lunes, 1 de octubre de 2018

TORTA DE PAN, PATATAS Y PIMIENTOS

El otro día viendo un programa de Alberto Chicote, y aunque ya repetido, cocinaron esta torta de pan rellena con patatas, cebolla pochada, pimientos y queso fundido en el horno, como si se tratase de una pizza pero en pan.
Vamos me dejó enamorada y no veía el momento de prepararla.
Así que este fin de semana prepare un panecillo para saborear dicho plato.
Todo un acierto, queda riquísimo, crujiente y con un sabor que me parecía estar comiendo tortilla de patatas, sería por el sabor que nos dejó al cocinar las patatas pochadas junto a la cebolla.

Al final creo que aprendemos más nosotros con Chicote y su programa que a veces los propietarios reacios de los bares que visita.
Un programa que me encanta aunque me da reparo pensar que eso ocurra hoy en día en los bares,  y que incluso visitemos y sin saberlo...

Vamos que prefiero no pensar en ello, pues entonces no saldría a tomar ni una tapa... yo creo que deben exagerar un poquito...para darle vida al programa... porque si tanta suciedad, (por ser suave y discreta) hay en dichos y otros bares... dios mío...
me quedo con la torta que preparó para los propietarios de esa bar, que ahora no recuerdo ni donde estaba ni como se llamaba, solamente me quedé con la receta, que es lo que más me llamó la atención.

Espero que os guste, está realmente rico, eso sí... tened cuidado y dejar que escurran bien las patatas y los pimientos de su aceite, pues si no os puede arruinar el plato.


Así queda de rico... con el queso recién fundido...


Se corta en cuatro trozos... o al gusto... Chicote sí la cortó... y a disfrutar.


Preparamos nuestra Torta de pan con patatas, pimientos y queso.
       Y una cervecita para ir abriendo apetito...
Cortamos el pan y ponemos las patatas, cebolla y pimientos fritos...


Colocamos el queso rallado por encima... y al horno a gratinar...


y así queda tras sacarlo del horno y cortarlo...


Una delicia... eso sí... para un capricho de vez en cuando...



Ingredientes

un pan redondo de tamaño mediano
4 patatas de buena calidad para freír
2 cebollas o cebolletas
14 ó 16 pimientos tipo de Padrón
queso rallado que funda, yo he puesto 4 quesos
aceite de oliva
sal

Elaboración

Lo primero que vamos hacer es pelar las patatas.
Las lavamos, las secamos y las partimos en forma tipo panaderas.
Cortamos las cebolletas en juliana.
A los pimientos le quitamos el rabito o pedúnculo, ahora y una vez que los hemos frito.
En una sartén ponemos aceite suficiente para freír las patatas y la cebolla.
Al principio el fuego lo tenemos fuerte, luego lo bajamos para que se nos pochen, no deben quedar demasiado blandas.
Debemos tener cuidado de que no se nos rompan las patatas.
Una vez que estén hechas las sacamos con una espumadera para que escurran bien el aceite, esto es importante, para que no nos quede demasiado aceitoso el pan.

Abrimos el pan redondo por la mitad, podemos quitarle un poco de miga, eso a gusto, y repartimos en cada mitad sofrito de las patatas y cebolla.

A continuación freímos los pimientos ligeramente y a fuego medio en la sartén con el aceite, que al principio debe estar más bien frío.
Sacamos de la sartén y le ponemos un poco de sal Maldon por encima.
Si no le hemos quitado el rabito se lo retiramos y también las semillas, si es que tuviera muchas, yo solamente les quité el pedúnculo.

Colocamos los pimientos fritos y escurridos sobre las patatas.

Precalentamos el horno a 200º.
Por encima de todo cubrimos bien la torta con queso rallado.
Metemos en el horno las dos partes de pan y dejamos que se funda el queso, unos 10 minutos mas o menos, hasta que el queso se gratine.
Sacamos y a degustar, que como mejor está es bien caliente y crujiente y el queso gratinado deslizándose... y acompañado de una cerveza bien fresquita...
Un plato que no debéis dejar de probar... está muy rico.

martes, 25 de septiembre de 2018

MARMITAKO DE ATUN

El plato que os dejo hoy es uno de esos platos que se suele cocinar en verano por los productos que lleva en su elaboración, al atún o bonito y las verduras como los tomates o pimientos que son cuando están en su mejor momento.
Aprovechando que el otro día mi cuñado nos regaló atún y ya que tenía en mente preparar un marmitako, creo que ha sido la mejor elección para degustar este riquísimo pescado... con el resto ya os dejaré más elaboraciones...
"Muchísimas gracias por tan delicioso regalo"...
Ha salido tan rico que mi marido ha dicho que ponga textualmente "este marmitako está acojonante"...
Y así tal cual lo pongo.

El Marmitako es un plato típico del Norte de España, cuyo origen se encuentra en los pescadores asturianos, cántabro y vascos.
Consiste e en un guiso con patatas, cebolla, pimiento, tomate y tacos de pescado.
Una receta saludable y sabrosa de origen humilde.
El nombre "Marmitako" hace referencia a la olla donde se cocina llamada marmita.
La marmita es una olla de metal con tapa y antiguamente era uno de los pocos enseres de cocina que se llevaba a bordo.
Este plato se elaboraba con bonito, atún... o el pescado que se hubiera cogido en el barco ese día, de echo en euskera tako significa "lo que hay" , de ahí el nombre, que unido al nombre de la olla donde se cocinaba terminó llamandose Marmitako... lo que hay en la olla.


Queda un delicioso plato de patatas y pescado

Momento en el que he incorporado las patatas
Una vez que he puesto el caldo y el pescado, el guiso tiene este aspecto

Debo decir que queda un plato exquisito y un caldo o salsa de lo más delicioso... bien espesito

Ingredientes

unos 600 ú 800 g de atún o bonito
5 ó 6 patatas de buena calidad
1 cebolla grande
2 tomates maduros
un diente de ajo
1 pimiento verde
1/2 pimiento rojo (si es grande, si no entero)
1 cucharada de pulpa de pimiento choricero
aceite de oliva
sal
1 hoja de laurel
fumet de pescado o agua, pero mejor si es caldo
un chorrito de vino blanco
una cucharadita de pimentón dulce o picante, al gusto
1 guindilla picante, opcional
perejil para espolvorear

Elaboración

Lavar el pescado y si no lo ha troceado el pescadero lo hacemos en forma de taco no demasiado grandes.

Hacemos el fumet de pescado o utilizamos caldo de pescado de brick.
En una olla con un litro o un poco más de agua la ponemos a calentar al fuego.
Cuando comience a hervir le ponemos una zanahoria partida en dos, un trozo de cebolla, un trozo de puerro, la parte verde, un poco de perejil y lo dejamos hervir nuevamente, le echamos una cabeza o espinas de pescado, merluza, cazón o algún pescado de roca.
Cocinamos unos 25 minutos, tapada la olla y apartamos del fuego hasta el momento de utilizar este caldo, luego lo colamos.

Cortamos pequeñita la cebolla, el diente de ajo y troceamos los pimientos.
Quitamos la piel al tomate y lo rallamos o troceamos.
Pelamos las patatas y las cortamos en forma chascadas, o sea hacemos un corte y terminamos de cortar el trozo con la fuerza de la mano, para que luego al cocerlas espesen el caldo.

En una cazuela ponemos como unas dos o tres cucharadas soperas de aceite a calentar y echamos la cebolla y el ajo cortado.
Removemos y dejamos cocinar a fuego medio unos cinco minutos.
Cuando la cebolla esté pochada agregamos los pimientos cortados.
Sofreímos unos cinco minutos y a continuación incorporamos el tomate troceado.
Removemos todo bien y dejamos sofreír unos cinco minutos, agregamos el pimentón y seguidamente echamos el chorrito de vino.
Dejamos a fuego fuerte un par de minutos para que evapore el alcohol.
Ponemos en el guiso la cucharada de pulpa de pimiento choricero y las patatas chascadas. Removemos y cocinamos un par de minutos.
Ponemos la guindilla, si es que nos gusta darle un poquito de chispa al guiso, al final de la cocción la podemos quitar.
Incorporamos el caldo de pescado al guiso, que cubra por completo las patatas.
Dejamos cocinar unos 20 ó 25 minutos, hasta que veamos que las patatas estén hechas, pero no demasiado.
Incorporamos en el guiso los tacos de atún y cocinamos unos 5 o 10 minutos, depende del grosor del pescado.
Rectificamos de sal si hiciese falta, espolvoreamos con un poco de perejil y retiramos del fuego, dejamos reposar 5 minutos y listo para degustar este delicioso plato.