sábado, 25 de febrero de 2017

GRANADA, ENCANTO Y EMBRUJO DE UNA CIUDAD

          "Todas las ciudades tienen su encanto, Granada, el suyo y el de todas los demás". 
                                                                                                               Antonio Machado 

      GRANADA fuente de Mitos y Leyendas... riqueza Cultural y Artística...

Siempre es un placer volver a Granada...  belleza, luz, contrastes, fragancias peculiares que proceden de sus especias y que envuelve el casco antiguo de la Ciudad,  placer de pasear y perderse entre sus callejuelas...  rincones con encanto...

Cuenta la leyenda que Granada debe su nombre a una de las hijas de Noé o de Hércules, llamada Granata, aunque en la historia de Granada aparece documentado su nombre antes de la conquista árabe en el barrio Judío de "Garnata"


Tengo la suerte de vivir cerca de la Ciudad de Granada, y no la conozco tanto como quisiera...
todo comenzó un día en el que mis amigos y yo decidimos darnos un capricho y pasear por las calles de Granada.... claro que no podíamos dejar de disfrutar de su rica gastronomía...
Tapear por sus bares y tabernas, Degustar sus tapas que las hay de todas clases.... tradicioneles, gourmet, de autor o en grandes cantidades, sin duda, las tapas en Granada forman también parte de su patrimonio cultural. 
Para aquellos que no han viajado a esta ciudad os diré que además de enriqueceros culturalmente, por muy poquito podéis saborear con cada cerveza los platos y tapas que preparan cada día... por un módico precio de tan solo 2 euros podéis tomar una cerveza con su tapa correspondiente... eso sí, a diferencia de mi Ciudad, Almería, no podéis elegir tapa, en cada ronda os ponen la que corresponde, ahí está la sorpresa de cual os va a tocar....
Si hacéis como nosotros y no solamente os quedáis en un solo bar o taberna, la tapa puede ser repetida, aunque cada uno la presenta de forma y con acompañamiento distinto, ese día la tapa de migas era la reina de los bares.... y en casi todos la primera ronda de cervezas acompañaba un buen plato de migas con tropezones... fue un día maravilloso el que disfrutamos entre amigos, reír, comer, comprar y pasear por todos los rincones maravillosos de esta Gran Ciudad no tiene precio.

Os apetece viajar ? 
Pues abrir los ojos y acompañarme a conocer parte de esta preciosa Ciudad andaluza.
Necesitaría mil entradas para poder hablar y enseñaros Granada.

                     Mi punto de partida a pies de la Catedral.

Situada en el centro histórico de la ciudad, la Catedral que fue construida entre los siglos XVI y XVII.
                     La majestuosa Catedral vista desde la Plaza de las Pasiegas

La catedral de Granada es impresionante. Planta gótica de cinco naves, sus obras se iniciaron el el año 1518 por Enrique de Egas y seguidas por Diego de Siloé, la fachada es obra de Alonso Cano.

Considerada una de las mejores iglesias de estilo Renacentista que podemos ver en España, aunque su fachada es Barroca.

La Capilla Real está adosada a la catedral, su entrada principal está integrada en ella, aunque tiene otra portada de estilo plateresco.
En la Capilla Real se encuentran los restos de los Reyes Católicos.



La Capilla Real solo presenta una única fachada exterior, una portada renacentista de 1526, la parte inferior de estilo barroco y rehecha en 1733 posee un arco semicircular encuadrado por pilastras con figuras de maceros.

                                                     
                                                               Fachada de la Capilla Real

Frente a la Capilla Real el Palacio de la Madraza, fue la primera sede del ayuntamiento de granada, por lo que se le conoce también como Ayuntamiento viejo, en su interior se conserva un mihrab de 1349.
La Madraza o Madrasa significa escuela en árabe, funciono como Universidad hasta finales de 1499 o principio de 1500.

En los alrededores de la Catedral podemos encontrar tiendas de todo tipo, de las más modernas a las más clásicas y de souvenirs.

Si quieres llevarte un recuerdo de esta ciudad una de las especialidades de los artesanos granadinos es la taracea y la cerámica de Fajalauza.  
La taracea es una técnica muy antigua con la que se decoran muebles y objetos de madera.
Consiste en incrustar pequeñas piezas geométricas de madera, nácar, plata, marfil y otros materiales con los que crean un mosaico decorativo. Tiene su origen en el Próximo Oriente y fue introducida en España por los árabes. Con este técnica crean verdaderas joyas de arte.

La cerámica de la artesanía granadina conserva una fuerte influencia nazarí.
Una de las cerámicas más típicas de Granada, como os he dicho, es la cerámica de Fajalauza, característica por sus tonos verdes y azules que decoran platos, jarras, azulejos o cántaros.

Atraída por el olor a especias en esta parte de la ciudad...no dude en visitar varias de las tiendas que se encuentran unas pegadas a la Catedral y otras a pies de la misma, famosas y de aspecto medieval...
su venta se realiza también a través de internet, su propietario muy atento me explico cuales eran las especias más vendidas y la composición de alguna de ellas, opte por llevarme alguna que otra especia.

Esta es otra de sus tiendas, se encuentra a pie de la fachada principal de la Catedral, en la plaza de las Pasiegas.


    Alguna de las especias que compre por recomendación de su comerciante.


Junto a la famosa plaza Bib-Rambla, la Catedral y la Capilla Real, en la misma plaza Alonso Cano, no hay que perderse el Zoco de la Alcaicería, conocidísima zona comercial y turística llena de pequeñas tiendas que mantienen el aire musulmán del barrio, dedicadas en su mayoría a la venta de recuerdos o souvenirs y de artesanía granadina, su entramado de callejuelas, su bella decoración y su forma nos recuerda que estamos en el antiguo zoco o mercado árabe, sin perder nada de su encanto histórico.
Su nombre proviene del árabe al-gaysariya, que designa una institución comercial y los edificios que la componen. 
Un lugar emblemático para perderse en él, y llevarse alguno que otro recuerdo.

El interior de una de las tiendas de la Alcaiceria



Por una de las salidas que tiene la Alcaicería llegamos a la Plaza Bib - Rambla de corte rectangular presidida por la fuente de los gigantones, un lugar de paso para turistas en el que terrazas, quioscos y puestos de flores dan ese toque comercial.


Nos dirigíamos a Gran Vía, que bien puede accederse a través de una de las entradas a la Catedral,

Continuamos nuestro recorrido por la Ciudad, nos encontramos en las Rejas de la calle, que cierran la calle Oficios, tanto por la plaza Alonso Cano como por la Gran Vía.
Estaban situadas en la plazoleta de la Capilla Real desde el año 1915 y se trasladaron a esta zona en los años 40.
Las rejas son de estilo gótico.

Cruzando Gran Vía y haciendo esquina con calle Reyes Católicos nos encontramos por un lado con el llamado "Edificio del Banco" en Gran Vía 2, alzado entre 1906 y 1917.

Desde aquí parte la Gran Vía con cantidad de edificios modernistas del siglo XIX y principios del XX.
Justo enfrente del edificio se encuentra la Plaza de Isabel la Católica.
Está presidida por un monumento dedicado a la reina  y a Cristobal Colón, momento en el llega a un acuerdo con los Reyes Católicos para su expedición a las indias.
Realizado en 1892 en conmemoración al cuarto centenario del descubrimiento de América.




Esta Plaza es el punto medio de una encrucijada de arterias principales de la ciudad, Gran Vía de Colón, Calle Reyes Católicos, entrada del barrio del Realejo y de preámbulo de la conocida Plaza Nueva, que se encuentra a pocos metros.
A pesar del nombre, Plaza Nueva es la plaza más antigua de Granada.

Caminando desde Plaza Nueva llegamos al inicio de carrera del Darro, nombre que se le da a todo el margen izquierdo del río Darro.


La Iglesia de Santa Ana forma parte del conjunto de iglesias mudéjares de esta ciudad, se sitúa en la ribera del rio Darro, en una pequeña plazoleta anexa a Plaza Nueva, en el comienzo de la Carrera del Darro y al pie de la Alhambra.
Esta iglesia se erige en el año 1537, en ella conviven el mudéjar y el renacimiento, está considerada de Bien de Interés Cultural.
Si miramos de frente a la Iglesia de Santa Ana en el margen izquierdo da comienzo la Carrera del Darro, alli nos disponemos a subir y disfrutar de una de las calles más pintorescas de la Ciudad.


En la Carrera del Darrro se conservan numerosos edificios de los siglos XVI y XVII y aún existen restos de casas árabes.

La Carrera del Darro es uno de los paseos  y de las calles más bonitas de Granada, a la derecha del Darro, con su pequeño río abajo, cruzado por dos puentes que comunican con el barrio de Curra, entre el río y el bosque de la Alhambra.

El Paseo de los Tristes nos ofrece impresionantes vista de la Alhambra.
El Paseo de los Tristes conocido por este nombre ya que era el lugar por donde pasaban los cortejos fúnebre camino del cementerio ubicado junto a la Alhambra, en realidad su nombre es Paseo del Padre Manjon.



Mi viaje concluye aquí, en esta calle a pies de la Alhambra, paralela al río Darro y que ofrece impresionantes vistas de la Alhambra y el barrio del Albaicín.
Es la continuación de la Calle Carrera del Darro, cuando acaba el empedrado de la calzada.
En ella se encuentra una amplia zona de terraza y acerado, donde los numerosos bares de la zona disponen de mesas para sentarse y disfrutar del tapeo tradicional de esta ciudad.
Pasear por esta zona es algo obligado cuando visitamos Granada donde podemos disfrutar de preciosas vistas de la zona

Otos Edificios y lugares con encanto en Granada...





Otro de los Edificios de Granada es este Antiguo Palacio de los Beneroso, siglos XVI y XIX, 
Colegio Mayor de San Bartonomé y Sanatiago.
La fachada principal del edificio está en la Calle San Jerónimo.
El actual colegio mayor es el resultado de la unión de dos colegios, El de Santigo fundado por D. Diego de Ribera y el de San Bartolomé fundado por D. Bartolomé Lomelín Beneroso.
Se unieron en el siglo XVIII.
La portada es de piedra de Sierra Elvira y los escudos son de mármol blanco de Macael.
Combinación de materiales que es repetitiva en los numerosos monumentos granadinos.



                                                            Fachada de San Juan de Dios
La Basílica de San Juan de Dios está considerada como una de las obras más importantes del barroco andaluz.

Una de las dos Iglesias más representativas de la ciudad después de la Catedral.
El templo se construyó entre 1734 y 1757 y fue decorado completamente sin ningún añadido posterior, lo que hace que tenga una unidad artística que lo convierten en un conjunto único.Despertar en Granada...

" Dale limosna mujer, que no hay en la vida nada como la pena de ser ciego en Granada"
                                                                                                           Francisco de Icaza
             (reza una placa situada en la torre de la Pólvora, en la Alcazaba)


Para disfrutar de maravillosas vistas...
No hay que perderse el mirador de San Nicolás para contemplar la Alhambra, este mirador es quizás el más famoso de Granada.


GRANADA, impresionante.... Alhambra, Catedral, Palacios Nazaríes, Museos, Monumentos, Callejuelas estrechas y empedradas.... belleza, arte, sensibilidad...
      Uno de los lugares y Ciudades donde siempre apetece repetir...


No da por concluida la visita a esta ciudad... próximo destino "La Alhambra" 
que bien merece entrada propia en este blog...

La Alhambra... Palacio Nazarí,
         una de las mayores obras maestras  del arte árabe en todo el mundo...
eso lo dejare para próxima entrada....

            Gracias a la amistad y a los momentos maravillosos que nos da la vida...
                                !!!  FELIZ DÍA DE ANDALUCÍA  !!!


                     !!! Granada, un día para recordar !!!

lunes, 20 de febrero de 2017

MAGDALENAS CASERAS

¿ A quien no le gusta una buena magdalena ?
Creo que a muy pocos... 
y es que no hay nada más rico que hornearlas y degustarlas...

Sin duda el mundo de las magdalenas me fascina...
me encanta elaborarlas y siempre ando buscando la mejor receta...que bien huelen al hornearlas...
todas suelen salir con buen sabor al paladar y poco a poco he ido comprobando que para que quede ese copete tan distinguido y que a veces no es tarea fácil...
se puede conseguir siguiendo una serie de truquillos...
si los lleváis a cabo tenéis asegurado unas deliciosas magdalenas caseras con cuerpo.
Lo primero de todo es tener preparados todos los ingredientes, mejor si las cantidades las tenemos pesadas, después dejarlos a temperatura ambiente mínimo media hora.
Los ingredientes que utilicemos siempre de primera calidad.
Para que una magdalena esté esponjosa la clave está en el aire que le demos a la masa, para ello tenemos que batir mucho la mezcla y a gran velocidad. Lo mejor es hacerlo con una batidora con varillas.
Una vez que tenemos la mezcla hecha, debemos dejarla reposar, la dejaremos bien tapada una hora mínimo en el frigorífico, este paso para mí es uno de los más importantes.
Con el reposo ayudaremos a activar la levadura química, se puede dejar incluso la noche de antes en el frigorífico.
Otro de los puntos importantes a la hora de un buen levado y horneado es que la temperatura del horno esté alta y que el horno lleve un tiempo suficiente encendido para que al introducir las magdalenas haya contraste de temperatura entre éstas y la del horno, o sea, la masa de las mismas debe de estar fría y el horno bien caliente.
Como sabemos la mezcla de estos dulces es más bien líquida por lo que hay que meterlas en moldes rígidos para que no pierdan su forma al hornearlos. Bien podemos rellenar unas capsulas de papel y luego éstas meterlas en moldes rígidos.
No debemos rellenar nunca los moldes completamente pues se nos saldría la mezcla al coger temperatura y perderían la forma, siempre es conveniente rellenar unos dos tercios del molde.
Si queremos que nos quede un copete con costra, justo antes de hornear le ponemos un poco de azúcar por encima, pero no por toda la superficie, solo un poquito y toda en el mismo sitio.
Las magdalenas se deben hornear en el punto medio del horno, ni muy arriba ni abajo del todo.
Una vez que las introducimos la temperatura del horno debe de estar entre los 190º ó 200º.
Y por último, nunca debemos abrir el horno mientras se están haciendo, lo mismo que cualquier bizcocho.
Con todas estas pautas a seguir vuestras magdalenas deben salir deliciosas.
Os apetece una ?

  Por dentro quedan de lo más jugosas y esponjosas.... con un sabor delicioso....


Esta receta es del libro de Xabier Barriga "Pan, Hecho en casa y con el sabor de siempre"
Él le pone aceite de girasol y yo utilizo aceite de oliva, que para mi gusto están más buenas.

Ingredientes:

2 huevos L
175 g de azúcar, si no os gustan muy dulces quitarles unos 20 g.
60 ml de leche entera
190 ml de aceite de oliva suave
210 g de harina de reposteria
medio sobre de levadura Royal
una pizca de sal
una ralladura de limón, o de naranja

Elaboración:

Ponemos los huevos en un bol y le agregamos el azúcar.
Batimos con el batidor de varillas hasta que quede una mezcla espumosa.
Mezclamos la leche con el aceite y se lo vamos añadiendo poco a poco a la mezcla.
En otro bol mezclamos la harina con la levadura y la sal.
Añadimos poco a poco esta mezcla de harina a la de huevos batidos de forma un poco más lenta.
Incorporamos la ralladura de limón mezclando bien para que se reparta por toda la masa.
Subimos la marcha un poquito y terminamos de mezclar todos los ingredientes de nuevo.          
Tapamos la masa con un paño o con film y metemos en el frigorífico una hora más o menos.
Repartimos la masa en las cápsulas de papel para magdalenas y las metemos en moldes rígidos o dentro de flaneras.  
Rellenamos unas tres cuartas partes, nunca hasta arriba del todo.
Echamos un poco de azúcar por encima.
Metemos los moldes en el horno previamente caliente a 200º unos 15 ó 18 minutos, depende del tamaño de las magdalenas y según horno.
Nunca debéis abrir el horno mientras se están haciendo las magdalenas.
Sacamos del horno, dejamos un par de minutos que enfríen un poco y las sacamos del molde rígido.
Dejamos enfriar completamente. Listas para disfrutar comiéndolas.

lunes, 13 de febrero de 2017

CODILLO DE CERDO ASADO AL HORNO

A los que nos gusta cocinar encontrar recetas con un sabor maravilloso es un lujo...
Sin duda hay platos que te dejan un sabor de boca tan delicioso que cada bocado te sabe a poco
y éste plato es uno de ellos.
Que bien olía al cocinarlo y que bien sabía al degustarlo....
un plato tan bueno como éste hay que probarlo aunque sea solamente una vez.
El codillo lo he comido en alguna ocasión pero no lo había hecho en casa hasta ahora.

La receta me la ha dado Marta, una chica encantadora que comparte nuestra misma afición...
cocinar y sobretodo disfrutar cocinando, ella trabaja en un supermercado cerquita de casa.
Allí compre estos dos codillos de jamón por recomendación suya, me dio varias opciones para cocinarlos
 y yo me decanté por ésta.
"Sin duda ha sido un acierto total."
Gracias Marta por esta delicia y por otras recetas que también has compartido conmigo.
En breve las pongo en marcha.
Así da gusto comprar, con que simpatía tratan a los clientes y si encima te vienes con recomendaciones e ideas para preparar cosas tan ricos como esta... Mil besosssss guapaaaa !!!

  Estos codillos asados y con ese sabor tan particular que le aportan las hierbas bien pueden servir para la celebración del día de San Valentín...
A tod@s los que lo celebréis pasad un estupendo día... !!! Feliz día Amor !!!
por cierto el amor puede ser a un hijo, un amigo, familia, mascota.... cada cual que lo dedique a quien quiero o a lo que quiera...
Tened una feliz semana !!!


El codillo de cerdo es la pieza de carne que se encuentra entre la pata y el jamón.
Entre los dos huesos que forma el codo de la pierna del cerdo, de ahí viene su nombre codillo,
Es una carne económica con la que podemos preparar platos deliciosos.

Suelo dejarme aconsejar por los profesionales que cada día visitamos haciendo nuestras compras porque sus recetas son siempre un gran acierto, si preguntáis en las pescaderías, carnicerías, o verdulerías por alguna elaboración con el producto que compremos de sobra se que siempre saldrá bien, Gracias a tod@s los que aportáis un granito en este blog.

En las fotos vemos el antes y después de los codillos asados... os lo recomiendo, están riquísimos.


Es una receta sencilla pero riquísima, lo que si necesitamos es tiempo para elaborarla, ya que esta carne necesita algo más de dos horas para que quede tierna.
Se puede hacer directamente en el horno, yo he seguido los consejos de Marta y previamente los he cocido antes de hornearlos.

Y si queréis terminar este día con un postre para enamorar... tomad nota del que os dejo
 PANNA COTTA DE FRESA con sabor a amor...



Ingredientes:

2 codillos de jamón
1 cebolla mediana
1 ó 2 zanahorias
1 manzana
1 vaso de caldo o de agua
1 copita de brandy
una ramita de tomillo
una ramita de romero
1 hoja de laurel
pimienta negra molida
aceite de oliva
sal

Elaboración:


Si no están limpios los codillos, les quitamos la grasa que envuelve alrededor y los lavamos bien.
Dejamos escurrir.
Ponemos una olla al fuego con agua, una hoja de laurel y un poco de sal, cocemos los codillos una hora y cuarto más o menos.
Si los cocinamos en olla rápida unos 10 ó 12 minutos, más o menos, desde que empieza a hervir.
Sacamos la carne de la olla de cocción.
Podemos reservar un vaso de este caldo para ponérselo en la cocción al horno.
Preparamos una fuente de horno con un buen chorreón de aceite de oliva, como dos o tres cucharadas.
Sobre la base colocamos una cebolla cortada, la manzana sin piel y a tozitos, las zanahorias en rodajas y los codillos encima.
Espolvoreamos con sal y pimienta y colocamos las ramitas de tomillo y romero y la hoja de laurel.
Echamos el brandy o vino y el caldo de carne.
Metemos al horno previamente caliente a 200º y cocinamos una hora o un poco más.
De vez en cuando vamos dándole la vuelta a los codillos y los regamos con el caldo.
Cuando veamos que ya están hechos los sacamos.
Reducimos la salsa si hiciese falta y trituramos si nos gusta más.
Yo he dejado la verdura sin triturar ya que en foto estéticamente queda mejor así.
Después la triture un poco.
Podemos acompañarlos con unas patatas al horno, un puré o un arroz blanco...

miércoles, 8 de febrero de 2017

VERDINAS CON LANGOSTINOS

En una entrada anterior os hable de mi último viaje a Santiago. Una ciudad que me encanta y que he visitado en varias ocasiones. Un placer pasear por sus calles, ver sus monumentos y degustar su gastronomía....
Lo que pude disfrutar allí, además las veces que visite el Mercado de Abastos de Santiago, situado al lado del hotel donde nos albergamos, un mercado muy famoso y según me dijeron los compostelanos, el segundo lugar más visitado de la ciudad, después de su Catedral.
Es grandísimo, uno de los cinco más importantes de España, construido en 1941, si visitáis Santiago de Compostela no dejéis de visitarlo, preciosa arquitectura y productos de la tierra de lo más frescos, gran variedad de verduras, carnes, pescados, mariscos, quesos, vinos, licores...
en fin que como no podía ser de otra forma disfrute a lo grande... además de adquirir algún que otro producto tradicional de la zona.
A las vendedoras de los puestos donde compre les pregunté por alguna que otra receta para elaborar los platos con esos productos, muy amables me dieron sus recetas familiares entre las que se encuentra la que os he preparado hoy...
unas verdinas con langostinos, que a pesar de ser esta legumbre asturiana en vez de gallega, se puede encontrar fácilmente en este mercado, su precio más elevado que cualquier otra legumbre, y es por la baja producción de esta delicia.
Cómo he disfrutado comiéndolas, saboreando lentamente cada bocado, pues este producto es para eso, para paladear cada cucharada, comer lentamente para saborear tan delicioso bocado... unas alubias que destacan por su sabor y delicadeza.
Una receta que tengo que agradecer a Mercedes, esa chica del Mercado de Abastos que amablemente me dio la receta de su madre...si alguna vez lee esta entrada que sepa que nos encantó y disfrutamos del buen sabor de tan deliciosa elaboración. Gracias por compartir tu receta familiar. !!!


Las verdinas son unas alubias de tamaño pequeño, de piel fina y color verde esmeralda.
Debido a la escasa de producción anual se considera un producto gourmet, la joya de la familia de las legumbres. Me aconsejaron elaborarlas con marisco.


Y vamos con la receta, que hoy os dejo un plato de cuchara de lujo. Sabor y textura...delicioso...

Ingredientes:

300 g de verdinas
3 ó 4 langostinos por persona
1 cebolla grande
2 dientes de ajo
1 tomate maduro
1 pimiento verde
aceite de oliva
1 cucharadita de pimentón
sal
agua
la parte verde de un puerro
1 zanahoria

Elaboración:

Ponemos las verdinas en remojo la noche anterior.
Una vez hidratadas las escurrimos bien de ese agua.
A los langostinos le quitamos la cabeza y las cascaras.
Hacemos un fumet con las cabezas y la piel de los langostinos.
En un cazo mediano ponemos una cucharada de aceite de oliva, echamos las cabezas y cascaras de los langostinos y los sofreímos un par de minutos, echamos un poco de sal y cubrimos bien con agua, ponemos un trozo de puerro o cebolleta y 1 zanahoria cortada.
Cocinamos unos 20 minutos, apartamos y colamos.
Ponemos una cazuela con agua y echamos las legumbres. no demasiada agua, unos dos dedos más por encima de las verdinas, ya que luego le vamos a añadir el fumet, comenzamos a cocinarlas a fuego medio unos 45 ó 50 minutos. Si estuvieran duras dejamos cocinar un poco más, esto depende también de la dureza del agua que utilicemos.
Si hiciera falta agua se la añadimos un poco  pero fría.

Mientras hacemos un sofrito.
En una sartén ponemos un poco de aceite de oliva, como dos o tres cucharadas y sofreímos la cebolla cortada en brunoise fina. Ponemos un poco de sal. Añadimos el ajo cortadito.
Se pocha todo y agregamos el pimiento cortado también pequeño.
Sofreímos un par de minutos e incorporamos una cucharadita de pimentón y enseguida el tomate rallado. Terminamos de hacer el sofrito, tapamos y reservamos.
Una vez cocidas las legumbres, sin que lleguen a estar demasiado hechas, les retiramos agua si tuvieran y le añadimos el sofrito, removemos y cubrimos con fumet, mezclamos bien para que se unan todos los sabores y dejamos cocinar unos cinco o diez minutos. Tiene que hervir el caldo.
Incorporamos los langostinos y dejamos unos cinco minutos más cocinando con las legumbres.
Apartamos y dejamos reposar un par de minutos. Listas para saborear tan delicado bocado.