viernes, 5 de abril de 2013

PIONONOS DE CREMA

El  pionono es un pastel de tamaño pequeño elaborado tradicionalmente en Granada, concretamente en Santa Fe.
 Cuenta la leyenda que su nombre fue dado en honor al papa Pío IX
(Pio nono según la pronunciación en italiano ). Es un bizcocho humedecido en jarabe, con crema y una coronilla tostada que pretende representar la silueta de la cabeza cilíndrica del papa Pío Noveno.
Estudios recientes han demostrado que la receta del dulce es muy anterior al año 1897, año en el que se hizo tremendamente popular de manos de Ceferino Isla.
Posiblemente se trate de un dulce de origen morisco.
Sea cual fuere su origen el caso es que es un pastelito delicioso.
Y que mejor que este dulce para presentarlo en mi bandeja de mármol. Simplemente deliciosos.
               !!!Que paséis un buen fin de semana!!!.











Ingredientes:


Para la crema:
1 palito de canela
450 gr de leche
100 gr de azúcar
30 gr de harina
50 gr de licor de Hierbas dulces u otro licor
30 gr de maicena
4 yemas de huevo

Para el almíbar:
100 gr de azúcar
150 gr de agua
30 gr de licor de hierbas dulces

Para el bizcocho:
4 huevos
80 gr de azúcar
80 gr de harina

Elaboracón:

En un cazo pornmos todos los ingredientes  del almíbar.
Cuando hierva, bajamos el fuego y cocinamos unos 15 minutos más. Reservamos

En otro cazo preparamos la crema pastelera, echamos la leche, el azúcar y la canela y ponemos al fuego.
Cuando comience a  calentarse, retiramos del fuego y sacamos un poco de la mezcla y la vamos uniendo con las harinas.
Mezclamos bien y lo echamos de nuevo al cazo. Removemos y añadimos el licor, aparte batimos las yemas y las echamos también al cazo, mezclamos todo sin parar de remover hasta que espese.
Retiramos del fuego y cubrimos con film. Reservamos.
Preparamos el bizcocho:
En un bol ponemos las claras y las montamos a punto de nieve, añadimos poco a poco el azúcar.
Sin parar de batir echamos las yemas y envolvemos el conjunto.
A continuación añadimos la harina y mezclamos de nuevo.
Ponemos la mezcla del bizcocho en una bandeja de horno forrada con papel de hornear.
Metemos al horno unos 10 minutos a 190º.
Sacamos y colocamos encima del bizcocho un paño humedecido.
Giramos la bandeja con cuidado, la retiramos del bizcocho y quitamos también el papel.
Nos queda el bizcocho completamente al revés.
Dejamos unos segundos templar y echamos el almibar sobre toda la superficie del bizcocho.
Encima colocamos una capa ligera de crema pastelera, enrollamos como cuando hacemos un brazo
de gitano y cortamos porciones de 4 centímetros.
Colocamos las porciones sobre una fuente, tienen que quedar de pie.
Ponemos el resto de crema en una manga pastelera y decoramos la superficie de los rollitos.
Encima de la crema de cada rollito espolvoreamos con azúcar y quemamos con un soplete.
Cogerá el color doradito.
Metemos al frigorífico, mejor de un día para otro.
Y a degustar estos deliciosos dulces.
 Espero que os gusten, están deliciosos.

3 comentarios:

  1. Me encantan estos dulces, cada vez que paso por Granada me lo doy de capricho, son exquisitos aunque me imagino que no tanto como los que hoy nos presentais. Hay que ver la pinta que tienen, si los tuviera cerca ahora se me iba la mano, seguro, en esa dirección. Guardarme uno.
    Un beso y buen finde.

    ResponderEliminar
  2. Cómo me gustan los piononos, alguna vez me he planteado hacerlos, pero es que como sé que no me van a salir tan buenos como los de Granada me desanimo. A ti te han quedado súper bonitos, estarán buenísimos. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Que pastelitos mas buenos,
    por suerte ya los encontramos en muchos establecimientos fuera de Granada,
    y que mejor que hacerlos nosotros mismos, seguro que salen riquisimos, los tuyos tienen una pinta ...
    vamos para comernos 2 ó 3....
    Un beso, que los disfrutes.

    ResponderEliminar