CANTEROS Y CACIQUES EN LA LUCHA POR EL MÁRMOL. UNA HISTORIA REAL

Andaban los años 20 y en Macael ocurrió un hecho que marcó nuestra historia.
Entre 1919-1947 tuvo lugar la lucha entre canteros y caciques, todo un pueblo para recuperar el carácter publico de las canteras frente al intento de privatización de los caciques locales.

Por tercer año consecutivo y en el 100 aniversario desde el inicio de este conflicto, la Recreación histórica vuelve a Macael.
Canteras, bueyes, burros, bares, fragua, casas, iglesia, ayuntamiento, tiendas colegio, estudio fotográfico, el chambilero, el garbancero... y aquel pueblo de 1.919, era recreado por los vecinos de hoy pero con el mismo espíritu de antes.

En esta recreación se llevó a cabo demostraciones de cantería, artesanía, escultura, fragua, carreteros y como no.... gastronomía... y de la buena... con el sabor de antaño... recetas de herencia que han guardado esa esencia tan peculiar y que han podido disfrutar todas aquellas personas que han pasado durante tres días por esta nueva edición..


100 años después vecinos y visitantes recuerdan esta lucha con la representación de algunas escenas históricas por parte de los propios vecinos, que son los actores en esta fiesta.

     Os cuento un poco nuestra Historia y la vida del cantero y alguna de las escenas que vivimos en esta tercera edición...
Las fotos las he tomado según se han ido representando las escenas de este año, hay muchísimas más, pero había que acortar, aunque por mí hubiese sido más extensa.

Hoy hablo del cantero pero si queréis ver algo más de la historia de la Recreación, aquí os dejo el enlace donde os lo conté recreacion-historica-un viaje en el tiempo

Ahora espero que disfrutéis de nuestra Historia... la Historia de todo un pueblo...
          "Canteros y Caciques en la lucha por el Mármol."


Camino hacia las canteras subían todos los días, con frío, sol, lluvia o viento los canteros para llevar a cabo sus jornales. 10 o más horas desde que salían y regresaban nuevamente al hogar.

Los camiones ascendían hacia las canteras antes incluso que el día comenzase.
Eran las 5 de la mañana cuando las luces de los hogares se encendían para dar la bienvenida al nuevo día a los canteros.
Agua corriendo por el grifo para despejar sus caras, un poco de jabón y colonia Varon Dandy, que se olía a kilómetros y no había rincón de la casa que no quedara impregnada, pantalones, jerséis y zapatos... un café aguachinado y todos preparados para pasar una larga y dura jornada en las cimas de las montañas donde se esconden las canteras que dan vida a nuestra Sierra.

A lo largo del camino y conforme los hombres se encontraban los camiones se iban subiendo mientras quedaba hueco en la caja del camión, daba igual si eran de sus jefes o pertenecían a otras canteras, en ese momento el transporte era del primero que llegaba y se montaba... kilómetros que se quitaban de encima, pues hubo muchos años que el medio de transporte era el propio pie...
y a partir de ahí, comenzaba el duro trabajo en la Sierra.

Nadie se quejaba por tan duro trabajo, gran esfuerzo y valentía para sacar a la familia adelante.

(Hoy en día no veo yo a nuestros jóvenes pasar por todo eso, quizás los hemos hecho demasiado blandos... y le hemos dado más de lo que debíamos.)

Por aquel entonces el mármol se cargaba y se transportaba en bueyes...

Así es como se transportaba el mármol y así se recreó 

Los burros fueron también protagonistas por aquel entonces, se utilizaban como ayuda en las tierras y en muchas casas, en el interior o al final de las mismas y a modo de cuadra vivían junto a la familia.

Los burros cargados con los cestos de los canteros

Estos animales fueron también durante muchos años el transporte utilizado en nuestra tierra para llevar el cesto al cantero, en él se introducía y se portaba el único sustento diario que tomaba el cantero en su larga jornada de trabajo.
En el cesto, hecho de esparto, se incluía una olla, normalmente de porcelana, con la comida principal... migas de harina o de pan, patatas apañás, fritadas de conejo, choto al ajillo, pucheros... además de un trozo de pan, algo de embutido, una pieza de fruta, y a los que les gustaba... una botellita de vino, su servilleta con sus puntillas de cadeneta,  anudando la olla y otra envolviendo el pan y los cubiertos.

Cada mañana sobre las 9,  madres y mujeres de los canteros, llevaban al encuentro y en puntos concretos del pueblo, el cesto preparado con la comida recién hecha a los arrieros... los olores de esos platos impregnaban las calles de Macael.
Las mujeres de los canteros preparadas para darle los cestos a los arrieros

Cada cesto llevaba marcadas con pintura  las iniciales de su dueño para que no hubiese confusión, y contar que más de uno se comió la comida del otro al no reconocer su propio cesto...
hoy en día lo cuentan ellos como anécdota, claro que si la comida gustaba, ni decir ni pío hasta que no se terminaba.
Para algunos la comida fue bien escasa y en mas de una ocasión se repartió entre los compañeros lo poco o mucho que tenían para comer...

Cesto preparado y patatas apañás

Los arrieros solían ser los más jóvenes, algunos por entonces solo niños de 7 u 8 años... cobraban algún que otro real, que tenían que dárselo a sus padres para mantenimiento del hogar.

Con el paso del tiempo, y cuando llegaron los coches de motor, se cambió el burro por los Land Roverd, la comida entonces llegaba antes e incluso caliente, y ya no se utilizaban a los pequeños para el reparto de los cestos con la comida...

                     Paseos en burro, uno de los atractivos en la recreación.

En los mercados se encontraba de casi todo, pollos o conejos, por entonces metidos en jaulas y vivos, verduras, frutas, legumbres, leche, telas ....

Recreando un día de mercado

Animales que desde bien entrada la mañana permanecían inmóviles y asustados en escaso espacio y que eran el punto de mira de todo niño.


Todo se vendía o se cambiaba, como ocurría con los garbanzos...
en plena calle y a grito pelado llegaba el garbancero...

"El garbancero está aquí... cambio garbanzos secos por garbanzos torraos..."

y allí salían las mujeres a su encuentro con sus vasos llenos de garbanzos, el cambio era de
dos vasos de garbanzos secos por un vaso de garbanzos torraos.
En la recreación también tuvimos la ocasión de contar con un garbancero que nos deleito con su habilidad y buen sabor de los auténticos garbanzos torraos...


Tenemos nuestra cancioncilla, que por cierto, es cantada en mucho sitios...

            "Como sé que te gustan los garbanzos torraos...
                       por debajo la puerta te los echo a puñaos ... "

No había fiesta, ni reunión de amigos sin unos garbanzos torraos.

Los mercadillos siempre han tenido su público y aunque a día de hoy todavía solemos disfrutar de ellos, hay que decir que han cambiado mucho.


Se pudo disfrutar y aprender con algunos de los oficios como las demostraciones de fragua, que en todo momento los espectadores estuvieron pendientes.


Para paliar el calor que nos hizo, nada como los helados artesanos de Martín, mas de 50 años al servicio de los que les gusta el sabor tradicional de un buen helado.


Momento para refrescarse. Carmen del Centro de Interpretación del Mármol junto a su hijo.


La calle fue el mejor sitio para los juegos de los niños, diversión con muy pocas cosas, el aro era unos de los más populares en mi pueblo... raro era no ver algún chiquillo rodando el aro por nuestros callejones y cuestas.... que habilidad tenían con él.


En esta tercera edición de Canteros y Caciques en la lucha por el Mármol... hubo diversión para todos durante 3 días...
La noche nos trajo varias actuaciones, los años 20 llenaron de música y ambiente la plaza principal, donde pudimos bailar canciones como el swings, una maravilla de orquestas que amenizaron las veladas de las dos noches... aún tengo el ritmo en el cuerpo...


La orquesta Topolino, que allí donde va lleva consigo este precioso coche.


Magnifica y divertida Swing Party, con el concierto del grupo sevillano OSister en un escenario único ... una pequeña cantera recreada para la ocasión.


También se contó en esta tercera edición con los miembros de la Asociación Modernista de Cartagena, que brillaron con su actuación "El Baile de la Sombrilla"



El Casino de Natalia, era el lugar donde la gente de Macael con más poder económico de entonces se reunía para conversar y tomar unos chatitos de vino, de ahí salieron y se firmaron algún que otro negocio.

Bar que existio y que se ha recreado tambien

Momentos de tapeo para tomar fuerzas y seguir con más historia...se nota en sus caras lo mucho que disfrutaron.


Y es que 6 tabernas y bares calmaron la sed y paliaron el hambre de todos aquellos que vinieron a disfrutar de esta nueva edición.

Este año, y coincidiendo con el nombramiento de la capital gastronómica de Almería,  se ha querido dar mas importancia a nuestra gastronomía, por lo que se han doblado los platos estrella de cada bar recreado...

Platos estrella se pudieron degustar como...

-Puchero de trigo y olla de pelotas
-Fritá de conejo y fritá de calabaza
-Pollo al ajillo, careta en salsa
-Tabernero y costilla de orza
-Arroz con habichuelas y migas con sus tajás
-Patatas apañás y almendrados con anís

El almendrado, dulce típico y que siempre se comía en nuestras fiestas patronales .
Se trata de un bizcocho en forma de media luna, relleno de cabello de ángel y rebozado en almendra troceadas y tostada... una delicia que se acompañó con un chupido de licor de anís.

En la Tienda Nueva tomando un Anís y un Almendrado

En esta nueva edición contamos con la compañía de Juan Manuel, ganador de Masterchef, posando aquí con la fotógrafa local "una servidora"  vestida de época, como mandaba el momento y recién llegada desde el mismísimo "París".


Hubo momento para la diversión y el disfrute gastronómico, aquí con mi sobrina pequeña, tomándonos un chatito de vino con unos garbanzos torraos, bueno ella una gaseosa.


Y ahora os muestro mi lugar de trabajo en la recreación ...
             Regentando el estudio fotográfico... que en su momento existió también y que se llamaba "Estudio Fotográfico Túnez " nombre real de entonces.

Este es el estudio fotográfico que junto a Laura, la decoradora de la Recreación, montamos para este año... quedó de lujo.... y con todo detalle...

Quiero agradecer a todas las personas que me cedieron todos los muebles y accesorios para poder montar el estudio... algunos de éstos con más de 70 años de antigüedad...
y es que la gente se volcó en dejar desinteresadamente todos los muebles y enseres que han guardado con todo cariño de sus antepasados... y que han decorado todas las casas, bares, Iglesia, ayuntamiento y demás escenarios que se han visto a lo largo de estos días en la recreación.

El Estudio

Por el estudio pasó el famoso y encantador presentador del programa Andalucía Directo, Modesto Barragán, los divertidos y simpáticos chicos de las orquestas que actuaron durante las dos veladas OSister y la Topolino Radio Orquesta
 y cientos de personas más...


La Orquesta OSister junto a Paco el Técnico de Turismo


Y aquí la Topolino Radio Orquesta junto a Laura, decoradora de la Recreación, Paco técnico de turismo y la fotógrafa, una servidora.


Algunos de los jóvenes que pasaron y posaron para el recuerdo.


Me encanta como quedaron las fotos...
      ellos como verdaderos modelos


Y es que cada rinconcito del estudio tenía su encanto.


Los pequeños disfrutaron tanto o más que los adultos... una belleza estos hermanos.


Buenos amigos con traje de la época. Un encanto de niños.



                                                                ***
Por tercer año consecutivo la Fiestas de Canteros y Caciques ha recreado nuevamente el hecho histórico y decisivo en nuestra industria del mármol... y como siempre ha sido todo un éxito.

                                                                ***

Y ahora os dejo la receta de garbanzos torraos...


Como bien os he contado anteriormente los garbanzos se hacían y se vendían en la calle.

Para quien no lo sepa, la autentica receta de antaño se hacía con yeso, o sea se trata de garbanzos torraos y enyesados.
Los garbanzos se torraban dentro de un bidón lleno de ascuas.
Sobre él se ponía como un caldero de hierro o un perol en el que se echaban los garbanzos remojados la noche anterior, y se les añadía un buen puñado de yeso.
Estos se removían con un escobón de los de barrer o blanquear las paredes, hasta que quedaban crujientes.
Por último se les intentaba quitar todo el yeso posible cerniendolos ... una delicatessen propia de la posguerra.

Ponemos los garbanzos secos en remojo durante toda la noche.
Al día siguiente, Los escurrimos bien y los echamos a una sartén u olla grande.
Agregamos yeso y metemos la sartén en el fuego, les vamos dando vueltas sin parar hasta que estén crujientes.Se movían con una escoba de blanquear.
Por último le quitamos todo el yeso que podamos y listos para comer.



No todo el yeso vale para los garbanzos, tiene que ser yeso con granillo, negro con granillo, que no esté
cernío.
Los garbanzos blancos no valen, tienen que ser menudos y dorados.


                                                                  * * * * *

Vestidos de época, vecinos y visitantes recuerdan la lucha de los canteros del pueblo y sus familias por recuperar el carácter público de las canteras frente al intento de privatización de los caciques locales.
                                                                                                                        ( 1.919 - 1.947 )

Comentarios

  1. ¡Oh, Puri! Qué artículo tan bonito, y especial seguramente, para ti y todos los de tu pueblo.
    Ya estuvimos hablando hace semanas que había visto un poco del reportaje en Andalucía Directo, y me llamó la atención, como un pueblo entero se entregaba a le recuperación de la memoria de sus antepasados.
    Tus fotografías son un documento gráfico excelente de la ilusión que has puesto. Se te ve radiante, y no me extraña, cuando tienes en tus manos la responsabilidad de dejar constancia de algo tan emblemático para tu querido Macael y que sea con la calidad absoluta del mejor de los profesionales.
    Mi enhorabuena, porque lo has hecho perfecto, me ha gustado más de lo que imaginaba, y sobre todo, tirando para lo nuestro, esa receta de garbanzos torraos, que sin duda es por su significado, son todo un símbolo de la época.
    Besos y felicidades, me alegra que lo disfrutaras tanto.

    ResponderEliminar
  2. Hola Puri !
    Gracias por compartir esta entrada tan especial y bonita que recupera la memoria histórica de aquellos años . Las fotos han quedado espectaculares.
    En mi pueblo para la semana que viene, también se hace una fiesta dedicada a los Indianos, aquellos emigrantes que se fueron a buscar nuevos horizontes y algunos volvieron ricos y otros , por el contrario, no pudieron ni regresar. Es un homenaje hacia ellos, que año tras año se vive con intensidad . Al ver tu reportaje me lo has recordado.
    Lo de los garbanzos me ha llamado mucho la atención.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Puri, que entrada tan especial y bonita, tanto en la narración como las fotografias que acompañas.
    Es muy bonito recordar la historia de los pueblos.
    En cuanto a los garbanzos, sorprendentes.
    Buen fin de semana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante y enriquecedor este post, feliz domingo

    ResponderEliminar
  5. Hola Puri, que publicación tan bonita y tan llena de sentimiento, cuando subí a las canteras a verlas (gracias a ti) casi pude imaginara un poco la historia, pero tu lo has descrito con pelos y señales y las fotografías dicen muchísimo también, por cierto eres igual de bella en esa foto de época, que ahora y ademas junto al ganador de Masterchef, un lujo!!.
    Me ha encantado, un besazo enorme!!

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito reportaje Puri, precioso te ha quedado!! las fotos maravillosas y tu estás estupenda!! Hay que recordar las tradiciones siempre , que no se pierdan!! Bs.

    ResponderEliminar
  7. Hola Puri: ya había visto la recreación, primero en canal sur y luego en tu blog, pero como ya has imaginado me cogió de camino a Londres porque se graduaba María y no me dio tiempo a poner nada, después se me ha pasado. Como ya es tu costumbre viene cuajada de fotos, no en vano eres la fotógrafa del pueblo, buen recorrido haces de él y sobre todo de sus gentes que no quieren olvidar su historia y sus tradiciones. El traje te sienta de maravilla y el escenario de época que preparas es muy chulo. Enhorabuena un año más por ese trabajo estupendo que entre todos hacéis.
    Bss

    ResponderEliminar
  8. Precioso reportaje,lleno de recuerdos, cariño y nostalgia. Super completo y muy bien explicado, que me ha transportado como si lo hubiera vivido.
    Los garbanzos, los he probado yo cuando era pequeña.Una delicia.
    Eventos como este,hacen que la historia se haga presente y sea enseñanza de nuevas generaciones.
    Felicidades por la recreación y por tu entrada, que es magnifica.
    Un besote grande

    ResponderEliminar

Publicar un comentario