miércoles, 28 de agosto de 2013

AZÚCAR INVERTIDO

Se que much@s ya lo conoceis y lo habéis elaborado, pero para l@s que no habéis oido hablar de él,
este producto es único para la elaboración de algunas recetas, en esta época los helados y de cara al
tiempo que nos llega para bizcochos o  pan. Os recomiendo que lo elaboréis.
El azúcar invertido es como un almíbar que sustituye un porcentaje del azúcar.
Se utiliza mucho en la industria alimenticia, en recetas de panes, bizcochos, bollería...con él quedan mas esponjosos nuestras elaboraciones, tambien se utiliza sobre todo en recetas de helados por lo que al elaborarlos con una cantidad de este azúcar no hacen cristales y quedan mas cremosos.
La característica principal del azúcar invertido es su alto poder endulzante, hasta un 30% mayor que el 
que posee el azúcar común, además dificulta la cristalización del agua y acelera la fermentación de la masa de levadura, por lo que ideal para la repostería y sobre todo sobre todo en la elaboración de helados por su poder anticristalizante  ya que hace que no se formen cristalitos de hielo, como os he dicho anteriormente.
 
Las proporciones a seguir dependiendo de lo que elaboremos suelen ser:

Helados:  25% (si la receta indica 200 gr. azúcar, pondremos
                                     150 gr. de azúcar y 50 gr. de azúcar invertido).
Bizcochos, magdalenas y bollería:  10% - 20 %.
Panes:  50%
Con las cantidades que os indico me han salido los dos tarritos de la foto.
Este azúcar dura perfentamente un año, envasado en tarro de cristal y en un lugar donde no le dé la luz,
no hace falte que lo guardéis en el frigorífico.





Ingredientes:

150 g. de agua embotellada
350 g. de azúcar.
Gasificante Litines de Mercadona.
                   El Gasificante Litines está compuesto por dos sobres: uno blanco y otro morado.

Elaboración:

Yo lo he elaborado en la Thermomix, pero os dejo también la forma tradicional de hacerlo.
Ponemos el agua, el azúcar y el sobre blanco gasificante ( ácido tartárico) en el vaso Thermomix y programamos 
 6 ó 7 minutos a 100º, velocidad 3.
Dejamos bajar la temperatura a 50º, esto es unos 25 ó 30 minutos.
En la Thermomix no es dificil de calcular la temperatura ya que nos la indica en la pantalla.
A continuación y cuando tengamos 50º de temperatura, añadir el sobre morado  (bicarbonato) 
y programar 1 minuto, velocidad 3.
El resultado queda espumoso pero en unos minutos desaparece.
Dejamos enfriar y tapar. Envasar en tarro de cristal y guardar en un lugar sin luz directa.
Para hacer el azúcar invertido de forma tradicional, necesitamos tener mejor un termometro de cocina
para alcanzar las temperaturas exactas.
Mezclamos el agua, el azúcar y el sobre blanco y ponemos en un cazo hasta que empiece a hervir.
Apartar del fuego y dejar que la temperatura baje a los 50º, o sea hasta que temple y no queme
unos 30 minutos.
Añadir el sobre morado  y mezclar unos segundos con unas varillas.
Nos quedará con espuma, así que dejamos que desaparezca y llenamos a continuación los tarros de cristal.
Tapamos después de que esté totalmente frio. Cerramos el tarro y guardamos en un lugar oscuro.
Aguanta perfectamente un año, si antes no le dais buen uso.
             Ahora que estamos en verano solamente queda probarlo con un rico helado.

3 comentarios:

  1. Es ideal para los helado y muchos dulces. Yo lo he comprobado este verano. Bstos.
    Julia y sus recetas.

    ResponderEliminar
  2. Tengo que comprarme un termometro para ponerme hacerlo, que le tengo unas ganas... besitos

    ResponderEliminar
  3. Yo lo elaboré y se nota la diferencia
    no tengo thermomix ni termometro pero desde que echo el sobre
    blanco y hasta que voy a echar el morado dejo unos 20 ó 25 minutos
    y me sale también
    los helados con este azúcar salen buenísimos
    un beso

    ResponderEliminar