jueves, 7 de noviembre de 2013

TABERNERO

La historia del tabernero viene de viejo
y es que esta tapa es típica almeriense, nació aquí y todavía no sé concretamente por qué su nombre,
según he oido porque era típico de las tabernas y bares y por otro lado porque nació en el pueblo de Tabernas, lo único que si es cierto es que esta riquísima esta tapa, que se puede elaborar con o sin trocitos de magra y se pone sobre una rebanada de pan, mejor si está tostado y si es de un buen pan casero, para saborearla mejor se acompaña con un vino tinto o una cerveza.

Recuerdo en mi tiempo de estudiante que en la capital  por muy poquito dinero te tomabas esta tapa que la ponían sin carne, solo verduras y sobre una rebanada de pan de pueblo, rebanada por cierto grande...  (no como ahora que la ponen sobre rebanadas de pan pequeño) entonces con esta tapa y otra más ya comías, en algunos bares de tapas le ponían unas cuantas guindillas que te dejaban la boca....para pedir mas de una cerveza, yo creo que estaba hecha con esa intención.

Esta tapa de tabernero la elaboró mi amiga Puri, que nos deleita con deliciosos platos cada vez que tenemos nuestros encuentros, ya os he dicho en más de una ocasión que el cortijo se convierte en un restaurante de lujo, por todo lo que allí llevamos y  preparamos cuando quedamos los amigos y eso es lo que ocurrió el fin de semana pasado, preparamos una gran variedad de tapas que ya os iré poniendo y como broche final deliciosos postres para todos los gustos...por cierto mañana os dejo uno que nos encantó
Os dejo ya la receta, que salió riquísima y nos supo a poco, "gracias Puri"

 Como mejor queda es sobre tostadas de pan natural, pero cada cual la deguste como mejor vea

 
             Este tabernero queda de lo más jugoso...

   Acompañados con un vino o cervecita y buena compañía...no tiene precio
   Queda riquísimo y si lo preparamos con antelación mucho más

Almería, tanto la capital como sus pueblos, es conocida por sus bares de tapeo, entre otras cosas, donde la calidad y variedad de las tapas y el tamaño adecuado de éstas incitan a cubrir el trámite alimenticio en compañía de buenos contertulios, picando delicias de barra en barra y de bar en bar.
El buen clima y las cortas distancias entre sus bares son uno de los tantos alicientes añadidos.
Prácticamente en toda Almería no se concibe beber sin tapa y ésta está incluida en el precio de la consumición, bien sea con vino o cerveza.

Muchas de las tapas que se toman en nuestra provincia son conocidas y consumidas en muchos lugares, pero también hay tapas representativas de aquí y originales.
Son tapas originales los cherigan o chérica,  pipirrana, boladillos, adobos , mar y tierra y como no nuestro famoso tabernero...
             "Una especie de pisto o fritailla con tomate, cebolla y pimiento, todo muy picadito 
                   y cocinado con aceite de oliva.
             Suele llevar trozos pequeñitos de carne para realzar su sabor y debe ser picante.
             Se sirve sobre rodajas de pan y se suele acompañar con un vino tinto joven."

Ya conocéis un poquito más esta tapa típica almeriense, ahora vamos a llevarla a la mesa.
    Si visitáis la provincia no dejéis de tomar una de sus tantas y buenas tapas y por supuesto de nuestro riquísimo tabernero, que lo sirven prácticamente en todos nuestros bares.
                                          Gustáis... están sabrosísimos...!!!

Ingredientes:


250 g de magra de cerdo partida en trozos pequeños
2 pimientos rojos cortados a trocitos
3 pimientos verdes italianos
1 cebolla grande troceada
1 lata pequeña de tomate triturado de 400 g. o 4 ó 6 tomates bien maduros
1 guindilla ó  2 (opcional, pero le va estupendamente)
sal
aceite de oliva
1 barra de pan, mejor casero

Elaboración:

Se sofríe en una sartén la carne troceadita con un poco de aceite, ponemos un poquito de sal,
una vez hecha la sacamos y reservamos.
En ese mismo aceite sofreímos primero los pimientos rojos troceados unos minutos, después echamos los verdes y volvemos a sofreír unos minutos más y a continuación ponemos la cebolla cortadita.
Incorporamos el tomate y cocinamos todo a fuego suave, primero en la sartén sin tapar y después con su tapadera, unos 15 ó 20 minutos a fuego lento.
Ponemos un poquito de azúcar si hiciera falta, para la acidez del tomate.



Si le queremos poner la guindilla ahora es el momento.
Echamos la carne y terminamos de hacer el tabernero, a fuego suave.
Terminado de mezclar todo y después de haberlo tenido en el fuego unos cinco minutos apartamos la sartén.
Cortamos rebanadas de pan, si es posible mejor tostarlas y ponemos encima una cantidad generosa de tabernero.
Se puede tomar caliente o frío que está igual de bueno,  mejor si lo hacemos de un día para otro.
El reposo le sienta de maravilla.
Podemos acompañar con un vino tinto joven o cervecita.
Listo para degustar.
                   Estos taberneros están ...deliciososssss !!! 
    

14 comentarios:

  1. aleeeeeeeee mira ella recordando tiempos pasados y la rebanaá de pan grande jajajaja. oye que maravilla ehh, no conocía esta tapa pero me ha encantado.
    besotesssssssss

    ResponderEliminar
  2. Este sofrito lo conozco pero no por ese nombre y tampoco conozco la historia del tabernero. Sea como fuere, la tapa es una comida en toda regla y si te comes un par de ellas con un vinito, poco más necesitas. Chica, pero que bien que os lo montáis los fines de semana, no me extraña nada que esteis deseando que lleguen, lo pasais en grande. Pues alegria, que ya falta poco.
    bss

    ResponderEliminar
  3. Esta receta yo la aprendí de mi madre y la hago mucho para acompañar o mejor dicho bañar la carne de cerdo con ella, la diferencia es que no le pongo guindilla. Pero como nos gusta a todos. Ah! mi madre a la receta le decía carne con pimiento y tomate, nunca la había oido como tabernero. Jaja que gracia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Se me ha olvidado decirte que soy de Almería aunque criada en Cataluña.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Madre! Nunca la he probado pero se ve espectacular! Ummm, como babeo!! Besitos

    ResponderEliminar
  6. Te quedó superjugosa, y la puedes dejar preparada de un dia para otro, es genial, un beso Puri.

    ResponderEliminar
  7. Jolín con el tabernero!! menuda tapita tiene!! Oye que me voy para allá a tapear contigo!! Ve preparando la cerveza!! jajaj. Bs.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
  8. menuda pinta!!!! prepara otra cervecita mas que me voy con Julia......jajjjaaaa....bstos wapa.

    ResponderEliminar
  9. Jolines con el tabernero, a ese tabernero le ponía yo una manita encima, ejem. En Murcia hacemos algo muy parecido pero le llamamos magra con tomate, ni lleva picante ni cebolla. Me encantan estos sofritos y a mi chico ni te cuento, es feliz con cualquier cosa que lleve tomate y pueda mojar pan en grandes cantidades. Lástima no tener un tabernero de estos a mano. Besos!

    ResponderEliminar
  10. Para relamerse con estas tostas se las ve muy ricas y como tu dices jugosos besos

    ResponderEliminar
  11. ¡¡¡JOLIN!!, no es que me guste esta tapita,..............es que me encanta y tan bien presentada, dan ganas de dar un mordisco a la pantalla, jejeje.

    ResponderEliminar
  12. Ooooh me encanta.
    Quieres que yo ponga las bebidas???

    ResponderEliminar
  13. Creo que es la tapa mas tradicional y representativa de Almeria. Tambien recuerdo mi etapa de estudiante en Granada que alli tambien la ponian en bares de estudiantes, en bocadillos, y con una tapa ya te venias cenada.
    En mi pueblo si le echas magra le llamamos fritailla pero si solo lleva verduras le llamamos tabernero, que a pesar de llevar productos tan sencillos, está sobrosísima.
    Besos maricacharros.

    ResponderEliminar
  14. Un tapeo estupendo, se me hace la boca agua al verla. Un abrazo.

    besosdecanelaymenta

    ResponderEliminar