domingo, 25 de marzo de 2018

PROPUESTAS PARA SEMANA SANTA 2018

Durante muchos años en mi casa vi como mi madre practicaba el ayuno durante los días de cuaresma,
y no me refiero solo a no comer carne cada viernes, que eso lo llevaba a rajatabla, si no que cada día ayunaba haciendo solamente una comida  al día y tomando en la hora del desayuno solamente una infusión o leche, el café que era lo que más le encantaba también dejaba de tomárselo...
privarse de lo que más le gustaba durante los días de cuaresma para ella era hacer su sacrificio, que yo nunca entendí ni compartí, pues demasiado sacrificio tenía cuidando a mi padre enfermo sin poder disfrutar de todo lo que nos ofrece la vida...
para ella eso no era sacrificio alguno sino todo lo contrario, el amor que sentía por mi padre era tanto que lo único que le podía ofrecer era su cariño y su cuidado, estando pendiente de él en cada momento.
Con el paso del tiempo comprendí que lo de la abstención es algo personal, que respeto pero no comparto, demasiados sacrificios tenemos en la vida como para echarnos más encima.
Y si elaboro platos tradicionales de esta época es porque me gusta que las tradiciones no se pierdan y por supuesto porque me traen buenos recuerdos, sobretodo de ver a mi madre prepararlos y compartirlos con todos nosotros,
además por supuesto la gastronomía de esta festividad para mí es una de las más ricas, tanto en platos salados como dulces... que ahí tenemos para hartarnos.
, me gusta conservar y guardar la tradición de no comer carne el Viernes Santo, pero es más porque en casa mi madre lo hacía,
no  porque nos impongan algo, que luego quien debe dar ejemplo no lo hace... demasiada abstinencia tenía la gente por aquellos entonces sin posibles... que hasta el pescado era lujo plato... y que el bacalao en salazón se hizo popular en estas fechas por su bajo precio... que la clase media y alta consumía pescado fresco  e imagino que sería otra especie... de ahí que el bacalao sea hoy en día el rey de estas fiestas.
Así que con estos platos quiero desearos una Feliz Semana Santa,
os dejo con algunas de las propuestas tradicionales para esta festividad, que guardando o no, ayuno o abstinencia, será todo un placer degustar,
y no imposición sino tradición, lo que encantada de prepararlos estoy.

     !!! FELIZ SEMANA SANTA !!!

Clicar sobre el nombre y os llevará a la receta.

Empezando con nuestros platos tradicionales salados en cuaresma el potaje de bacalao en mi tierra es imprescindible...
se puede elaborar con garbanzos y/o alubias, con espinacas o acelgas, judías verdes o sin ellas, con albóndigas o simplemente con garbanzos y bacalao... lo prepares como lo prepares todos exquisitos están.




En casa cada año los buñuelos de bacalao también están presente en mi mesa,
harina, ajo, perejil y bacalao son los ingredientes que componen tan delicioso bocado...



Para las cenas de estos días no hay nada como tener preparada una deliciosa Tortilla,
si además lleva bacalao el plato es de lo más rico.
TORTILLA DE GUISANTES, BACALAO Y CEBOLLETA





Las elaboraciones dulces cobran gran importancia en nuestras mesas...
Los roscos fritos, buñuelos fritos, arroz con leche, leche frita, pestillos, borrachillos, torrijas, pan de aceite...
y un sin fin de dulces más característicos de Semana Santa.

Por orden y tradición en casa nunca faltaron los roscos fritos, nuestro dulce por excelencia, de él guardo gratos recuerdos,
mi madre los hacía deliciosos... parecían bizcochos y aguantaban siempre tiernos




El arroz con leche fue también uno de los dulces que ocuparon gran importancia en las elaboraciones familiares, sin duda fue el dulce que mas gustó a papá en todos los tiempos... recién cocinado y una vez echado en sus correspondientes cazuelitas yo terminaba rebañando la olla donde los preparaba mi madre... que rico me sabía ese caldito tan cremoso y con un delicioso sabor a limón y canela....
ARROZ CON LECHE





Por último os dejo unas deliciosas torrijas rellenas de chocolate, que aunque las tradicionales son las fritas y rebozadas sin más, éstas gustaron muchísimo entre mis comensales amigos...

TORRIJAS RELLENAS DE CHOCOLATE

Seguro que alguno de estos platos formarán parte de estas fiestas y estarán presentes en vuestras mesas...

Si participáis en las procesiones, dentro o fuera de ellas... con un rico y nutritivo postre semana-santero tendréis la energía necesaria para finalizar cada procesión con fuerza...
FELIZ SEMANA !!!

viernes, 16 de marzo de 2018

BACALAO CON PATATAS A LA PORTUGUESA

Ya se que nuestras cocinas están preparando más que nunca platos con bacalao...
y es que cuando llegan esta fechas este pescado está presente en todos los comercios y puestos de mercado...
Lo podemos encontrar en salazón, o desalado ya, fresco o congelado...
bacalas enteras o migas de bacalao, lomos o cocochas... entero o en piezas este producto es fácil conseguirlo en estos días.
Y como bien digo, en días de cuaresma lo que más me gusta es su gastronomía, y a mí esta fecha me viene de maravilla para preparar platos con pescado ya que en casa no somos mucho de él.
Conocía esta elaboración de hace bastante tiempo pero en el blog todavía no la tenía presente.
Los ingredientes cobran su importancia, de ahí que el plato sea más delicioso... además el acompañamiento de verduras es fácil de tener en casa, por lo que si tenemos unos buenos lomos de bacalao degustamos un plato exquisito.

Son varias las elaboraciones que tenemos que hacer, pero todas sencillas y no tardaremos demasiado en la cocina para poder degustarlo.

Aquí os dejo un plato para estas fiestas o para otras porque es digno de cualquier celebración.
Feliz fin de semana !!!


Os aseguro que es un bocado exquisito... recomendado cien por cien
si sois del gusto del bacalao


Cada bocado sabe a gloria, el sabor que aportan la cebolla y pimientos es delicioso

 Aquí podéis ver la fuente recién salida del horno

Ingredientes

4 o 6 lomos de bacalao
1 cebolla grande
2 dientes de ajo
1 pimiento rojo carnoso
2 ó 3 patatas
una cucharada de pimentón
medio vaso de vino blanco
1 laurel
pimienta negra molida
un puñado de piñones
aceitunas negras
aceite de oliva
sal
un poco de harina

Elaboración


Si el bacalao es salado lo debemos desalar colocando los trozos en un bol y cubriéndolos con agua fría.
Le tenemos que cambiar el agua dos o tres veces cada día y dejarlo en el frigorífico unos dos o tres días, depende del salado del bacalao y del grosor.
Una vez esté desalado a nuestro gusto lo dejamos escurrir bien del agua y lo ponemos sobre papel de cocina para que no tenga agua a la hora de freirlo.
Cortamos en juliana la cebolla y el pimiento
Pelamos y cortamos en rodajas las patatas, tipo panaderas.
Enharinamos ligeramente los lomos de bacalao.

Freímos el bacalao, no demasiado, vuelta y vuelta, lo sacamos y reservamos, terminará de hacerse en el horno.
En ese mismo aceite colado de impurezas, sin poner demasiada cantidad, hacemos un sofrito con la cebolla cortada en juliana y los dientes de ajo laminados.
Una vez que esté un poco pochada agregamos los pimientos cortados.
Salpimentamos al gusto y ponemos los piñones y la hoja de laurel.
Cuando esté bien pochado todo le incorporamos una cucharadita de pimentón y removemos inmediatamente echando el vino.
Dejamos que evapore el alcohol y reduzca un poco hasta que esté tierna la verdura.
Retiramos del fuego y reservamos.
A la vez en otra sartén pochamos las patatas panaderas, las dejamos a fuego bajo hasta que queden blanditas.
En una fuente de horno ponemos una capa de patatas pochadas, encima colocamos el bacalao frito y por último el sofrito de cebolla y pimiento.
Por encima ponemos aceitunas negras salteadas.
Metemos al horno la fuente y dejamos unos 20 minutos en el horno a 190º.
Sacamos y emplatamos... y a disfrutar de tan exquisito plato.

lunes, 5 de marzo de 2018

MAGDALENAS DE KUMQUAT

El árbol de Juan Fra volvió a madurar... por lo que de nuevo llego la cosecha de estas naranjas divinas a casa
y a las que les dí buen fin...
unas magdalenas deliciosas, con todo el aroma que le aportan estos pequeños cítricos...
seguro que muchos de vosotros ya habéis probado estos kumquat, pero si no es así y los tenéis a vuestro alcance...
probarlos pues os van a encantar...
en boca tienen un sabor entre agrío y dulce, se consumen tal cual, bien lavadas y enteras, con piel y todo... eso sí...
tienen muchas semillas o pepitas. casi más que naranja, mejor quitarlas pues no son muy agradables comerlas,
por lo demás seguro que os encantan.
Su árbol va creciendo poco a poco,  cuando lo ví, todavía era un pequeño arbolito, pero estaba bien cargado de este fruto, según he oido para que de mas frutos deben de cogerse del árbol todos una vez maduros, así la siguiente cosecha será mucho mayor.
Como siempre doy las gracias a nuestro amigo Juan Fra... todo un detalle y de lo más gratificante el  regalo.



 Con esta cantidad nos salen unas 20 ó 22 magdalenas.
El color tan doradito se debe a la naranja pero sobretodo a los huevos de gallinas felices que he utilizado para su elaboración...
Antonio los recoge a primera hora cada día
y los reparte recién cogidos, se nota en la elaboración el color y sabor que aportan estos huevos.


El  kumquat o también conocido como Naranja de la China, o naranjas chinas, es un fruto pequeño, 
alargado, que contiene semillas.
Se consume fresco con piel cuando están maduros. 
Pertenece a la familia de los cítricos, por lo que es rico en Vitamina C, potasio y ácido fólico.
Posee gran cantidad de fibra y tiene propiedades antioxidantes.



Como bien digo, su piel es comestible, su corteza es dulce y el interior algo más amargo y un poco ácido, al contrario que el resto de los cítricos. Pero una vez en boca la mezcla es de lo más rica.

Es un fruto perfecto para la elaboración de mermelada y confituras o para aromatizar bizcochos o magdalenas.





Ingredientes

Un buen puñado de kumquat o naranjas chinas, si no tenéis podéis
poner una naranja mediana con piel y todo, bien lavada
4 huevos, mejor caseros
200 g de azúcar blanca
220 g de harina de repostería
200 g de aceite suave, yo le puse aceite de oliva
1 sobre de levadura royal

azúcar para espolvorear
rodajas de kumquat para decorar

Elaboración


Lavamos bien los kumquat, y les quitamos las semillas.
Si utilizamos naranja la corteza la quitamos sin nada de piel blanca, quitamos la piel blanca y la naranja la partimos en 4 trozos.
Trituramos ligeramente los kumquat con el azúcar, debe quedar con trocitos, o en su defecto la piel de la naranja.
Batimos los huevos en un bol con el azúcar y los kumquat o la piel de naranja.
Añadimos el aceite y volvemos a batir.
Incorporamos la harina mezclada con la levadura y mezclamos hasta que se haya integrado bien y no queden grumos.
Vertemos la mezcla en una manga pastelera y metemos en el frigorífico una media hora.
Calentamos el horno a 180º.
Ponemos las capsulas de las magdalenas dentro de un molde rígido y llenamos unas 3/4 partes con la mezcla que tenemos reservada en el frigo, espolvoreamos con un poco de azúcar y ponemos unas rodajas de kumcuat para decorar por encima en cada magdalena.
Metemos en el horno y cocinamos unos 20  ó 25 minutos, hasta que queden doraditas.
Sacamos y dejamos enfriar fuera del molde rígido y sobre una rejilla.
Y ya las tenemos listas para degustar.

Si las queremos preparar en la Thermomix
Ponemos los kumquat o la naranja, y el azúcar en el vaso, trituramos unos 5 segundos velocidad 5/7, bajamos los trocitos que nos hayan quedado arriba y echamos los huevo y el azúcar.
Programamos 3 minutos, temperatura 37º , velocidad 5.
Volvemos a programar 3 minutos a velocidad 5, sin temperatura.
Echamos en el vaso el aceite y programamos 14 segundos, velocidad 5.
Incorporamos la harina tamizada junto con la levadura.
Programamos 8 segundos, velocidad 6.
Terminamos de mezclar la masa con la espátula.
Echamos la mezcla en una manga pastelera y metemos en el frigorífico durante media hora.
Calentamos el horno a 180º.

Y continuamos la receta como la forma tradicional que os he dejado mas arriba.
Para el desayuno, merienda o para comer algo dulce son ideales.