lunes, 5 de marzo de 2018

MAGDALENAS DE KUMQUAT

El árbol de Juan Fra volvió a madurar... por lo que de nuevo llego la cosecha de estas naranjas divinas a casa
y a las que les dí buen fin...
unas magdalenas deliciosas, con todo el aroma que le aportan estos pequeños cítricos...
seguro que muchos de vosotros ya habéis probado estos kumquat, pero si no es así y los tenéis a vuestro alcance...
probarlos pues os van a encantar...
en boca tienen un sabor entre agrío y dulce, se consumen tal cual, bien lavadas y enteras, con piel y todo... eso sí...
tienen muchas semillas o pepitas. casi más que naranja, mejor quitarlas pues no son muy agradables comerlas,
por lo demás seguro que os encantan.
Su árbol va creciendo poco a poco,  cuando lo ví, todavía era un pequeño arbolito, pero estaba bien cargado de este fruto, según he oido para que de mas frutos deben de cogerse del árbol todos una vez maduros, así la siguiente cosecha será mucho mayor.
Como siempre doy las gracias a nuestro amigo Juan Fra... todo un detalle y de lo más gratificante el  regalo.



 Con esta cantidad nos salen unas 20 ó 22 magdalenas.
El color tan doradito se debe a la naranja pero sobretodo a los huevos de gallinas felices que he utilizado para su elaboración...
Antonio los recoge a primera hora cada día
y los reparte recién cogidos, se nota en la elaboración el color y sabor que aportan estos huevos.


El  kumquat o también conocido como Naranja de la China, o naranjas chinas, es un fruto pequeño, 
alargado, que contiene semillas.
Se consume fresco con piel cuando están maduros. 
Pertenece a la familia de los cítricos, por lo que es rico en Vitamina C, potasio y ácido fólico.
Posee gran cantidad de fibra y tiene propiedades antioxidantes.



Como bien digo, su piel es comestible, su corteza es dulce y el interior algo más amargo y un poco ácido, al contrario que el resto de los cítricos. Pero una vez en boca la mezcla es de lo más rica.

Es un fruto perfecto para la elaboración de mermelada y confituras o para aromatizar bizcochos o magdalenas.





Ingredientes

Un buen puñado de kumquat o naranjas chinas, si no tenéis podéis
poner una naranja mediana con piel y todo, bien lavada
4 huevos, mejor caseros
200 g de azúcar blanca
220 g de harina de repostería
200 g de aceite suave, yo le puse aceite de oliva
1 sobre de levadura royal

azúcar para espolvorear
rodajas de kumquat para decorar

Elaboración


Lavamos bien los kumquat, y les quitamos las semillas.
Si utilizamos naranja la corteza la quitamos sin nada de piel blanca, quitamos la piel blanca y la naranja la partimos en 4 trozos.
Trituramos ligeramente los kumquat con el azúcar, debe quedar con trocitos, o en su defecto la piel de la naranja.
Batimos los huevos en un bol con el azúcar y los kumquat o la piel de naranja.
Añadimos el aceite y volvemos a batir.
Incorporamos la harina mezclada con la levadura y mezclamos hasta que se haya integrado bien y no queden grumos.
Vertemos la mezcla en una manga pastelera y metemos en el frigorífico una media hora.
Calentamos el horno a 180º.
Ponemos las capsulas de las magdalenas dentro de un molde rígido y llenamos unas 3/4 partes con la mezcla que tenemos reservada en el frigo, espolvoreamos con un poco de azúcar y ponemos unas rodajas de kumcuat para decorar por encima en cada magdalena.
Metemos en el horno y cocinamos unos 20  ó 25 minutos, hasta que queden doraditas.
Sacamos y dejamos enfriar fuera del molde rígido y sobre una rejilla.
Y ya las tenemos listas para degustar.

Si las queremos preparar en la Thermomix
Ponemos los kumquat o la naranja, y el azúcar en el vaso, trituramos unos 5 segundos velocidad 5/7, bajamos los trocitos que nos hayan quedado arriba y echamos los huevo y el azúcar.
Programamos 3 minutos, temperatura 37º , velocidad 5.
Volvemos a programar 3 minutos a velocidad 5, sin temperatura.
Echamos en el vaso el aceite y programamos 14 segundos, velocidad 5.
Incorporamos la harina tamizada junto con la levadura.
Programamos 8 segundos, velocidad 6.
Terminamos de mezclar la masa con la espátula.
Echamos la mezcla en una manga pastelera y metemos en el frigorífico durante media hora.
Calentamos el horno a 180º.

Y continuamos la receta como la forma tradicional que os he dejado mas arriba.
Para el desayuno, merienda o para comer algo dulce son ideales.

19 comentarios:

  1. No he probado todavía los kumquats, pero tengo por seguro que esas magdalenas me gustan si o si. Tienen una pinta de jugosas, vistosas y ricas que no pueden engañar, deben ser una delicia. El finde invita a encender el horno y preparar estas cosas tan ricas, ahora se está a gusto en la cocina calentita, ya veo que sabes aprovechar esa circunstancia estupendamente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola Puri!!
    Pues si yo los probé, mi vecina tiene un arbolito siempre a tope, yo tengo huerto y quise comprar el árbol en cuestión, pero esta prohibida la venta de citricos en Galicia, al menos por ahora, por una enfermedad que tienen, para que no se espanda y no hay narices a encontrar un cítrico, me dijeron que en Portugal que si los venden, aunque de vuelta si me para tráfico y me los ve la multa es de narices, total que no me ariesgo.
    Las magdalenas están de infarto y para desayunar ahora mismo serian ideales, me han encantado....Bess

    ResponderEliminar
  3. Buenos días Puri,solo he probado esa naranja cuando he estado por la costa tropical de Granada y la verdad que me sorprendieron mucho.
    Seguro que en las magdalenas le dan un sabor muy diferente.
    Me llevo tu receta porque no me puedo resistir a probarlas
    Muchos besitos y feliz semana¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Increíble el color y la textura de estas magdalenas. Hace unos años que probé los kumquats, en mi pueblo no se encuentran con facilidad pero los trae mi jefa de Almuñecar donde los compra sin problema en el mercado los fines de semana.

    Unas magdalenas maravillosas para aprovechar el regalo que os hizo vuestro amigo.

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta este sabor mezcla de ácido y dulce de los kumquats y tus magdalenas me gustan mucho, ahora mismo acompañaría mi café con un par de ellas, puedo?
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Me gustan mucho las magdalenas con sabor a naranja y a cítricos y color se ve divino y desde luego muy jugositas., yo también me llevaba un par para la merienda.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Puri, no se me ha ocurrido hacer magdalena con kumquat, pero viendo el resultado, hmm, que delicia.
    Con que ganas me llevaria un par para el café

    ResponderEliminar
  8. Yo las hago siempre con naranja porque en casa son sus preferidas . Con este fruto nunca he probado , pero también tienen que ser una delicia.
    A las pruebas oculares me remito , qué maravilla!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hay Puri me has recordado que años atrás mi amiga tenia un naranjo chino de estos y me regalaba bolsas enteras para que le diese salida con mis recetas y ahora que ya no lo tiene lo hecho de menos.
    Anda que no, menuda diferencia unas magdalenas con estos huevos, vamos ni punto de comparación que color y sabor claro esta, sabes hoy yo también hice magdalenas, te han quedado riquísimas!!
    Un besito

    ResponderEliminar
  10. hola Puri, pues la fruta fresca no la he probado pero sabiendo que me gustan todo tipo de frutas, seguro que esta también. Encima, me encanta poner fruta tanto en dulces como es¡n saldos, así que estas magdalenas me las llevo , pues seguro que son impresionenes. un beso!!

    ResponderEliminar
  11. Puri que delicia !!! Me encantan las magdalenas y estas te han quedado impresionantes con fruta natural buenísimas. Estas son como mandarinas enanas no? yo las he comprado en Madrid el año pasado.
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  12. Hola Puri! yo soy de las que no los he probado nunca pero con la pintaza que tienen estas magdalenas si no es kumquat las haré con naranjas, se ven super esponjosas.
    Un beso de maricacharros.

    ResponderEliminar
  13. Imagino el aroma tan bueno que tendrán estas magdalenas, y por supuesto el sabor, se ven geniales

    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  14. Qué delicia ! Tienen que saber a gloria. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar
  15. Puri, todavía no he probado esta fruta y mira que me llama la atención que la piel se coma y encima sea más dulce que el interior. Y esas magdalenas que nos traes tienen un color y una pinta para morirse!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  16. Hola Puri! Me has dejado extasiada con tus magdalenas, sin probarlas se que deben estar impresionantes. Te han quedado además muy bonitas y doradas, me encantan. No descarto probar tu receta con kumquats. Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  17. Qué buena pinta tienen las magdalenas!
    La verdad es que los kumquat dan mucho juego, y estan muy ricos!
    Me quedo por aquí :)
    Y de paso te invito a que te pases por mi blog, estamos de sorteo!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  18. Tienen que saber a gloria¡¡¡ todo natural y con esas divinas naranjas, me das envidia sana, besos

    ResponderEliminar
  19. Tienen muy buena vista, me imagino lo ricas y deliciosas que tienen que estar. Besos.

    ResponderEliminar