lunes, 9 de mayo de 2016

ALBONDIGAS EN SALSA MORUNA

Tengo que decir que es una suerte tener amigos que se acuerdan de una...
así que estas albóndigas han surgido de ese regalo que mis amigos Yuri y Pepe me han hecho.
Se trata de especias de Marruecos, un botecito de Cinco Especias y otro de Comino...
La verdad que tengo que preguntarles que cinco especias componen el tarro, ya que el mercenario suele hacer sus mezclas y ofrecerlas a los clientes y siempre suelen explicar cuales son las que lo componen, creo que pueden ser Ras el hanaut, aunque yo lo utilizo siempre que lo tengo y el color varía un poco, eso sí ... huelen fenomenal vamos que me han transportado a ese viaje que hice ya hace unos años a Marruecos y que me lo pase fenomenal, de allí traje algunos de los platos y otros artículos de decoración que aparecen en alguna de mis presentaciones.

Si ya es un placer comer albóndigas, con el sabor de estas especias todavía saben más exquisitas...
me quedó una salsa deliciosa.
Gracias Yuri y Pepe por acordaros de mí en este y otros detalles que siempre tenéis con nosotros....
mil besossss !!! 
Feliz semana a tod@s !!!

queda una salsa exquisita y con un sabor especial por la incorporación de las especias morunas.







Estas son las especias que me han regalado, mirar que colores más bonitos, pues el aroma que tienen es delicioso

Ingredientes

albóndigas
medio kilo de carne picada, al gusto, pero mejor mezclar dos clases
1 huevo
1 diente de ajo
sal
1 cucharada de pan rallado
un poquito de leche
un poco de perejil fresco

harina para rebozar
aceite de oliva para freir las albóndigas

salsa
1 cebolla
1 diente de ajo
1 rebanada de pan
un puñado de almendras
una cucharada de cúrcuma
una cucharada de ras el hanaut o de 5 especias morunas
medio vaso de vino blanco semidulce
sal

Elaboración


En primer lugar preparamos las albóndigas.
En un bol ponemos la carne picada, añadimos un poco de sal, el diente de ajo muy picadito y el huevo batido.
Mezclamos todo bien y agregamos el pan rallado, la leche y el perejil picado.
Volvemos a mezclar y dejamos reposar una media hora mínimo para que coja la carne todo el sabor.
Una vez pasado ese tiempo le damos forma a las albóndigas las pasamos por un poco de harina y las freímos.
Sacamos y dejamos sobre papel absorbente.
Mientras está en reposo la carne preparamos la salsa.
Lo primero que hacemos es freír la rebanada de pan y el puñado de almendras.
Sacamos de la sartén y escurrimos el exceso de aceite, ponemos en un mortero con un poco de sal y machacamos.
En una cazuela ponemos un par de cucharadas de aceite de oliva a calentar.
Cortamos la cebolla muy pequeñita y el diente de ajo y  pochamos a fuego lento.
Añadimos una cucharada de cúrcuma, Ponemos el vino y dejamos evaporar el alcohol.
A la picada del mortero le ponemos agua y mezclamos bien.
Añadimos a la salsa de cebolla y cocinamos unos minutos hasta que espese, tened cuidado y no dejéis de remover pues se puede quemar al añadir la majada.
Incorporamos la albóndigas fritas a la salsa y les ponemos las especias, ras el hanout y una pizca de canela molida.
Cocinamos unos minutos para que cojan todo el sabor las albóndigas y retiramos del fuego.
Dejamos reposar un par de minutos y listas para degustar.
Quedan deliciosas, con un sabor que te transportan a Oriente Medio.

13 comentarios:

  1. Buenos días Puri. Que maravilla de albóndigas que has preparado, con esas especias tienen que tener un sabor buenísimo. En Marruecos utilizan mucho las especies yo he visitado en alguna ocasión la zona y siempre me he venido cargado de especies, además recuerdo que me preparaban una mezcla de especies, echándolas en una bolsa de plástico y moviéndolas, creo que todavía tengo por casa.
    MARAVILLOSAS COMO TIENEN QUE ESTAR LAS ALBONDIGAS CON ESA SALSITA
    Un beso Paco

    ResponderEliminar
  2. No se me ha ocurrido ponerle Ras El Hanout nunca a las albóndigas, aunque lo tengo pendiente y después de ver esa maravilla de plato ya no tengo excusa. Chica, que ganas dan de meter el tenedor y el pan ahí. Todo se andará.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Yo también tengo una amiga que le gusta mucho "bajarse al moro", pero en el buen sentido de la palabra, vamos que cuando junta tres perras se hace una escapadita al pais vecino y siempre viene cargada de especias. La última vez le dije que me trajera de las más raras y así lo hizo, casi nos envenena pues no eran para cocinar sino para hacer conjuros, menos mal que la Wikipedia te salva de más de una visita a urgencias!!!. A mis ls albóndigas me encantan, será por esto que me cae tan bvien la gente d¡que es gordita, porque son como albondiguillas con patitas. Me encanta esta salsa y entre las especias y tu menaje me acabo de trasladar al pais vecino.

    Achuchón fuerte fuerte para mi amiga.

    Con mil sabores

    ResponderEliminar
  5. Las albondigas se ven deliciosas con esa salsita para no parar de mojar pan. A mi me gusta mucho utilizar especias y tengo casi de todas, entre ellas las de 5 especias. Que tengas una buena semana

    ResponderEliminar
  6. Oh qué salsita, sería capaz de dejar las albóndigas a un lado para no parar de mojar pan, pero al final también me comería las albóndigas.
    Besos guapetona.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta esa salsa,con esencias Marroquies,yo tengo la suerte que esa mezcla me la hace mi querida Jimo,señora interna de mi madre que es marroquí
    y la verdad es que le dan a la salsa un sabor especial como la que tu has hecho,yo me llevo el pan la próxima vez para hacer los barquitos ¡¡¡¡
    Besitos¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  8. me imagino como deben estar estas albóndigas con esas especias...a mi me encantan , el ras el hanou lo uso mucho, quedan unos platos riquisimos!! Bs.

    ResponderEliminar
  9. La lástima es que no nos llegue el olor y que no podamos probarlas. Pero, es suficiente que nos digas lo ricas que saben para que se me haga la boca agua sin haberlas probado, jajaja. Otro día pasaré a verte si me guardas un par de ellas. Muchos besos preciosa.

    ResponderEliminar
  10. La lástima es que no nos llegue el olor y que no podamos probarlas. Pero, es suficiente que nos digas lo ricas que saben para que se me haga la boca agua sin haberlas probado, jajaja. Otro día pasaré a verte si me guardas un par de ellas. Muchos besos preciosa.

    ResponderEliminar
  11. Madre qué pinta tienen estas albóndigas!! un plato delicioso, si yo creo que hasta lo huelo!! Jajaj!! a mí me encanta que se acuerden mis amigos de mí, trayéndome algún ingrediente especial, especias, lo que sea, disfruto como una niña con zapatos nuevos!!un beso

    ResponderEliminar
  12. Seguro que la salsa estaba divina, que pinta tan buena tiene¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ besos

    ResponderEliminar
  13. Hola Puri¡¡¡ Hemos coincidido en la receta con las Albóndigas, y el tipo de salsa también en mi caso asíatica), y es que las especias exóticas le da un puntazo tremendo. Sin duda riquísimo. Por cierto, la última vez que compré Ras El Hanout, (lo compro en un establecimiento árabe de Valencia), me llamó también la atención que era de otro color que el anteror que me llevé. El árabe de la tienda me dijo que el color cambia dependiendo de si tiene más o menos especias de mas clases pues el Ras se compone de varias especias, a unque hay algunas fijas hay otras que pueden variar ó añadir más. Por el color te diría que es Ras el Honout con mas especies que el básico. Un besazo¡¡¡

    ResponderEliminar