TARTA O PASTEL DE QUESO

Si hay una receta sencilla de elaborar es esta tarta de queso, que mas que una tarta es un pastel, por la forma de prepararla. 
Los ingredientes también son fáciles de encontrar, por lo que no hay excusa para no elaborarla.
Es un pastel que no requiere horno, se prepara sin huevo y es importante contar con un poco de tiempo para que cuaje perfectamente y quede compacta para poder servirla.
Lo ideal es prepararla con un día de antelación, así queda perfecta para cortar, aunque con unas cuantas horas refrigerada también se puede consumir.
Un postre sin mucha dificultad ideal como propuesta dulce para estos dias festivos.
Feliz semana, ya previa a los días de Navidad!!!


Pastel Super cremoso


Se prepara con antelación, para asegurarnos que este bien cuajada mejor el día anterior.


Si os gusta el sabor del queso esta tarta es un acierto.


Recetas que triunfan como esta tarta de queso


La receta es bien sencilla, sólo hay que poner los ingredientes en un bol, mezclar bien, batir, cocinar y dejar enfriar.

Ingredientes 

500 g de queso crema, de untar
500 ml de nata para postres
2 sobres de cuajada
200/210 ml de leche, un vaso
175 g de azúcar blanco 

Caramelo líquido para el molde.

Elaboración 

Dejamos los ingredientes a temperatura ambiente para poder integrarlos mejor.
En un molde tipo plum cake ponemos el caramelo líquido, lo suficiente para que cubra la base, sin pasarnos mucho. Movemos el molde intentando que el caramelo unte un poco los laterales. Reservamos.

Se puede preparar de dos formas.:
- En un bol ponemos todos los ingredientes, menos el caramelo líquido.
Con la batidora eléctrica los batimos bien, para que no queden grumos.
Para que queden bien integrada la cuajada podemos deshacerla en la leche y luego unir la a los demás ingredientes. A continuación sería cocinarla, o sea hervir para que pueda cuajar.

- Yo la suelo hacer como os indico a continuación.
Ponemos un cazo amplio al fuego y en él echamos la nata, una vez templada ponemos el queso, mezclamos bien, sin quitar del fuego a temperatura media para que no se agarre, removiendo para que se integre y agregamos el azúcar. 
Volvemos a remover y mezclamos todo unos segundos para que se disuelva el azúcar.
Incorporamos la cuajada disuelta en la leche.
Dejamos que llegue al punto de hervir sin parar de remover.
Retiramos del fuego.
Esta mezcla la echamos sobre el caramelo líquido con cuidado. Dejamos templar el pastel y metemos al frigorífico.
Tapamos con film o papel de aluminio y dejamos enfriar  unas 4 horas en la nevera.
Lo ideal es prepararlo de un día para otro. Así nos aseguramos que queda completamente cuajado nuestro pastel.
Decoramos al gusto y servimos.
Queda un pastel sabroso, riquísimo,  con una textura de lo mas cremosa.

Comentarios

  1. Una tarta muy rica y que es perfecta para terminar una comida festiva, pues le da un punto refrescante. Mejor de un día para otro, quedan los sabores más asentados.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Una tarta de queso de lo mas rico, es un postre que nunca falla!!
    Hoy me despido del blog hasta el año próximo.
    Un beso a todos y felices fiestas.

    ResponderEliminar
  3. Yo el queso y todo lo que lo lleve me encanta, soy quesoadicta!! Una tarta deliciosa!! Felices fiestas!! Bs.

    ResponderEliminar
  4. Buenos días Puri, espero que la entrada al nuevo año haya sido excelente.
    Como bien dices este pastel es muy fácil y solo necesita unas horas para que se consolide. Te ha quedado con un corte magnífico.
    Que pases un buen lunes. Bstes.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario