lunes, 7 de mayo de 2018

ACELGAS ESPARRAGÁS DE ALMERIA

Sin duda los platos tradicionales son los que más me gustan preparar, por un lado porque no quiero que caigan en el olvodo las recetas de nuestra tierra y que siempre han formado parte de nuestra gastronomía y por otro porque estos platos  están riquísimos.
La receta que os dejo hoy es un plato de cuchara que a lo mejor no es del gusto de todos, por lo menos en mi casa, pero si te gustan las verduras seguro que te va a encantar.
Es un potaje que se prepara mas bien en epoca de invierno , en plena temporada de acelgas, y como aún  las hay y la cosecha da para mucho y  no lo tenía en el blog... pues aquí os lo dejo....que no quiero que os lo perdáis.
El plato está compuesto por legumbres, acelgas cocidas, un sofrito y un majado de almendras fritas, pan y ajo... unido todo hacen de este plato una delicia para el paladar.
Es sano, equilibrado, sabroso, un plato típico de la cocina almeriense y que ha pasado de generación en generación, otro de nuestros platos que no se deben perder.
Si no lo conocías....toma nota.

Nos referimos a esparragás a esta salsa típica de la cocina andaluza, preparada con una base de pan frito y majado con cominos, ajo frito, almendras, pimentón y vinagre.
Pueden prepararse también con espárragos, judías verdes, alcachofas... o con la verdura que se desee.

Este plato gana sabor de un día para otro.

La elaboración es un poco entretenida, pues lleva cocciones diferentes pero nada dificultosa y bien merece la pena prepararla.



Ingredientes

1 manojo de acelgas frescas
250 g de alubias secas
un trozo de chorizo en rodajas
un puñado de almendras
1 rebanada de pan del día anterior
2 ó 3 dientes de ajo
1 tomate maduro grande
1 pimiento rojo seco o ñora
1 cucharada de pulpa de pimiento choricero
1 cucharadita de comino molido
1 cucharadita de vinagre
1 cucharadita de pimentón dulce
aceite de oliva
sal

Elaboración

La noche anterior se ponen las alubias en remojo para hidratarlas.
Al día siguiente comenzamos a preparar nuestro potaje.
Escurrimos de ese agua las alubias.
En una olla ponemos a cocer las alubias, el agua que las cubra un par de dedos por encima de las alubias, se pone el agua a temperatura ambiente, echamos un poco de sal y le ponemos un diente de ajo y un trozo de cebolla.
A lo largo de la cocción añadimos un par de veces agua, poca solo para ir cubriendo, tardarán en cocinarse una hora y cuarto o un poco más, depende de la alubia elegida y del agua.

Mientras cocemos las acelgas, solo ligeramente.
Limpiamos y lavamos bien las acelgas y cortamos los tallos de las hojas.
Los tallos los cortamos en trozos de unos 3 ó 4 cm.
Las hojas las cortamos también en trozos no muy grandes.
En otra olla ponemos agua y echamos los tallos de las acelgas, cocemos unos cinco minutos minutos.
A continuación echamos las hojas a la olla donde están los tallos y cocinamos unos minutos más, que no nos queden muy hechas.
Sacamos, escurrimos y reservamos el caldo de cocción.

En una sartén freímos a fuego suave la rebanada de pan, los dientes de ajo, el pimiento rojo seco y las almendras.
Sacamos y reservamos para hacer el majado.
En esa misma sartén sofreímos el chorizo en rodajas y el tomate rallado.
Incorporamos la cucharada de pulpa de pimiento.
Ponemos un poco de sal.
Una vez hecho añadimos las acelgas cocidas y envolvemos todo bien.
Ponemos el pimentón y removemos, retiramos del fuego.

Hacemos el majado.
En un mortero ponemos las almendras, el pan troceado, y el ajo frito.
Añadimos a la picada una cucharadita de vinagre y una de comino molido. Echamos un poco de caldo de cocer las acelgas para poder majar sin dificultad.
Podemos poner el pimiento rojo y majarlo también, en mi caso se lo he añadido al guiso, puesto que he puesto una cucharada de pulpa de pimiento choricero.
También podéis triturarlo con la batidora, aunque no es lo mismo, la receta original es con mortero,  a mí me gusta más en el mortero.

Una vez que tenemos cocidas las alubias y sin mucho caldo, solo que cubra y un poco más, echamos el sofrito que tenemos reservado con el chorizo y las acelgas. También ponemos el pimiento rojo frito.
Removemos bien y si vemos que nos falta caldo le ponemos un poco del que tenemos reservado de cocer las acelgas.
Incorporamos el majado a la olla y removemos todo bien.
Dejamos hervir unos cinco minutos y rectificamos de sal si hiciese falta.
Apartamos del fuego y dejamos reposar unos minutos.
Listo para comer, está mejor reposado o el día después.

16 comentarios:

  1. Buenos días Puri!!
    Que delicia de plato, estos son los que me gustan de cuchara y calientes, soy una fan de estos platos y con todo lo que le has puesto esto huele y sabe a gloria bendita reina, menos mal que no estoy cerca de lo contrario me presentaba en tu puerta y algo caería jaja, la preparación me ha encantado y me guardo la receta, cuando tenga en el huerto acelgas le daré caña, ya quedan poquitas hasta que vengan las nuevas. Te ha quedado un plato maravilloso...Besss

    ResponderEliminar
  2. Que buen potaje nos traes hoy, para mi gloria bendita, con su cocción lenta, su sofrito y su majado, un plato con tradición que nunca se perderá porque es de esas comidas asequibles para todo el mundo y completas a más no poder. Riquísimo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Que ricas que están Puri, a mi me encantan todos los potajes con acelgas, pero este en especial, es de los mas ricos. Yo le pongo jamón en vez de chorizo, pero hay poco diferencia, la esencia esta en las acelgas y el majado de pan, ajos y almendras.
    Un beso de maricacharros.

    ResponderEliminar
  4. A mí si me gustan estos platos, sin duda es un potaje muy apetecible, la picada con las almendras le da un sabor muy rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Estos platos tradicionales son los que levantan a cualquiera, y además lo ricos que están ehhh??

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Holaaa Puri!!!! Qué tal estás ?
    Un plato fantástico este que nos muestras. Me parece una maravilla hacer recetas tradicionales y que no se pierdan platos como este.
    Me encantan las acelgas, con ese riquísimo majado y ese choricito ..un señor plato.
    Un abrazo y muy felíz semana ;)

    ResponderEliminar
  7. Buenisimas quedan las verduras esparragadas, yo las pongo igual todas, incluso la coliflor y nos encantan en casa!!Tengo que probar las acelgas, que esas no las he hecho...Bs.

    ResponderEliminar
  8. Aunque quedan algunas acelgas por el huerto ya empiezan a subirse, pero tendré este plato en cuenta cuando estén en su esplendor porque aunque nunca lo había visto, me ha encantado, lo rico que debe de estar.
    Un besazo cariño

    ResponderEliminar
  9. Un plato tradicional que me encantan, nunca se deberían de perder.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  10. Hola Puri, qué ricos platos. A estos son los que yo llamo joyas de nuestra gaztronomía. Son los mejores, los qe con los que mejor se come. Todo un acierto publicarlos y conservarlos en nuestras cocinas. Un beso!!!

    ResponderEliminar
  11. Puri me encanta esa pasión por compartir recetas tradicionales, de las que se han comido siempre en nuestras casas, para que no se pierdan. A mí estas acelgas me encantan. He visto guisos similares en mi zona, no en mi casa porque a mi madre acelgas y espinacas le sientan fatal y nunca las hacía (ni las hace, por supuesto) pero sin el majado de almendras.

    Me apunto tu receta, algo así quiero probarlo en casa aunque ya sé la cara de mi costillo cuando vea las acelgas guisadas en el plato

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  12. Hola Puri,me dislocan esas recetas de casa que publicamos ,son tradicionales ,llena de sabor y sapiencia culinaria ,como la receta de cuchareo tan rica que nos has traido
    Muchos besitos¡¡

    ResponderEliminar
  13. Estos platos nos encantan y nos da igual que haga frío o calor. Donde este la cocina tradicional , que se quite lo demás. Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Me gustan estos platos de cuchareo una barbaridad, es con lo que más me siento satisfecha, lo digo por mí. Me resisto a olvidarme de comidas de este tipo y aunque las pongo pocas veces caen de vez en cuando. Lo peor es que me las como con tantas ganas que me empacho (no por cantidad, sino por "tragaldabas", casi no las mastico, como si no hubiera un mañana, me las bebo, jjj).
    Sin duda me encantan tus esparragás. Besitos.

    ResponderEliminar
  15. que delicia, yo ya te nombro super embajadora de Almería, mi tierra vecina (yo soy de murcia) un besote

    ResponderEliminar
  16. Recuerdo un plato parecido en mi infancia pero te aseguro que no lo he vuelto a probar desde entonces. Me parece un potaje fantástico, Puri, y con el tiempo que tenemos sin que acabe de llegar la primavera, sigue apeteciendo. La pinta es de escándalo, niña.
    Besitos

    ResponderEliminar