viernes, 8 de abril de 2016

TEJAS DE ALMENDRA SIN GLUTEN

Entramos en otro fin de semana y normalmente suelo despedir la semana con algo dulce...
así que os dejo mi propuesta... unas tejas sencillas, crujientes y muy ricas.... vuelan cuando las preparo y es que son todo un  vicio... te pones y no paras...jjjj...
Estas galletas son una delicia.  las podemos comer tal cual o acompañar algún postre con ellas.
Las preparo en numerosas ocasiones,  esta vez las he elaborado para que sean aptas para celiacos.
que últimamente hay cada vez más personas con esta intolerancia...
Resulta que tengo una amiga y su hijo es intolerante al gluten, así que siempre estamos buscando recetas para cuando quedamos pueda comer él y bueno...todos, que al final ninguno se queda sin degustar lo que preparamos sobretodo si tiene tan buena pinta como estas tejas de almendra.
No se tarda demasiado en prepararlas, solo hay que respetar el tiempo de reposo, que alarga un poquito el proceso, pero el resultado bien merece la espera.... espero que os animéis y las elaboréis...
Pasad un estupendo fin de semana !!!
Estas galletas crujientes se pueden acompañar con helado o cualquier tarta para decorar....


Ingredientes;

2 claras de huevo
80 g. de azúcar blanca
50 g. de mantequilla fundida
50 g. de harina de maíz, maizena

almendra laminada para decorar

Elaboración:

Batimos las claras con el azúcar hasta que comiencen a blanquear.
Echamos la mantequilla fundida poco a poco hasta incorporarla completamente.
Agregamos la harina tamizada poco a poco también y mezclamos todo con movimientos envolventes hasta que se haya integrado a la mezcla.
Una vez que tenemos una mezcla homogénea tapamos el bol con film y lo metemos al frigorífico unas dos horas.
Diez minutos antes de comenzar a preparar las tejas encendemos el horno a 190º.
Colocamos sobre una bandeja de horno papel de hornear, cubriendo toda la superficie.
Sacamos y con una cuchara sopera vamos echando masa sobre el papel de hornear, extendemos hasta darle la forma característica a las tejas, ovaladas y sin poner demasiada masa.
Dejamos espacio entre ellas.
Sobre cada una ponemos almendra laminada o en cubitos pequeños.
Horneamos a 190º hasta que veamos que la galleta toma color tostado por los filos.
Estaros pendientes porque no necesitan mucho tiempo de horneado.
Una vez estén hechas sacamos del horno.
Inmediatamente colocamos cada galleta sobre un rodillo de cocina para que tomen la forma curvada,
Se enfrían enseguida si no nos damos prisa no nos tomaran la forma típica de estas galletas.
Enseguida podemos comerlas ya que se enfrían en segundos.
Su textura es crujiente con sabor delicioso.

14 comentarios:

  1. Hola Puri, a ti el fin de semana te gusta dulce, hoy además personalizado para celíacos. Tus amigos tienen suerte porque siempre estás buscando y experimentando cosas nuevas, así te salen estas recetas tan buenas y aptas para todo el mundo. Y como parece que vamos a tener buen tiempo, os deseo que os lo paséis estupendamente al aire libre. Y no trabajes tanto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Mira que les tengo ganas a estas galletas y no acabo de decidirme, con lo que me gustan.
    Te han quedado muy bien con su forna.
    Es cierto que cada vez conocemos más gente con intolerancias alimentarias y hemos de tener recetas para ellos.
    Besos guapa y buen fin de semana!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Puri!
    Pero mira que bien te han quedado estas tejas y que ricas son ¿verdad?. Viciosas como ellas solas, pero es imposible parar una vez que las pruebas. Estas sin gluten las podrá disfrutar todo el mundo, que es de lo que se trata también. !! Estupendas !!

    Besines y feliz fin de semana, guapa

    ResponderEliminar
  4. Hola Puri.
    Que ricas, me encantan las tejas, empiezas a comer y no paras y estas sin gluten mucho mejor, a ver si un día de estos las hago.
    Ainssssssss a mi lo dulce me gusta siempre jejej.
    Besinos feliz finde.
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  5. Yo también las hago y lo malo es que vuelan!!!Se ven estupendas.Un beso

    ResponderEliminar
  6. Desde luego están deliciosas, yo siempre las asocio a los helados pero siendo caseras como las tuyas no necesitaría nada más. Se ven fantásticas!!
    Besitos y buen finde, guapa.

    ResponderEliminar
  7. Que ricas las tjas Puri!!las hice una vez y aquello fué un desastre, tengo que volver a hacerlas, a mi me rechiflan, pero no se que hice mal que aquello fué lo peor me rompieron casi todas, tambien te digo que a medida que iban rompiendo asi nos las comimos jeje, las tuyas te han quedado fabulosas y exquisitas seguro...Bess

    ResponderEliminar
  8. Tengo muchas ganas de hacer estas galletitas, viendo estas seguro que me animo. Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  9. Qué ricas, hace mucho que las tengo publicadas en el blog , las hago porque a mis hijas les encantan , bueno y a todos, pero son un vicio tenerlas cerca, no paramos de comerlas, jajaj!! te han quedado espectaculares, ricas y bonitas, un beso preciosa y feliz fin de semana!!

    ResponderEliminar
  10. Muy ricas, te sientas con un café, y no dejas ni las migas¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ besos

    ResponderEliminar
  11. Estás hecha toda una cualificada pastelera, las tejas no a todo el mundo le salen bien o les quedan demasiado duras, o se les queman, o no las doblan, o el centro les queda blando, en fin que muchos secretos guardan estas galletas. Te felicito por el resultado tan bueno de las tuyas, se ven fantásticas Puri. Besos grandes.

    ResponderEliminar
  12. para tomar con helado quedan genial¡¡.
    besos crisylaura.

    ResponderEliminar
  13. Que bien te han salido, yo desde luego no me atrevo, creo que no me saldrían.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  14. Estás en to!! así te tienen que querer. No hay nada peor que ir a comer a casa de alguien y que no puedas comer casi de nada, así que un bonito detalle con el niño de tu amiga.
    Esta receta es de esas que siempre que la ves te dan ganas de hacerla pero por una cosa u otra se queda en el fondo del cajón sin hacer. Aiiisss!!! tengo tantas ganas de cocinar y tan poco tiempo...
    Un beso enorme de maricacharros.

    ResponderEliminar