lunes, 24 de octubre de 2016

COQUITOS PARA UNA JORNADA CON AMIGOS

Pasar un día con amigos, no tiene precio,pues no está pagado con nada...
Después de buscar una fecha para que todos pudiésemos quedar disfrutamos de un día a lo grande.
Lo que se puede reír, y lo que se puede comer... porque eso sí...comer se come mucho...
El fin de semana parece que se nos pasa diferente si tenemos algún evento y si éste es gastronómico mucho mejor, la de veces que decimos que solamente tomaremos lo necesario... cosa que luego no pasa...
pues todo está tan rico que es difícil no degustar cada uno de los platos que se preparan para tal fin...
La jornada tenía un protagonista más que delicioso, degustar entre amigos unas de los platos tradicionales de nuestra tierra, unas gachas con caldo de pimientos que elaboró nuestra amiga Pili, gran cocinera y que borda estos platos como nadie.
Muchas gracias por estos platos, la próxima una gran paella,
Tras terminar de preparar tres enormes cazuelas nos pusimos manos a ellas y hasta que no le dimos fin no paramos, bueno la verdad quedaron algunas, pero muy pocas,
sin contaros que antes de ellas nos tomamos algún que otro aperitivo, embutidos de la zona, quesos, patatitas, gambas a la plancha, mejillones al vapor, alioli casero, patatas al vapor, quiche, empanada de dátiles...
y no recuerdo de momento alguna cosa más, que sin duda la había...
menos mal que luego nos animamos con unos bailes de zumba y que nos hicieron más fácil la digestión...
para poneros al tanto os diré que se hicieron unos 25 litros de caldo de pimientos y unos 6 kilos de harina....  y que en cuanto a comensales eramos bastantes.

El café de la tarde,  que no podía faltar, merecía un acompañamiento dulce, así que degustamos una tarta de manzana, unos borrachillos fritos, una tarta de yema y unos tentadores bocaditos de coco, riquísimos y super fáciles que os dejo hoy...
y que los preparo nuestra amiga y buena cocinera Rosa... no quedaron ni uno... y eso que comer, habíamos comido... os lo aseguro...
Con tan solo tres ingredientes podéis disfrutar de unos bocaditos exquisitos...
Muchas Gracias por compartir tan delicioso bocado y por supuesto compartir la receta. Mil besosss...
Y si protagonista fueron las gachas con caldo, también lo hicieron estos dulces... los coquitos.
Solo hay que verlos.... para saber los deliciosos que estaban....
Como disfrutamos de cada bocado, quedan muy jugosos por dentro...
                         Feliz semana a tod|@s, espero endulzaros el día !!!

Estos dulces son los que nos acompañaron en la sobremesa, con tarta cumpleaños incluida para una de nuestras amigas que celebraba un año más y que además tuvo alguno que otro regalo ....


Aquí os dejo una de las tres cazuelas que se prepararon, deliciosas gachas que comimos y que nos supieron a gloria, éstos platos no pueden perderse de nuestra gastronomía y nosotros debemos contribuir a que ello no ocurra, preparándolas como tradicionalmente las preparaban nuestras madres y abuelas...
bueno nosotros ya hemos puesto nuestro granito para que ello no ocurra....jjjjj


Para aquellos que no conozcan este plato tradicional Las gachas con caldo de la gastronomía Almeriense, y muy concretamente de nuestra tierra, os diré que se trata de cocer en una cazuela con agua bien caliente la harina  junto con un poco de sal, no dejamos de parar de remover hasta que nos quede una masa espesa y totalmente cocida.
Vamos pegando hacia arriba la masa, por toda la cazuela como vemos en la foto, una vez cocida, eso también es esencial y si dejamos que se nos agarre un poquito la masa en el fondo, sin llegar a quemarse, queda de lo más riquísimo...
Por otro lado en una buena olla hacemos el caldo, que puede ser con pescado o como en este caso sin él, pero con pimientos asados y un ajo picado, algo de guindilla que le da el puntito de gracia al plato.
Este caldo normalmente se suele hacer en crudo, con pimientos secos, tomates, cebolla, aceite, agua, pimentón dulce, ajo y como he dicho anteriormente, pimientos asados, que quedan deliciosos,
Se puede elaborar también con un sofrito hecho con las verduras si queremos potenciar el sabor, dependiendo de cada casa o familia se hace de una u otra forma, con sofrito o en crudo.
Aconsejable comer recién hechas y en la misma cazuela donde hemos cocido la harina, a la cual le ponemos el caldo por encima, una buena cantidad, y a comer.... que ricas... !!!
Imprescindible cuando hay bastantes comensales y poco espacio, coger una cucharada echarse hacia atrás y dejar al siguiente comensal espacio para poder comer, esto es un ir y venir sin parar...
Otro día os pongo esta receta, aunque en el blog ya tengo publicada alguna receta de gachas con caldo...

Momento gachas.... cuando veo las imágenes todavía recuerdo el sabor tan rico que tenían....


Pues como había que abrir boca con algún que otro aperitivo, os dejo parte de la mesa y de los platos que preparamos mientras terminaban de hacerse las gachas, que fueron más, aquí todavía no estaban todos puestos, pero deje aparcada la cámara por un momento, la ocasión lo merecía.
Todo ligerito, como veis...


Y aunque quedar lo hicimos para comernos este tradicional plato de mi tierra, los postres no podían faltar en este evento, ni en ninguno, así que, para el café y tradicionales también de la gastronomía española nos deleitamos con estos coquitos, facilitos de hacer, económicos y deliciosos,
os animo a prepararlos y si los degustáis con amigos o en familia seguro que os saben mejor...

Ingredientes

2 claras de huevo
1 bote de leche condensada pequeño
1 bolsa de coco rallado

y mucho cariño

Elaboración

Empezamos calentando el horno a 150º.
En un bol mezclamos la leche condensada y el coco rallado.  Debe de quedar bien integrado.
Montamos las claras a punto de nieve.
Mezclamos las claras con la leche y el coco con movimientos envolventes para que no se bajen.
Dejamos reposar unos minutos en el frigo.
Forramos una bandeja de horno con papel de hornear.
Hacemos bolitas o tipo rocas, o la damos la forma deseada a los pastelitos y los ponemos sobre el papel dejando espacio entre ellos.
Podemos utilizar una manga con boquilla rizada.
Llevamos al horno y cocinamos hasta que estén doradas, se hacen pronto así que debemos estar pendientes. Cuando veamos que el copete está dorado ya los tenemos.
Sacamos y dejamos enfriar completamente, no tocarlas pues se rompen.
Fáciles... verdad ?, pues ricos más todavía.

martes, 18 de octubre de 2016

POLLO CON PATATAS Y CHAMPIÑONES

Nada... que después de las vacaciones me está cayendo de todo.... puffff....menos la lotería...o un buen plato de gambas o de jamón de bellota... que ya quisiera yo que fuese eso...
así que ahora le ha tocado a la gripe... y de la buena... cosas del tiempo o de esta estación... pero claro con este tiempo que tenemos es normal... salimos a primera hora con una ropa, sobre el mediodía unas calores todavía, que más bien parece que llega el verano en vez del invierno....
espero que la suerte se vaya ahora para otro lado...jjjj... y que disfrute del otoño y sus platos un poco... que veo se me pasa esta estación del año y no me da tiempo de elaborar algún plato con productos de este mes...
De momento os dejo una receta sencilla y rica... una de esas que la preparamos sin apenas darnos cuenta y que saboreamos de lo lindo...
Nuestro pollo tan socorrido y con el que preparamos deliciosos platos.
Se tarda más en contaros la receta que en preparar este pollo, bueno hay que echarle un ratillo pues tenemos que sofreír la carne, las patatas y los champiñones, pero bien merece la pena el tiempo utilizado en esta elaboración, ya me contaréis.
Seguro que os gusta....
Feliz semana !!!

Podéis preparar este plato con el pollo troceado más grande, yo para que no se entretengan mucho mis comensales lo he elaborado con trozos más pequeños y todo deshuesado y sin piel, facilito de comer, vamos para que no pierdan tiempo en terminarlo....jjjj

Ingredientes

1 pollo grande, o muslos, contramuslos y pechuga
1 cabeza de dientes de ajo
1 lata de champiñones enteros
1 vaso de vino blanco
aceite de oliva
sal
pimienta molida
3 ó 4 patatas

Elaboración

Lo primero que hacemos es preparar el pollo al gusto de cada cual,
Trocearlo pequeño o grande, quitarles la piel o no, deshuesarlo o dejarlo con sus huesecitos si os gustan repelarlos luego.
Como bien os digo, cada cual parta la carne al gusto.
En una sarten ponemos aceite de oliva y sofreímos la carne junto con unos 7 ú 8 dientes de ajo pelados y enteros. Salpimentamos al gusto.
Una vez que tenemos la carne hecha la sacamos a una fuente.
Cortamos en trozos medianos las patatas peladas y las freímos en ese aceite, ponemos un poco de sal y una vez hechas, no demasiado tiernas las sacamos y reservamos con la carne.
En una cazuela ponemos otros 6 ó 7 dientes de ajo enteros y pelados junto con los champiñones escurridos a sofreír. Le ponemos un poco de sal.
Agregamos a la cazuela la carne y las patatas,  envolvemos todo bien e incorporamos el vaso del vino. Llevamos a hervir y bajamos el fuego.
Dejamos cocinar unos 10 minutos hasta que se evapore el alcohol y quede la carne y las patatas jugosas.
Apartamos del fuego y listo para degustar este pollo, si nos queda no os preocupéis que está mucho más bueno después...

lunes, 10 de octubre de 2016

PASTEL SALADO DE JAMON Y QUESO

De cara al fin de semana intento preparar algo más especial, suelo hacer algún pastel salado, quiche, pizzas... sobretodo las noches de los viernes y sábados.
Hace tiempo vi este pastel en una revista e incluso en diferentes blog de cocina.
Me llamó la atención lo fácil que parecía y la buena presencia que tiene.
Se trata de hacer una bechamel con queso para que nos quede un pastel de lo más jugoso. entre medias le ponemos jamón cocido, de buena calidad a ser posible, o jamón serrano, pavo frío....
y pan de molde, que a mi me gusta para este tipo de pasteles pan sin corteza, si vosotros lo compráis con ella se la cortáis con un cuchillo y ya está.
Si os gusta el queso esta es una deliciosa opción para vuestras cenas.
Queda un pastel muy vistoso y hacemos un plato completo acompañándolo con una buena ensalada.
Pues bien, no me equivoque, lo preparé para una de esas cenas de fin de semana y la verdad que quedó riquísimo, es muy fácil y se prepara en poco tiempo.
Además si nos queda pastel, al día siguiente cortamos lo que nos vayamos a comer, si lo queremos templado le damos un toque en el horno o en el micro, que es como mejor queda, pues el queso vuelve a fundirse y si no... lo comemos tal cual.
Espero que os guste como así lo fue entre mis comensales.
Feliz semana !!!

Queda delicioso y recién sacado del horno con el queso fundido ni os cuento como está...

Ingredientes 

9 rebanadas de pan de molde sin corteza
4 lonchas de jamón cocido grandes, (no demasiado finas) o pavo cocido, jamón serrano... al gusto
6 lonchas de tranchetes
50 g. de mantequilla
50 g de harina de trigo
500 ml de leche
120 g de queso rallado emmental
pizca de sal
pizca de pimienta molida

queso rallado para decorar, emmental, 4 quesos... o al gusto, pero que gratine y se funda bien

Elaboración

Calentamos el horno a 180º.
Forramos un molde tipo plum cahe con papel de horno, o solamente le ponemos una tira cubriendo la base del molde a todo lo largo, incluidos los lados, para luego poder sacar sin problemas el pastel, lo habremos untado anteriormente con mantequilla antes de poner el papel. Reservamos.

En un cazo ponemos la mantequilla al fuego para hacer la bechamel.
Cuando se haya fundido la mantequilla incorporamos la harina y removemos para que se cocine pero no se queme.
Templamos la leche unos segundos en el microondas.
Una vez esté hecha la harina vamos echando la leche templada poco a poco.
Removemos sin parar hasta que está todo bien unido y hayamos conseguido una bechamel sin grumos.
Le ponemos un poco de sal y pimienta. Volvemos a removemos y le agregamos el queso integrandolo bien en la mezcla.

En el molde que tenemos reservado con el papel ponemos una capa de rebanadas de pan de molde,
las acoplamos bien, si es necesario las recortamos.
Encima ponemos jamón cocido y sobre éste una capa de bechamel y la mitad de lonchas de tranchete.
Colocamos otra capa de pan de molde, otra de jamón cocido, otra de bechamel y los tranchetes restantes.
Terminamos con una última capa de pan de molde y cubrimos con la bechamel que nos quede.
Ponemos el queso rallado esparcido por encima.
Metemos el molde al horno y cocinamos unos 25 ó 30 minutos.
Sacamos del horno y lo dejamos reposar unos 10 minutos antes de desmoldar el pastel.
Servimos cortado en rebanadas gruesas y acompañado con unos tomates cherry o una ensalada.
Sencillo... verdad ? Pues queda riquísimo.

lunes, 3 de octubre de 2016

ENSALADA DE QUINOA

La quinoa está de moda en la gastronomía más que nunca, ya es fácil encontrarla en cualquier supermercado.
La quinoa es una semilla pero con características únicas al poder consumirse como un cereal.
Contiene, si las comparamos con algún cereal, muchas mas proteínas y grasas casi todas insaturadas
destaca la presencia de ácidos omega 6 y omega 3.
Destacar su alto aporte de fibra, y el contenido de potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc, vitaminas de complejo B y E.
Beneficiosa especialmente en personas celiacas ya que no contiene gluten.
Por su alto contenido en fibra es beneficiosa para el estreñimiento.
Ayuda a controlar los niveles de colesterol e ideal para los que siguen una dieta vegetariana.
Así, que... a que esperas para prepararla...
           !!! Feliz semana !!!
Aprovecho que mañana es San Francisco 
para felicitar a tod@s l@s Francisc@s... especialmente a mi marido y a mi hijo...
mi suegro, mis amigas y compañeras Paquis y todos y todas los que celebran este día...
               Felicidades y muchos, muchísimos besossssss !!!

Para utilizar bien la quinoa, y aunque viene toda la explicación en el envasado, debemos lavarla antes de su consumo, no hay que remojarla, solamente bajo el agua de manera que se quite la capa que recubre la semilla, pues si no amargaría el resultado final de nuestro plato.
Debemos de tener cuidado en este paso ya que la semilla es pequeña, un colador espeso o un tamiz nos sirve.
Luego tan solo nos queda hervirla como si se tratara de cocer arroz, colarla y lista para preparar nuestros platos.
En esta ocasión os dejo una rica ensalada, pero más adelante pondré otros platos preparada con ella.
Y de postre sandía...que fresquita está divina.


Este plato lo preparo mi suegra este verano y disfrutamos a lo grande de cada cucharada cuando llegamos de la playa, que rica y si queda, sin problemas, pues todavía está mucho más buena.
No le pongáis la salsa en la ensalada, sino al servirla y mejor que cada cual se ponga la cantidad que quiera.
Vamos con la receta.... ya sabéis los ingredientes que cada cual les ponga los que les guste... o tenga en ese momento.

Ingredientes

quinoa
aceitunas rellenas
queso manchego
jamón cocido o pavo
bocas de mar
atún en aceite
pepino
pepinillos en vinagre
1 cebolleta o cebolla dulce

para la salsa
aceite de oliva
vinagre
sal
mostaza
pimienta
1 cucharada de mayonesa
un poco de ketchup

Preparación

Cocemos la quinoa según el fabricante y como os he dicho anteriormente, viene la explicación en el paquete de envasado.
Escurrimos bien y colocamos en un bol amplio.
Cortamos en trocitos las bocas de mar y las añadimos.
Partimos también en trozos, según gusto, el queso, jamón cocido, el pepino pelado y cortado a cuadritos y la cebolla a trocitos y no demasiada cantidad.Agregamos todo al bol.
Incorporamos las aceitunas rellenas, los pepinillos y el atún escurrido de su aceite.
Mezclamos todos los ingredientes bien y dejamos enfriar un poco en el frigorífico (tapado con film el bol o donde coloquemos la ensalada) sobretodo si lo consumimos en días de calor.
Preparamos la vinagreta echando las cantidades a nuestro gusto y mezclamos bien.
Esta vinagreta la echamos una vez servida la ensalada, así cada comensal le pone la cantidad al gusto.
Lista para comer esta ensalada tan rica y sana ensalada.