martes, 6 de marzo de 2012

MERMELADA DE NARANJA

Una receta fácil de prerarar e ideal para el desayuno.
Si lo que os gusta es la mermelada de naranja amarga, lo único que hay
que incorporar es un poco de piel de naranja rallada junto con la pulpa y
nos aporta ese punto de amargo que tanto gusta a mucha gente.



Ingredientes:


5 ó 6  naranjas bien peladas
piel de una de las naranjas sin nada de blanco
400 gr de azúcar
el zumo de un limón

Elaboración:

Pelar muy bien la naranja, cuidando de que no tenga nada de parte blanca, que amarga
(a no ser que os guste la mermelada amarga, ). Antes de pelar una de ellas, quitarle la piel,
solo la parte anaranjada. Esto se hace muy bien con un pelador de patatas, ya que al pelar
tan fino, tan solo saca la parte naranja de la piel.
Echamos todo en una cazuela, llevamos al fuego y dejamos cocer 40 minutos a fuego lento,
removiendo de vez en cuando.
Añadimos el azúcar y el zumo de limón, removemos y cocemos otros 10 minutos.
Cuando veamos que la mermelada de naranja no está muy líquida, apagamos, retiramos y
dejamos enfriar.
Hay que tener en cuenta que cuando se enfría la mermelada espesa y coge cuerpo, así que
no esperéis a que esté demasiado espesa.

Para conservar la mermelada durante unos 6-8 meses, tan solo hay que rellenar los botes de
cristal bien limpios con la mermelada muy caliente, cerrar bien la tapa y colocarlos boca-abajo
para que haga vacío hasta que se enfríen.
El azúcar es un potente conservante, por eso las mermeladas no necesitan el hervido de los botes
si se van a consumir entre 6 y 8 meses después de su elaboración.

 La mermelada de naranja casera la puedes emplear en tostadas, acompañamiento de carnes
(cerdo, caza, aves, etc.), pasteles …
Espero que os guste y que disfrutéis de esta estupenda mermelada en vuestro
           próximo desayuno con unas ricas tostadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario