viernes, 9 de febrero de 2018

FABADA ASTURIANA

En estos días donde el frío no falte en nuestra tierra, los platos de cuchara nos saben a gloria bendita, que bien sientan..., y sobretodo si están tan ricos como éste... cada cucharada nos sabe a poco.

Este plato es sencillo de elaborar, su resultado se debe a los ingredientes empleados, que como siempre si son de calidad el plato será de lujo.

Si os gusta la cocina asturiana y tenéis la suerte de contar con ingredientes de primera calidad y de esa tierra, no podéis dejar de elaborar este plato... que en mi caso eran Fabes de la Granja y la receta hecha a fuego lento y cocinada con cariño por mi suegra... que no hay palabras de agradecimiento y cucharadas que consuelen más un estomago vacío, el ver sobre el mármol de mi cocina el puchero reposado y calentito de fabada asturiana.

Si os gusta el cuchareo... degustar cuando podáis unas fabes como éstas... sencillas pero deliciosas...
Una de las recetas más tradicionales de la gastronomía asturiana.


El resultado final es un plato de lo más sabroso, espeso, cremoso y si cocinamos aparte la carne, como en este caso, no estará demasiado graso.


Este plato gana mucho con el tiempo de reposo, así que si lo preparamos de un día para otro, degustaremos una deliciosa fabada asturiana.
Estas fotos están tomadas al día siguiente de su elaboración...
y una imagen vale más que mil palabras...



Ingaredientes

Fabes como medio kilo de buena calidad, o algo más,
     (estas eran asturianas y recién traídas de Asturias)
un buen trozo de tocino salado magroso, que esté curado
2 chorizos, pequeños
2 morcillas, pequeñas
1 trozo de blanquillo
agua
sal, poca

Elaboración

Dejamos las fabes en un bol bien cubiertas solamente con agua durante toda la noche.

Al día siguiente las escurrimos de ese agua y las colocamos en una olla o cazuela ancha y plana, cubriéndolas con agua fría.
Se pone en el fuego la cazuela y cuando rompa a  hervir se tira el agua.
Se vuelve a poner otra vez agua cubriendo de nuevo  las fabes y volviendo otra vez a hervir, ese agua también se la quitamos.
De nuevo comenzamos el cocinado, en la olla ponemos agua hasta cubrir las habichuelas y en esta ocasión le ponemos los trozos de tocino magroso salado cortado a trocitos.
Ponemos un poco de sal, pero muy poco pues el acompañamiento ya aporta sal al guiso. Mejor rectificar al final de la cocción.
Espumeamos el guiso bien unos minutos, hasta que veamos que hemos quitado todas las impurezas que suben a la superficie.
Tenemos cocinando una hora mas o menos, hasta que veamos que están tiernas las fabes.
No debemos arrebatar el fuego, pues deben de cocer a fuego moderado.
En otra olla aparte cocemos el chorizo, el blanquillo y la morcilla, todo cortado en rodajas generosas, no demasiado finas.
Se dejan enfriar los embutidos cocidos y se le echan a la cazuela que tenemos las habichuelas. Podemos poner caldo de cocer las carnes, les aportará sabor y no demasiada grasa a la fabada.
Mezclamos con cuidado las legumbres para que tomen el sabor de los embutidos, simplemente removiendo la olla, sin meter cuchara para no romper las habichuelas.
Dejamos unos 5 minutos a fuego suave o un poco más y ya lo tenemos listo para servir.
Emplatamos las fabes en un plato hondo con la carne por encima.

12 comentarios:

  1. El plato está para ponerle a tu suegra un monumento ¡qué textura! ¡qué caldo tan trabado! ¡¡y qué pintaza tiene! Encontrar este plato a mesa puesta no tiene precio ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Está de muerte y más con este frío. Llegar a casa y encontrase este plato no tiene precio, qué bien te cuida tu suegra.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Puri, este plato esta divino y con este frio sienta de maravilla.
    Buen fin de semana.,

    ResponderEliminar
  4. Hola Puri!!
    Siempre que me acerco a Asturias me vengo a casa con fabes, morcilla, buena panceta, sidra y algún que otro queso de allí, me encantan sus productos y esa tierra. Con estos fríos la fabada y los platos de cuchara en general es lo que revive el cuerpo, porque de frío este año ya le vale. Tu fabada me parece maravillosa, menuda suegra la tuya, que menos, ya lo creo que tiene que estar deliciosa...Besss

    ResponderEliminar
  5. Es un plato éste que no he cocinado nunca y creo que tampoco he probado, por eso me comería de muy buena gana el que tienes ahí en la seguridad de que me iba a gustar mucho. Felicidades a tu suegra por tan buena mano con la comida. Y a vosotros os deseo un buen finde.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Que pinta, me encanta la fabada y en estos días viene genial.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Hola Puri
    Esa fabada se ve de lujo, tu suegra cocina de maravilla, yo me comería un plato sin dudarlo mucho, muy ricas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. La fabada me encanta, bueno, a mi y a todos los de casa!! y tienes razón con un día de reposo aún queda mas buena!!Besos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Puri.......divino te ha quedado la receta de las fabada,y ahora sienta a la maravilla con los fríos¡¡
    besitos¡¡

    ResponderEliminar
  10. Puri llevas toda la razón cuando dices que la calidad de los ingredientes es lo más importante para que una receta salga espectacular. Yo eso siempre lo tengo en cuenta y suelo comprar de lo mejor como has hecho tu en esta fabada que si mi marido la ve te hace la ola . Bs

    ResponderEliminar
  11. Hola, si estos platos resucitan a cualquiera y levanta el ánimo!! Claro que me gusta la cocina Asturiana, siempre son platos con ingredientes de lujo y cocinadso con gusto. Aunque contundentes, siempre nos podemos dar el gusto de tomarlos. me llevo un platito del que has preparado, se ve maravilloso.Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Que ricas, ya las quisiera y para mañana¡¡¡, besos

    ResponderEliminar