quien se encuentra el que pica...pica.... !!!

El auténtico Pimiento de Herbón-Padrón sólo se puede encontrar disponible en el mercado desde el mes de mayo y hasta el mes de octubre. Para saber si es el original lleva en su envasado el sello de la Denominación de Origen Protegida.

Os dejo como preparar los pimientos según me explico Lidia...


Ingredientes

pimientos de Padrón -Herbón
sal gorda, importante que sea este tipo de sal
aceite de oliva

Lavamos y secamos bien los pimientos.
Ponemos una sartén amplia al fuego con abundante aceite de oliva, echamos los pimientos a la sartén cuando el aceite no está demasiado caliente. Cuantos más pimientos echemos de una vez mucho mejor será el resultado.
Según me contó Lidia su madre echaba pimientos a rebosar en la sartén y los hacía a fuego suave.
Se dejan freír al gusto, sin pasarnos demasiado, moviendolos de cuando en cuando.
Una vez hechos se sacan.
Se ponen en una fuente y se les echa sal gorda por encima.
Se comen en el momento, calientes y cuidando de no encontrarnos demasiados pimientos picantes,
ya se sabe el dicho...
                    "los pimientos de Padrón, unos pican y otros no".

Lidia también me contó que les suelen quitar el tallo y saben mejor.
Para conservarlos congelados también me dio su truco...
Los echa en el aceite como se suelen hacer, pero los saca antes de que se terminen de estar fritos, los deja escurrir bien y los congela en una bolsa bien cerrada y sin amontonar.
A la hora de que los queramos consumir, los sacamos del congelador, dejamos que se descongelen totalmente poco a poco, ponemos una sarten con aceite y una vez caliente los echamos y terminamos de hacer, según me contó quedan igual de ricos. Yo de momento no he podido comprobarlo pues nos lo comimos todos.
Estos pimientos una vez fritos se suelen comer solos, que ya de por sí están deliciosos, o acompañar guarniciones de carne o pescado, e incluso hacer varias recetas con ellos, yo...tengo algunas anotadas.
Espero que os haya gustado....

jueves, 28 de julio de 2016

TARTA DE MANGO Y VACACIONES !!!

Es momento de tomar un descanso... me despido para disfrutar de unas vacaciones en el trabajo y en el blog, no se si podré subir alguna receta durante este mes, si no es así quiero desearos un feliz verano a tod|@s....
se que alguno de vosotros ya habéis tenido las vuestras y otros estáis esperando que comience el mes de agosto para disfrutarlas...Ya os contaré a la vuelta, espero traer nuevas y ricas recetas... como siempre suelo hacer en los sitios que voy intento degustar platos nuevos para luego compartirlos,
creo que eso nos pasa a más de uno...jjjj.....
Ahora toca tiempo para disfrutar con los amigos y familia, en plan tranquilo, paseos por la tarde, alguna que otra cervecita e incluso algún que otro mojito... que rico tan fresquito...
seguro que más de uno va hacer lo mismo....así que vamos a saborear las vacaciones.... !!!

El otro día nos invitaron a una celebración con barbacoa y ya imagináis... aperitivos, entrantes, canapés, tortillas, empanadas y carnes a la brasa... y como no... postres... que fueron muchos,
y que todo estaba riquísimo...
terminamos con copas, pues una celebración de ese tipo conlleva todo...
Entre los postres que lleve, esta tarta fue un éxito... a todos les gusto muchísimo....
Es una tarta exquisita, deliciosa al paladar, de textura suave y con un sabor a mango que la hace de lujo total....solo puedo deciros que no quedó nada... ya os podéis imaginar.
El mango hay que comprarlo maduro, para que tenga ese punto dulzón, este estaba en su punto.
De veras no hay más satisfacción para alguien que cocina algún plato que ver la cara de los comensales disfrutando mientras lo degustan.
Esta tarta hay que prepararla el día anterior a su consumo para que cuaje perfectamente.
FELIZ VERANO A TOD@S !!! 

                 queda una tarta suave y cremosa !!!

Ingredientes

1 mango en su punto justo de maduración
1 tarrina de queso cremoso
200 ml de nata
azúcar
un vaso de leche entera
1 sobre de cuajada

para la base de la tarta

160 g de galletas tostadas
70 g de mantequilla

Elaboración

Lo primero es preparar la base de la tarta.
Yo he utilizado un molde desmontable de 20 cm.
Untamos la base y lados con mantequilla, en el fondo he colocado papel de horno para poder desmoldar con más facilidad la tarta.
Para la  base de galletas, trituramos las galletas y con la mantequilla ablandada mezclamos bien.
Esta mezcla la ponemos en la base del molde, nos ayudamos con el revés de una cuchara de sopa para aplanar la mezcla de galletas y mantequilla.
Tiene que quedar uniforme y cubriendo toda la base.
Metemos al frigorífico unos diez minutos.

Vamos a preparar la crema.
Pelamos bien el mango y lo cortamos a trozos, lo metemos en el vaso de la batidora y trituramos bien.
En un cazo ponemos al fuego la nata con el queso y el azúcar a calentar, a fuego suave.
Echamos el mango y cocinamos hasta que veamos que la mezcla está caliente, no debe de hervir.
En un vaso ponemos la leche y echamos el sobre de cuajada.
Mezclamos bien con una cuchara para que se deshagan bien los polvos de la cuajada y no quede grumos.
Esta mezcla la echamos también en el cazo y mezclamos para que quede bien disuelta.
Dejamos en el fuego hasta que comience a hervir, para que la cuajada se espese, o sea, se cuaje.
Retiramos del fuego y echamos la mezcla sobre las galletas o la base de bizcocho con cuidado.
Dejamos enfriar, tapamos con film y metemos en el frigorífico, lo mejor es hacerlo el día de antes para tener unas doce horas enfriando.
Sacamos y adornamos al gusto.
Listo para degustar esta sencilla y deliciosa tarta de mango.

martes, 26 de julio de 2016

LOMO EN SALSA DE NARANJA Y REGALOS

Estamos ya en la recta final del mes de Julio, para muchos se terminan las vacaciones y para otros empiezan este mes de Agosto...
Vamos a disfrutar de unos días de descanso aunque sea en casa pero sin hacer nada... o poco...
desayunar con tranquilidad, quedar a tomar un café sin prisas, saborear unas tapas con unas cervecitas...
disfrutar del tiempo sabiendo que no hay que madrugar...
Muchos de vosotros habéis cerrado ya vuestras cocinas, yo lo haré al final de semana, porque entre otras cosas no hay quien aguante en la cocina... vamos que parece una sauna,..  aunque las recetas que os proponemos últimamente no requieren mucha cocción y son más bien plato fríos...

La receta que os dejo hoy es sencilla y riquísima... un lomo en salsa de naranja que está buenísimo...
 una de tantas que prepara mi suegra y que le sale maravillosa.... con un caldito de lo más rico... vamos, que dejamos los platos brillantes...
FELIZ SEMANA !!!

 Receta presentada en un elegante plato de mármol, uno de los regalos que he tenido esta semana... en la foto vemos los dos platos que me han regalado, uno de mármol blanco y el otro de mármol gris...
una preciosidad.... que tengo que agradecer a Alberto Sabiote gerente de la empresa InMármol

ainssss con lo que me gusta a mí el mármol ... graciassss... gracias Alberto por este lujoso detalle...
en alguna ocasión os he hablado de INMARMOL... os dejo el enlace de su página web para que veáis toda la belleza de piezas que tallan en mármol  InMármol
   
   INMARMOL® está pensado para cumplir con todas las características
            que a un plato se le exigen, brillos, pulidos y mates que armonizan con el material
                empleado en cada colección.
  Las colecciones de vajilla en mármol nos ofrecen la experiencia de comer en un plato único e irrepetible por la especifica naturaleza de la piedra y el trabajo a mano de cada una de las piezas.
             

Elegante colección de modelos, colores, texturas y formas para vestir tu mesa en mármol.
Podéis comprar cualquier pieza a través de su página web...

Ahora vamos con la receta...

Ingredientes 

1 cinta de lomo, mejor de dos colores
6 naranjas
3 patatas medianas
4 ó 5 dientes de ajo
un poco de perejil fresco
aceite de oliva
sal
pimienta molida

Elaboración

Cortamos el lomo en filetes no muy finos.
Pelamos y cortamos las patatas en trozos.
Exprimimos las naranjas y reservamos el zumo.
En un mortero machacamos los dientes de ajo y el perejil.
En unas sartén ponemos unas tres cucharadas de aceite de oliva.
Sellamos la carne en el aceite una vez que esté caliente, salpimentamos la carne.
Sacamos la carne de la sartén y la vamos colocando en una cazuela.
Mientras vamos friendo las patatas en una sartén con aceite. Sazonamos un poco.
Se fríen en aceite caliente para que no se nos ablanden, tienen que quedar enteras, ya que luego terminan de hacerse en la salsa de naranja. Una vez fritas, sacamos y reservamos.
En el mismo aceite que hemos hecho la carne echamos el majado de ajo y perejil del mortero, sofreímos unos segundos y agregamos un poco de zumo de naranja para recoger los jugos de la carne y el sabor del ajo y perejil.
Echamos sobre el lomo que tenemos en la cazuela y agregamos el resto del zumo.
Incorporamos también las patatas.
Dejamos cocinar hasta que espese la salsa y la carne y patatas estén tiernas.
Un lomo riquísimo y un plato precioso... Mil graciasssss....!!!

martes, 19 de julio de 2016

CUAJADERA DE SEPIA

Hola chic@s !!!
que no... no me había ido todavía de vacaciones o descanso....
es que mi equipo técnico está como el tiempo...con tanta calor le cuesta trabajar.... las nuevas tecnologías que hacen de las suyas....
se que me he perdido deliciosos platos que habéis preparado....voy a intentar ponerme al día...

Antes de tomar vacaciones  quería dejar una receta que además de sencilla está riquísima...
es tradicional de un pueblo pesquero de la provincia de Almería.... Garrucha,
os cuento un poco de él y de esta receta, plato que puede encontrarse en los menús y cartas de los diferentes restaurante de allí... platos con sabor, sobretodo a mar...
Cuajadera de sepia, el plato de hoy... riquíiiiiisimo.... !!!
Feliz semana !!!

El pasado fin de semana se celebraban la fiestas del Carmen en Garrucha, en la foto vemos uno de los barcos donde colocaron a la Virgen que la paseaban sin salir del puerto ante las miradas de cientos de vecinos... al fondo se encuentra la lonja del pescado....

Garrucha es un pequeño pueblo de pescadores, el más importante de la costa oriental almeriense.

Posee tres puertos integrados en una sola estructura portuaria.
Un puerto deportivo, uno comercial y un puerto pesquero.
"La pequeña San Sebastían", es el nombre popular dado a Garrucha, importante por el embarque de plata, hierro y plomo, momento de esplendor a mediados de siglo pasado.
El ayuntamiento de Garrucha es uno de lo más representativos de la comarca, construido hacia el año 1875 sobre un antiguo Alfolí, almacén de sal.
Es uno de los edificios más emblemáticos del municipio.

Garrucha es Ideal para disfrutar de sus excelentes playas, su sol, sus instalaciones turísticas y sobre todo para disfrutar saboreando su excelente pescado.
Famoso por su pescado mediterráneo de calidad y sobre todo por sus gambas rojas y mariscos.
Comer en este pueblo de costa es un verdadero placer.
Sus gambas rojas y los pescados de roca son manjares, el gallopedro, gallineta, pargo, mero.... suelen prepararse con vino blanco y aceite de oliva.
Sus exquisitas gambas rojas, famosas nacional e internacionalmente elaboradas simplemente a la plancha y con sal gorda...es uno de los placeres para los amantes de este marisco...
Es más grande y de color más intenso que las variedades de gamba común, su deliciosa carne es característica y merece la pena hacer un exceso por una vez para probarla, sobre todo si es en un típico restaurante con vistas al mar.

           Aquí una de las vitrinas de exposición de uno de los restaurantes al lado del puerto.






Este verano visito la lonja de Garrucha, ya os pondré una entrada para que disfrutéis también de primera mano de los pescados y mariscos que se subastan allí...
pescado recién traído de alta mar y listo para comprar por los restaurantes de la zona y prepararlos para el disfrute de los comensales... ya os digo de antemano que es un manjar para el paladar...
En varias ocasiones he asistido en esta lonja a la subasta de pescado... es una pasada...
incluso alguna que otra vez, si el pescado queda a precio demasiado bajo el pesquero o pescador lo regala a los asistentes que allí nos encontramos, dicen que para regalarlos en precio a los compradores,  prefieren regalarlos ellos a quien quieran...
así que alguna que otra vez he salido con algún pescado regalado...
la verdad me encanta ver como llegan los barcos y bajan sus cajas llenas de pescado vivo....
Si tenéis oportunidad... visitar y conocer este pueblo pesquero ... serán unas vacaciones estupendas y en cuanto a su gastronomía.... disfrutaréis de lo lindo....

La cuajadera es un guiso tradicional de Garrucha y de los pueblos cercanos al levante almeriense, su nombre lo toma del recipiente donde se prepara... una bandeja de horno con asas de forma rectangular y ovalada de acero inoxidable o aluminio.
La bandeja tradicional y antigua es un poco diferente a esta, si tengo oportunidad de conseguir la autentica ya os la pondré...

La cuajadera puede ser de pescado o carne, las más tradicionales son las de sepia, pulpo o gallopedro,
la que os dejo hoy es la de sepia, que estaba de lo más deliciosa, además es realmente sencilla.

La receta me la dieron muy amablemente el otro día unos jóvenes, chico y chica, que regentan un restaurante allí, es una receta de la madre de uno de ellos. Muchas gracias chic@s !!!

Ingredientes para cuatro comensales

1 sepia grande, mejor de las que vienen sin limpiar, o dos
2 tomates grandes maduros
2 cebollas grandes
1 pimiento verde
medio pimiento rojo, si es grande
5 ó 6 dientes de ajo
4 ó 5 patatas
2 ó 3 hojas de laurel
azafrán o colorante
medio vaso de caldo o pastilla de avecrem, entonces la deshacemos en agua
medio vaso de vino blanco
unos granos de pimienta negra
sal
aceite de oliva

Elaboración

Limpiamos y lavamos bien la sepia y la cortamos en trozos generosos.
En una cazuela de horno untada con un poco de aceite de oliva ponemos la cebolla cortada en rodajas.
Encima de la cebolla colocamos la sepia en trozos.
Pelamos las patatas y las cortamos en forma de gajo, las colocamos en los huecos entre la sepia.
Colocamos los pimientos cortados y los tomates en trozos o a rodajas.
Ponemos dos dientes de ajo laminados y las hojas de laurel troceadas.
Majamos los otros dientes de ajo, con el azafrán y un buen chorreon de aceite de oliva, si nos gusta también un poco de perejil fresco, el vino y el caldo o agua con la pastilla de avecrem..
Este majado lo echamos sobre los ingredientes anteriores que tenemos en la bandeja de horno.
Incorporamos la sal y pimienta en grano.
Tapamos la cuajadera con papel de aluminio y metemos al horno a 180º unos 40 minutos.
Quitamos el papel de aluminio y dejamos en el horno unos cinco minutos más, comprobamos que la sepia y las patatas están tiernas.
Sacamos del horno y servimos.