martes, 21 de febrero de 2012

CALABACINES RELLENOS DE MARISCO

Un entrante atractivo a la vista y al paladar,
sorprendente no solo por su sabor sino también por su presentación.
Un suculento plato para disfrutar comiendo en familia o amigos.



Ingredientes:

2 kilos de calabacines gruesos
1/4 kg de cebolla
150 g de mantequilla
90 g de harina
150 g de mejillones
150 g de gambas
1 l. de fumet o caldo de pescado
1 dl. de nata líquida
25 g de queso rallado

Elaboración:

Cortamos los calabacines en porciones de 5 cm. de longitud aproximadamente y los pelamos dejando unas bandas de piel alternas.
Vaciamos los calabacines con un saca bolas o cucharilla, con cuidado de no llegar a la base, ni a las paredes, que no se rompan.
Tienen que quedar como un vasito de chupito.
Limpiamos bien los mejillones y los cocemos con un poco de agua y vino.
Reservamos los mejillones y guardamos el caldo colado.
Pelamos las gambas y con las cabezas hacemos el fumet al que añadimos el caldo de los mejillones.
Aparte, picamos la cebolla y los sobrantes del calabacín bien finos, los rehogamos a fuego lento con 100 gr. de mantequilla y una pizca de aceite.
Cuando esté hecho añadimos la harina, rehogamos unos minutos e incorporamos  3/4 l. del fumet hirviendo. Removemos para que no se agarre, cocinamos unos 5 minutos mas o menos a fuego medio.
Troceamos las gambas en 3 trozos y las salteamos con aceite y sal, picamos los mejillones finamente y lo añadimos todo al conjunto anterior, cocinamos unos minutos y rectificamos de sal y pimienta.
Dejamos enfriar y reservamos.
En agua hirviendo con sal escaldamos los calabacines durante 10 minutos, refrescamos en agua fría, los ponemos a escurrir con el hueco hacia abajo.
Ponemos los calabacines en una placa de horno engrasado y los rellenamos con la mezcla, apretándolos con una cuchara para que lleguen hasta el fondo del hueco.
Se reparte el queso en la superficie y se rocía con la mantequilla restante derretida.
Gratinamos en el horno unos 15 minutos suavemente, hasta que queden tiernos y la superficie dorada.
Mezclamos  el 1/4 de fumet restante y la nata y dejamos reducir a la mitad a fuego fuerte, salpimentamos
al gusto.
Esta salsa la utilizamos para servir con los calabacines por encima o bien como base en el plato.
Podemos decorar el plato al gusto.
Ideal para comenzar una comida festiva.


No hay comentarios:

Publicar un comentario